Crítica: Otro noir es posible

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Manhattan sin salida

Lo mejor:
La fotografía nocturna de Manhattan

Lo peor:
No es una película que descubra nada, pero tampoco tiene sentido exigirle más de lo que da

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
5
1 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 21/02/2020
  • Director: Brian Kirk
  • Actores: Chadwick Boseman (Andre Davis), Sienna Miller (Frankie Burns), J.K. Simmons (Capitán McKenna), Stephan James (Michael), Taylor Kitsch (Ray), Keith David (Jefe Spencer), Alexander Siddig (Adi)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2019
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Uno de los aspectos que hacen tan atractiva esta cinta de acción policial firmada por Brian Kirk es su recuperación de un sugerente Manhattan nocturno, escenario antaño muy querido por el género. Buena parte del mérito se la lleva el director de fotografía Paul Cameron, capaz de darle un empaque a imágenes, por lo demás, de cinética vertiginosidad. Manhattan sin salida es un soplo de aire fresco en la era del neonoir, vertiente que no solo ha realizado notables esfuerzos a la hora de deconstruir los códigos del policíaco, sino que además ha introducido una fuerte carga de psicología moral para afrontar antihéroes de psique tortuosa. Esto no sucede en Manhattan sin salida, heredera noble de toda una tradición fílmica que empezó en los 70 y pareció quedarse sin aire en los 90. El Andre Davis que encarna con autoridad Chadwick Boseman es una figura heroica que parece salida del Antiguo Testamento —algo a lo que apelan las resonancias bíblicas en la secuencia de apertura—. Un tipo recto, guiado por un código ético intachable, obligado a lidiar con los retos de un mundo indudablemente complejo, donde todos menos él parecen encontrar subterfugios para desviarse del camino. En definitiva, Manhattan sin salida es rotunda, sólida y muy disfrutable.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.