Artículo: El origen del colapso económico

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha: 22/01/2016

Adam McKay recurre a intérpretes de primera categoría en esta comedia negra sobre la crisis.

La gran apuesta
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 22/01/2016
  • Director: Adam McKay
  • Actores: Christian Bale (Michael Burry), Brad Pitt (Ben Rickert), Ryan Goslin (Jared Vennett), Karen Gillan (Evie), Marisa Tomei (Cynthia Baum), Finn Wittrock (Jamie Shipley), Melissa Leo (Georgia Hale), Rafe Spall (Danny Moses)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Pocos podíamos imaginar que Adam McKay, realizador y guionista ligado en sus orígenes a Saturday Night Live, llegaría un día a competir en cinco categorías de los Oscar, incluyendo mejor película y director. Tras rodar algunas comedias tan notables pero lamentablemente infravaloradas como Hermanos por pelotas, Anchorman: la leyenda de Ron Burgundy o Pasados de vueltas, McKay varía su registro, pero no su confianza en la comedia como espacio creativo, para contar la historia real de un grupo de outsiders que descubren una verdad que nadie quiere asumir: la quiebra inminente del sector inmobiliario norteamerica una recesión global en lo que, tal vez, sean los últimos coletazos del capitalismo. Ajena a convencionalismos narrativos, el director cuenta la historia como si se tratara de una película de atracos y estafas, acaso la manera más apropiada que ha encontrado el cine hasta el día de hoy para acercarnos al fraude que hizo tambalearse el sistema. Divertida pero profundamente sombría, La gran apuesta arranca cuando el inversor Michael Burry, creador de Scion Capital, llega a la conclusión de que debe apostar contra el mercado inmobiliario estadounidense. Esto abrirá los ojos, entre otros, a Mark Baum y Jared Vennett, internándolos en el reverso tenebroso del sistema bancario del siglo XXI.

El libro de Michael Lewis

Con rigor pero, por momentos, en clave humorística, el periodista Michael Lewis, antiguo analista en Salomon Brothers y enemigo abierto de la ética imperante en Wall Street, se propuso relatar cómo varios inversores aprovecharon una oportunidad bajista insólita en la historia financiera de los Estados Unidos apostando en contra de las hipotecas basura que proliferaban. Su crónica, hilarante y amarga a partes iguales, fue la principal fuente de inspiración de Adam McKay en una película que adoptaría incluso el título del libro.

Los visionarios

CHRISTIAN BALE Michael Burry, antiguo neurólogo con síndrome de Asperger, averiguó la turbia realidad oculta tras los bonos hipotecarios de calificación elevada.

RYAN GOSLING Aprovechando el descubrimiento de Burry, el banquero Jared Vennett convence a Mark Baum para que invierta millones en seguros de impago de deuda.

STEVE CARELL Marcado por una terrible tragedia, Mark Baum intentará no convertirse en un estafador más cuando el tinglado empiece a resultar más que evidente.

FINN WITTROCK Jamie Shipley es un joven gestor financiero que, iluminado por la revelación de Burry, busca a un mecenas que pueda ayudarlo a apostar contra Wall Street.

JOHN MAGARO Inexperto pero brillante y amante del riesgo, Charlie Geller, compañero y amigo de Shipley, quizás haya dado con la clave para embolsarse unos millones.

BRAD PITT Ben Rickert es un banquero desencantado reconvertido en ecologista conspiranoico. Asesorará a Shipley y Geller en su arriesgada operación.

Y además

La doble cara de la comedia

Habitual colaborador del actor y escritor Will Ferrell, Adam McKay es el responsable de algunos de los trabajos más brillantes del cine americano reciente en el ámbito de la comedia. Su inventiva concepción de la escena a partir de la improvisación ha dado lugar a cintas tan entretenidas como perversas en su radiografía de distintos aspectos de su país de origen. Su producción anterior a La gran apuesta, Los otros dos, ya ponía el dedo en la llaga señalando a los grandes culpables de la crisis actual.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.