Artículo: La vida de Pi

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 30/11/2012

Ang Lee despliega todo su ingenio visual en una asombrosa odisea de supervivencia favorita al Oscar.

La vida de Pi
  • Género: Aventuras
  • Fecha de estreno: 30/11/2012
  • Director: Ang Lee
  • Actores: Suraj Sharma (Pi Patel), Gérard Depardieu (Frenchman), Irrfan Kahn (anciano Pi), Rafe Spall (el escritor), Tabu (madre de Pi), Adil Hussain (padre de Pi)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada a menores de 7 años y especialmente recomendada para la infancia

+ info

Finales de noviembre. O lo que es lo mismo, se abre oficialmente la veda. La temporada de premios está a la vuelta de la esquina, y los estudios empiezan a soltar su artillería pesada. La vida de Pi es y será uno de los títulos clave en la carrera. A fin de cuentas Ang Lee es todo un experto en estas lides; ya probó las mieles del éxito y recolectó Oscars con Tigre y dragón y Brokeback Mountain. La baza de lo nuevo del director taiwanés es su asombrosa capacidad para empatizar con toda clase de público. Al fin y al cabo ¿a quién no le gustan los cuentos y las fábulas? Eso es exactamente La vida de Pi, la pelea a brazo partido de un joven con su propio lado oscuro, su búsqueda del sentido último de la vida y una parábola acerca de un viaje imposible, en el que la imaginación y la memoria se mezclan hasta hacerse indistinguibles.

Con un tono narrativo muy cercano al Tim Burton de Big Fish y al Tarsem Singh de The Fall, Lee añade un nuevo registro a su ya de por sí versátil filmografía poniendo en imágenes la aclamada novela homónima de Yann Martel, juzgada por muchos como inadaptable, como material cinematográfico inviable. Lee, que enfrenta La vida de Pi como casi todos sus proyectos, como un encargo que acaba siendo cine irrenunciablemente suyo, regala una experiencia visual de incalculable belleza plástica y, además, uno de los mejores y más logrados ejemplos de cine tridimensional hasta la fecha. Al fin, de hecho, el 3D tiene sentido en una película de sentimientos. Filmada a caballo entre India y Taiwan, con un reparto sin grandes nombres, la cinta se sumerge en el viaje espiritual de Pi, un adolescente indio muy inquieto que, desde niño, busca respuesta a las grandes preguntas de la existencia. Feliz en su pequeño paraíso terrestre, en el zoo de su padre, en el que se cría rodeado de bestias maravillosas, Pi acepta con resignación la decisión familiar de abandonar la India con destino a Canadá huyendo de la convulsa situación política que sacude su país natal.

El viaje, a bordo de un carguero japonés y en compañía de buena parte de los animales del zoológico, acaba en tragedia cuando una tormenta hunde el buque en el océano, con Pi como único superviviente a bordo de un bote en compañía de Richard Parker, un tigre de Bengala con el que tiene más cosas en común de lo que sugieren las apariencias. Como náufrago a la deriva, y en compañía de un indomable felino hambriento, Pi se enfrenta a una odisea de supervivencia épica, en el transcurso de la cual se encontrará a sí mismo mientras el consciente y el subconsciente se mezclan generando una extraordinaria historia de superación.

Y además

Ang Lee en seis claves

NUEVA OLA TAIWANESA

Ang Lee cuajó como punta de lanza del filón taiwanés de principios de los 90 (que tuvo en Edward Yang o Tsai Ming Liang a otros ilustres exponentes). Debutó con Manos que empujan en 1992, pero fueron El banquete de boda y Comer, beber, amar, ambas candidatas al Oscar, su carta de presentación en la industria anglosajona.

DE LONDRES A HOLLYWOOD

Convertido en uno de los directores asiáticos más admirados en Occidente, Lee vuela a Londres en 1995 para bucear en el universo Jane Austen y debutar en el cine anglosajón con Sentido y sensibilidad, candidata a múltiples Oscar. Dos años después disecciona la crisis de la clase media americana filmando en Hollywood por vez primera con La tormenta de hielo.

LA RESURRECCIÓN DEL WUXIA

El cine de artes marciales era carnaza de friquis de la serie B hasta que Ang Lee decidió reinventarlo inaugurando una nueva edad de oro para el género (en años sucesivos se suman al filón casi todos los grandes del cine chino-taiwanés). Tigre y dragón arrasó en todo el mundo y conquistó el Oscar a la mejor película extranjera.

SUPERPRODUCCIÓN DE AUTOR

Rara vez Lee se ha dejado tentar por el cine comercial americano, pero en 2003 hizo una excepción y no salió muy bien parado. Su incursión en el universo Marvel con Hulk fue recibida con frialdad por parte de crítica y público. Tal es así, que la franquicia se refundó de la mano de Louis Leterrier hace cuatro años.

OTRA FORMA DE MIRAR EL WESTERN

En 1999, en plena inmersión, tras La tormenta de hielo, en la cultura estadounidense, Lee probó suerte en uno de los géneros USA por antonomasia, el western. Cabalgar con el diablo fue una película menor. Todo lo contrario que Brokeback Mountain en 2005, el primer neo-western gay de la historia, y la película que le regaló el Oscar al mejor director.

RETORNO A ORIENTE

Con frecuencia se ha acusado a Lee de traicionar y abandonar sus raíces orientales seducido por Hollywood, y aunque La vida de Pi viaja a un Oriente, la India, que no es el suyo, el cine de Lee volvió a hablar chino en 2005 con Deseo, peligro, una envolvente epopeya histórica y erótico-romántica.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.