Crítica: Vin Diesel revive su saga favorita con cuatro perras y mucho entusiasmo y resultados sorprendentemente dignos

  • Autor:
  • Fecha: 12/09/2013
Riddick

Lo mejor:
La audacia narrativa del primer acto

Lo peor:
Se desinfla a marchas forzadas de ecuador en adelante

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.4
11 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 06/09/2013
  • Director: David Twohy
  • Actores: Vin Diesel (Riddick), Karl Urban (Vaako), Katee Sackhoff (Dahl), Nolan Gerard Funk (Luna), Dave Bautista (Diaz), Noah Danby (Nunez), Jordi Mollà (Santana), Antoinette Kalaj, Bokeem Woodbine (Moss), Raoul Trujillo (Lockspur), Neil Napier (Rubio)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Es posible que no sea un actor de gran registro, y que su currículum sea, cuando menos, mejorable, pero el tesón de Vin Diesel es admirable. Carne de los buitres después del tibio desempeño taquillero del segundo episodio, la franquicia Riddick respira gracias a la cabezonería de un actor enganchado a un personaje al que no quiere dejar morir. De ahí la vuelta a los orígenes, al presupuesto de guerra, a la calculadora. Y es que Diesel y Twohy hacen de la necesidad virtud. Si no hay pasta no te queda otra que rellenar película con líneas de guion allí donde no hay recursos para proponer alucinantes efectos digitales y piruetas técnicas de pantalla verde.

Riddick hace camino porque es honesta consigo misma, porque no se engaña ni engaña a nadie. Es justo reconocer que es imposible sacar más y mejor partido a tan poco personaje, a futurismo tan trillado. Twohy tiene aquí media hora larga para desplegar sus habilidades como narrador mientras el héroe pelea por la supervivencia en un entorno inhóspito. El primer acto, el menos dinámico e "introspectivo" es, sin duda, la mejor baza de una película demasiado larga y demasiado predecible que pierde fuelle haciendo camino, enredada en rutinas de cine de acción estándar.

La clave es una militancia orgullosa en la serie B más simplona, sin complejos, y el impensable recorrido de un héroe de perfil bajo, nihilista y descreído, muy de los tiempos que corren, que otorga un discreto halo carismático a una saga que se resiste con dignidad al desguace desde la libertad de movimientos que da la militancia indie, ajena a las demandas y exigencias de los grandes estudios. Diesel, no hay duda, sabe buscarse la vida, su Riddick es un premio a la constancia. Pocos como él creen tanto y con tal pasión en lo que hacen. Solo por eso merece una ovación.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.