Crítica: El maravilloso mundo de los pájaros a vista de hombre en la nueva y descafeinada comedia animalística de David Frankel

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El gran año

Lo mejor:
Un planteamiento que se sale de la norma

Lo peor:
Que las ideas brillantes se agotan todas a las primeras de cambio

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
5
2 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 08/06/2012
  • Director: David Frankel
  • Actores: Jack Black (Brad Harris), Owen Wilson (Kenny Bostick), Zahf Paroo (Prasad), John Cleese (Narrador del montaje histórico), Rosamund Pike (Jessica), Kevin Pollak (Jim Gittelson), Joel McHale (Barry Loomis), JoBeth Williams (Edith Preissler), Paul Campbell (Tony), Cindy Busby (Susie), Greg Kean (Computer Birder), Anjelica Huston (Annie Auklet)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

David Frankel es colega de los animales. Ya nos vendió las bondades del mundo perruno en Una pareja de tres, que es uno de los primeros melodramones cánidos no infantiles de la historia, y cuya aguda sensiblería era un jeroglífico para los profanos (como un servidor) en el apasionante mundo del perro. El gran año insiste en esa misma línea pero con un tema aún más espinoso: la ornitología. Sí, lo nuevo de Frankel es tan comercial como una película de Jaime Rosales, más o menos.

Cine por y para amantes de los pájaros, el resto esbozarán una sonrisa de vez en cuando pero igual se pierden el verdadero cariz de la guasa, la cinta se propone como un homenaje a los habitantes del aire y, más importante aún, otra vez, como un estudio cuasi etológico sobre el efecto balsámico que los animales tienen en las personas. Es decir, otra celebración de fraternidad humano-animal con la misma premisa, hacer reír pero sin entusiasmos.

De hecho, y más allá de los acertados flirteos de la cinta con la comedia del absurdo, El gran año castiga a Jack Black y Steve Martin con un guion en el que no se les consiente explorar sus tics histriónicos de costumbre. Y es verdad que es una comedia heterodoxa y felizmente rara para el contexto en el que se supone ha de moverse, pero también lo es que el globo se desinfla a ojos vista, y la excentricidad pronto deviene monotonía, a secas. El gran año va de más a menos.

Tiene guasa solo relativa y cojea del mismo pie que la citada Una pareja de tres, acaba olvidándose de ser lo que debería ser, virando hacia el drama, y frunciendo el ceño para aparentar ser una película con cosas serias que decir. No lo es, y eses es el principal problema, que Frankel cree que sí.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.