Crítica: Mata-Hari en pantuflas

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Espías

Lo mejor:
El fulgor cómico del reparto, especialmente Melissa McCarthy

Lo peor:
Su duración se antoja excesiva

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.1
27 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 26/06/2015
  • Director: Paul Feig
  • Actores: Melissa McCarthy (Susan Cooper), Will Yun Lee (Timothy Cress), Miranda Hart (Nancy), Carlos Ponce (Ryan), Jason Statham (Rick Ford), Jude Law (Bradley Fine), Rose Byrne (Raina Boyanov), Morena Baccarin (Karen Walker), Allison Janney (Elaine Crocker), Bobby Cannavale (De Luca)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

El acontecimiento que da título a La boda de mi mejor amiga (2011), segundo largometraje en clave humorística de Paul Feig tras ¡Peligro!, menores sueltos (2006) , le sirve a Annie ( Kristen Wiig) para constatar la sucesión de pequeños fracasos que han punteado su existencia. No obstante, su infelicidad tiene menos que ver con los rigores de una realidad a menudo cruel que con su actitud, siempre pendiente de cumplir lo que la sociedad espera de una mujer que ya comienza a atisbar la luz al final del túnel de la treintena.

 Los relatos, amargos en un principio y finalmente catárticos, en torno a los ires y venires de personajes femeninos que terminan por rebelarse no solo contra los dictados sociales, sino también contra las limitaciones autoimpuestas, ocupan un papel central en las tres últimas producciones del cineasta y guionista Paul Feig, próximo desde sus inicios en la serie Freaks and Geeks (1999-2000) a la Factoría Apatow, siendo a día de hoy uno de los mejores escritores y directores de intérpretes en el ámbito de la comedia estadounidense.

  Espías, tercera colaboración entre Feig y la actriz Melissa McCarthy, no responde a los parámetros habituales de la parodia de géneros cinematográficos. Si Cuerpos especiales (2013) era una canónica buddy movie policial, Espías se adscribe, punto por punto, a los códigos de las películas de espionaje bondescas, haciendo lo posible por funcionar como tal y consiguiéndolo moderadamente bien gracias a una más que correcta labor de realización. Ajeno a las intenciones de spoof spy movies como Top Secret! (1984), Espía como puedas (1996), Johnny English (2003) o Superagente 86 de película (2008), el filme encuentra en el género -sobre todo, en los arquetipos de masculinidad y feminidad que tanto se prodigan en él- formas propicias para explorar las cuestiones identitarias y generacionales que han inquietado al director a lo largo de su filmografía.

 Así pues, Susan Cooper (McCarthy), agente de la CIA cuarentona y oronda que encaja a la perfección en la galería de frustradas antiheroínas de Feig, termina poniendo patas arriba las expectativas sociales en torno a su género, edad y condición física. Sin embargo, la ficción no concluye con ningún discurso aleccionador; su estrategia, mucho más honesta, consiste en cederle a la carismática, torrencial y camaleónica McCarthy -que en Espías varía con alarmante naturalidad de registro interpretativo- el protagonismo absoluto de esta cinta hilarante y encantadora, aunque quizás excesivamente larga y derivativa. Rose Byrne, Miranda Hart y, muy especialmente, un desbocado Jason Statham entregado gozosamente a la autoparodia, potencian el alcance cómico de un trabajo que, sin recurrir al piloto automático, alterna armónicamente diálogos chabacanos con gags físicos retorcidos y notablemente orquestados.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.