Artículo: Michelín sin estrella

  • Autor: Elvira Manso
  • Fecha: 06/12/2012
Restaurante Sacha Madrid
  • Tipo de cocina: De Mercado
  • Especialidad: Ostras fritas y escabechadas
  • Dirección: Juan Hurtado de Mendoza, 11 (posterior). Madrid
  • Teléfono: 91 345 59 52

+ info

Llevo años queriendo dedicarle unas palabras a Sacha, uno de mis sitios fetiches, y hoy me parece un gran día. ¿Por qué? Porque estuve anteayer por vigésima tercera vez o… más (jajaja) y sigo pensando, que este sitio es de estrellas Michelin. Qué digo estrellas, necesita el firmamento completo...

Cómo están los mules a la crema, ¡ayyyyyy, dios míooooo!, no vas a dejar de untar pan en ese fantástico pilpil con estragón fresco, ¡¡ofú!! Este tamaño de mejillones me parece una gozada para tomártelos con las manos, porque no las manchas enteras, sólo los deditos, y no tienes que abrir la boca grande, sino chiquita y eso se agradece, y es más fino para nosotras (jajaja).

¿Y los berberechos? Esos berberechos goooordos, gorditossss... Les llaman "a lo simple"; yo les llamo "a lo preñado", jajaja. ¿Simples? Sacha, macho, esos no son simples, son tan hermosos y jugositos que parecen dobles (jajaja).

Y qué os voy a decir de la falsa lasaña de erizo. Me volvió loca, qué delicatessen, qué textura más sexual en boca... ¡¡La leche!! A Sacha, dueño y responsable del nombre del restaurante -que es además de un masajeador de paladares, uno de los mejores fotógrafos de platos; qué interesante, ¿verdad?- se le ocurrió ponernos la llamada tortilla manchada. Pero ya no se va a denominar así en mi argot, porque me pareció genial como nos la presentó, y más aún la explicación tan genial que dio. La tortilla del vago, dijo, sí, sí, porque no se cierra, jajaja. Vamos, que el que sea muy perezoso tira el huevo y por el otro lado na de na, abierta… Me he explicado mal, así que os lo imagináis...

No me da la columna para hablar de las fantasías que tengo en este bistró tan acogedor, romántico y privilegiado para los que amamos la calidez y el buen hacer. Pero no puedo dejar de comentar la señora ventresca de atún, con ese velo de tocinito ibérico, con la que cerramos una divina velada entre amigos. Puffff, sin palabras… solo ruidos!

Ir al restaurante >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.