AVISO: pese a la cancelación y el cierre de eventos y salas, en Guía del Ocio vamos a continuar informándote de alternativas para que disfrutes del ocio desde casa.

Artículo: Vidas paralelas

  • Autor: E. Dochapeu
  • Fecha: 30/01/2020

La Fundación Mapfre confronta las obras de los dos grandes de la escultura moderna

Rodin-Giacometti

+ info

Aunque el francés August Rodin (1840 - 1917) y el suizo Alberto Giacometti (1901 - 1966) nunca se conocieron –el segundo se trasladó a París cinco años después de la muerte del primero–, las trayectorias creativas de las dos grandes figuras de la escultura moderna ofrecen notables paralelismos, cierto que no exentos también de sensibles diferencias.

Ambas circunstancias, las convergencias y las divergencias, quedan de manifiesto en la exposición Rodin - Giacometti, que se inaugura en la Sala Recoletos de la Fundación Mapfre. Ambos artistas vivieron en épocas muy diferentes, pese a su proximidad en el tiempo, y ambos reflejaron con su modo de aproximarse a la figura una visión nueva, pero engarzada en su tiempo: Rodin en el mundo del cambio de siglo que precedió a la Gran Guerra y Giacometti en el de entreguerras y el que sucedió a la II Guerra Mundial.

El francés fue uno de los primeros escultores a los que se consideró modernos por su capacidad para expresar conceptos universales como la angustia, el miedo o el dolor, expresividad que el suizo aplicó a reflejar la complejidad de la existencia humana. Otras de las coincidencias y singularidades que pueden apreciarse a través de las cerca de 200 obras reunidas en la muestra son el gusto de ambos creadores por los grupos escultóricos –que en el caso de Rodin ejemplifica icónicamente Los burgueses de Calais, obra que influyó notablemente a Giacometti –y las series– que les permitían ir perfeccionando las figuras casi obsesivamente–, así como el esmero en el modelado y el uso de la deformación.

Ir a la exposición >