Buscar
Imprimir

Crítica: Creatividad vs Marca

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Kingsman: El círculo de oro

Lo mejor:
La primera hora, llena de ideas visuales y filones discursivos prometedores

Lo peor:
Es el film más "comodón" de Vaughn hasta la fecha

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.3
11 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 22/09/2017
  • Director: Matthew Vaughn
  • Actores: Taron Egerton (Gary ´Eggsy´ Unwin), Colin Firth (Harry Hart), Pedro Pascal (Agente Whiskey), Channing Tatum (Agente Tequila), Halle Berry (Ginger), Mark Strong (Merlin), Julianne Moore (Poppy)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., Reino Unido, 2017
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Quizás el mayor obstáculo al que ha de enfrentarse Kingsman: El círculo de oro es la expectativa generada por un prólogo vertiginoso y elegante, al borde de lo animado, que nos ilusiona con que Matthew Vaughn, uno de los cineastas británicos más talentosos del mainstream actual, se haya atrevido a desmelenarse finalmente, algo que vaticinaba el magnífico film original. Sin embargo, tras una hora excelente cargada de presentaciones prometedoras -esa psicópata nostálgica del mito aúreo de los años 50 americanos, o Tequila, un vaquero pasado de rosca- e ideas provocativas, Vaughn parece progresivamente más interesado en hacer de Kingsman una marca propia que un nuevo laboratorio audiovisual: como en las secuelas menos inspiradas, se suceden las reminiscencias argumentales del largometraje previo, la insistencia en la conexión sentimental del espectador con unos personajes que ya conoce y una complacencia en las formas y modos que colisiona con el talante irreverente que ostenta la cinta. Eso sí: Kingsman: El círculo de oro sobrevive a todo ello, y aunque desaprovecha algunos filones -lo relacionado con los Statesman, el conflicto de valores y culturas, daba más de sí-, es un entretenimiento muy sólido y en varias ocasiones brillante.

Ir a la película >