Buscar
Imprimir

Artículo: Vuelta al principio

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha: 06/10/2017

Miguel Ángel Solá es un anciano judío en un raro viaje hacia su doloroso pasado.

El último traje
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 06/10/2017
  • Director: Pablo Solarz
  • Actores: Miguel Ángel Solá (Abraham Bursztein), Ángela Molina (María), Martín Piroyanski (Leo), Natalia Verbeke (Claudia), Olga Boladz (Gosia), Jan Mayzel (Piotrek), Julia Beerhold (Ingrid)
  • Nacionalidad y año de producción: España, Argentina, 2017
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

En su segunda película tras la simpática comedia román­tica Juntos para siempre, el ci­neasta y guionista argentino Pablo Solarz decide aportar su visión particular de un tema lar­gamente transitado por el cine de las últimas décadas: la co­munidad judía recorriendo el la­berinto de la memoria, surcado por su dolorosa experiencia del Holocausto. Un drama melancó­lico y amargo que no le da la es­palda al registro cómico define una película cuyo epicentro es el veterano actor Miguel Ángel Solá, quien, maquillaje median­te, se transforma en un ancia­no de 88 años atrapado por un pasado que dejó una marca in­deleble en su alma. Pero, ¿qué sentido tiene volcarse sobre el recuerdo de un mundo que des­apareció tiempo atrás? ¿Hay acaso alguna alternativa en la vejez que la de replegarnos so­bre los días que jalonaron nues­tra existencia?

Estas son algu­nas de las preguntas que lanza al espectador El último traje, cu­yo personaje central es Abra­ham Burzstein, un anciano sas­tre que ha decidido emprender una ambiciosa misión en sus últimos años de vida. Se trata de viajar desde Argentina has­ta Polonia para reencontrarse con el hombre que lo cambió to­do: aquel que, en los ominosos tiempos del Holocausto, supo librarlo de una muerte segura. El viejo pretende cumplir seten­ta años más tarde la promesa que le hizo a su amigo: regresar a contarle la vida que ha podi­do vivir gracias a él. Se encon­trará con otros personajes que persiguen, entre frustraciones, sus sueños particulares, llegan­do a empatizar con el periplo de Abraham.

Ir a la película >