La Mamona de Chamberí

Esta cervecería moderna con aires mediterráneos se convierte en terraza de verano y oculta una discoteca bajo las escaleras.

El Grupo Lalala convierte en oro todo lo que toca, y La Mamona no iba a ser menos. La nueva hermana de La Malcriada, La Lianta y La Bientirada ha tar­dado menos de un mes en con­vertirse en el nuevo place to be de Ponzano.

Los feligreses del grupo acuden en masa, sedu­cidos por un concepto que fu­siona una cervecería contem­poránea con un sorprendente interiorismo y una carta medite­rránea diseñada para estimular todos los sentidos. La Mamona de Chamberí es una maxicerve­cería situada en el número sie­te de la popular calle Ponzano que, tras el éxito de su gemela de Aravaca, ha replicado la im­ponente barra central y la deco­ración de lujo para convertirse en el lugar perfecto para degus­tar platos mediterráneos en una de las calles más foodies de la capital. Más allá de la barra, ro­deada por mesas altas, el salón, acogedor y elegante se convier­te en verano en una terraza. Y es que cualquier momento del año es bueno para probar su tortilla de bacalao, el entrecot fileteado o las zamburiñas, algunos de los platos estrella de La Mamona. El horno Josper en la cocina per­mite hacer creaciones únicas que enamoran a los comensa­les. El resto lo consigue el buen ambiente a cualquier hora, ese toque canalla y cuidado caracte­rístico del Grupo Lalala que con­sigue que sus locales se llenen de gente guapa con ganas de pasarlo bien.

La Que Faltaba, el sótano marchoso

Por si fuera poco, bajo las es­caleras de La Mamona de Chamberí se esconde un lugar para dar rienda suelta a nues­tro carácter más trasnochador. A partir del miércoles y a últi­ma hora de la tarde el ambiente noctámbulo de la calle Ponzano se alarga hasta el sábado en La Que Faltaba, una discoteca de 300 metros cuadrados con mú­sica en directo y sesiones de dj donde las copas cogen el re­levo de las cervezas y los vinos de arriba y el bailoteo se alarga hasta la madrugada. Un espacio joven y desenfadado que los fi­nes de semana abre hasta las 6 de la mañana y viene a dar al barrio el carácter noctámbulo y gamberro del que carecía. Pues eso, ‘la que faltaba’.

Autor: Laura S. Lara Fecha de actualización: 24/01/2019

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.