Crítica: Propuesta fresca y atractiva

  • Autor:
  • Fecha: 27/05/2009

La propuesta de La Tavernetta, inspirada en las cocinas siciliana y sarda,ofrece calidad y buen precio en un ambiente casero, amable y funcional.

La Tavernetta
  • Tipo de cocina: Italiana
  • Especialidad: Caponata
  • Dirección: Orellana, 17. Madrid
  • Teléfono: 91 319 23 90

+ info

Está claro que el consumidor madrileño se sitúa poco a poco en un escalón superior. La eclosión de las cocinas foráneas ha sido de tal calibre que no sólo hemos aprendido a conocerlas, sino que empezamos a diferenciar dentro de ellas. Empezamos con el chino de Jesús y María -un chino que de tal sólo tenía el nombre- y hemos llegado a distinguir entre la cocina cantonesa y el recetario de Sichuan. Con la cocina italiana ha sucedido algo parecido. Arrancamos en la pizza de aluvión y los grandes tópicos construidos en torno a la pasta, y hemos llegado a catalogar las cocinas de origen italiano según su procedencia. Hay un poco de todo, pero en esta división que empezamos a conocer mandan las dos grandes cocinas isleñas: la siciliana y la sarda. No sé a que se debe, pero no deja de ser curioso. El caso es que, por razones históricas y geográficas, éstas son las dos cocinas que nos resultan más cercanas.

Curiosamente, ambas se unen en este nuevo local, sucursal de la Taverna Siciliana, recién abierto junto a la Audiencia Nacional, transformando el antiguo local de una fontanería (planta de calle y sótano) en un espacio amable y funcional.

La propuesta de La Tavernetta resulta interesante, fresca y más que atractiva. Pensada para tiempos difíciles, consigue reunir calidad y precio: una clave que no parece estar al alcance de muchos. La carta tiene pocas complicaciones, pero ofrece calidad y autenticidad. No es poco en un mundo como el de la cocina italiana, en el que las apariencias empiezan a engañar más que nunca (los hay cargados de fama que trabajan mayoritariamente con productos precocinados). La clave la marca el mostrador que cierra la barra: verduras asadas y marinadas en aceite, arancini de arroz, rollitos de berenjena rellenos de mozzarella, embutidos y quesos italianos con denominación de origen... Son la base de los antipasti de la casa, que se completan en cocina con una buena caponata siciliana (guiso de berenjenas, a modo de pisto, condimentada con piñones), una ensalada de hierbas o unas croquetas de cocido. Una propuesta diferente que continúa con las ensaladas (morros, manos de vaca y naranja, burratina con verduras en escabeche), entre las que brillan las sardinas marinadas en vinagre con hinojo. El tercer bloque, dedicado a las pastas, incluye propuestas como los colurgionis, una especie de ravioloni triangulares que incorporan un relleno de patata, queso y menta, o los espléndidos busiati (también llamados macarrones al ferro) con ragú de cerdo ibérico. De postre disfruté con una buena tarta de calabaza.

Ignacio Medina

Vinos y más vinos
La carta de vinos está por encima de lo que acostumbramos a encontrar, pero puede ir mucho más lejos. La oferta de vinos italianos de gama media y media alta se puede completar con las referencias que recoge la bodega de La Taverna Siciliana, apenas a tres manzanas de distancia. Si se es un buen conocedor de los vinos italianos, merece la pena dejarse aconsejar.

Fecha de publicación de esta crítica: 29/05/2009

Ir al restaurante >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.