Crítica: Orgullo marine

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El único superviviente

Lo mejor:
Las escenas de acción están muy bien resueltas

Lo peor:
Un maniqueísmo de película de Guerra Fría

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.4
29 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 01/01/2014
  • Director: Peter Berg
  • Actores: Mark Wahlberg (Marcus Luttrell), Taylor Kitsch (Michael Murphy), Emile Hirsch (Danny Dietz), Ben Foster (Matt ´Axe´ Axelson), Yousuf Azami (Shah), Ali Suliman (Gulab), Eric Bana (Erik Kristensen), Alexander Ludwig (Shane Patton), Rich Ting (James Suh), Dan Bilzerian (Healy), Jerry Ferrara (Hasslert)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En La sombra del reino Peter Berg se atrevía a responsabilizar a las turbias relaciones de su gobierno con la aristocracia saudí de los atentados de las Torres Gemelas, y de estos lodos que trajeron a aquellas aguas. Al menos lo hacía en unos títulos de crédito muy provocadores, cuya incendiaria moraleja política, bien es cierto, quedaba un tanto diluida en la ejecución del relato. El único superviviente es la otra cara de la moneda. Loa Beg aquí el heroísmo intrínseco del militar estadounidense que defiende los intereses de su país en territorios tan hostiles como Afganistán, en un combate, con aire de Cruzada, y por tanto sancionable como guerra justa, contra el integrismo islámico.

Una visión blanca y condescendiente con el poder, que reinterpreta el cine bélico a la manera de antaño. Berg no aplaude a los marines estadounidenses que, desperdigados en exóticos frentes, dejándose la vida en escarpados valles y lejanos desiertos, cumplen escrupulosamente con su deber, al servicio de una idea innoble, de un interés bastardo al que son completamente ajenos. No, El único superviviente es cine militarista y patriota, porque el elogio, muy legítimo, del espíritu de corps de los marines, del heroísmo de algunos de sus integrantes en frentes infernales va acompañado de un cierto tufillo reaccionario que estriba en defender la política exterior estadounidense y en vender la vaina de la defensa inflexible de la libertad y la democracia en cualquier escenario donde esta esté en peligro de muerte.

Un discurso extremadamente simplista, muy visceral en torno a la odisea de supervivencia de cuatro marines aislados en un impenetrable valle afgano, acosados por los talibanes, cuyo ejemplar desempeño del deber, lo que los sitúa en un plano moral muy superior al de los nativos, provocó una verdadera carnicería y un considerable número de bajas en el bando "bueno", es decir, el estadounidense.

Berg es incapaz de mantenerse neutral, se deja llevar por el entusiasmo patriótico y por la admiración incondicional a los héroes que inspiraron el drama (basado en hechos reales). Esa explícita parcialidad es una losa demasiado pesada en un drama bélico, por otro lado, absorbente y muy bien ejecutado. A ratos El único superviviente está más cerca de Los mercenarios que de una cinta bélica fiel, como pretende, a la realidad política y militar del Afganistán moderno. Los afganos caen como conejos al primer disparo, mientras los fornidos y heroicos marines resisten en pie coleccionando heridas de bala y huesos rotos con una entereza improbable.

Cierto que la persecución y asedio de los cuatro sufridos soldados está filmada con enorme oficio, pero las dosis de vísceras y violencia están ahí, o eso parece, para resaltar el orgullo, la entereza moral y la resistencia física sobrehumana de los buenos frente a los malos. El único superviviente es una buena película de acción bélica lastrada por sus muy discutibles intenciones. Una cosa es rendir homenaje al soldado caído, y otra beatificarlo jaleando no solo su desempeño en el campo de batalla sino también la superioridad moral que lo diferencia del talibán traicionero.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.