r_295 ), array( 2, false, "\n", $arr_296 ) ) ); ?> $arr_69, $arr_72 ), array( 2, false, "", $arr_164 ), array( 4, false, "undef", $arr_165, $arr_166 ), array( 2, false, false, $arr_167 ) ) ); ?> David Slade no aporta absolutamenta nada reseñable a una saga con un público fijo sin el menor interés en incrementar su audiencia / Críticas / Eclipse / Archivo películas - Guiadelocio.com

Crítica: David Slade no aporta absolutamenta nada reseñable a una saga con un público fijo sin el menor interés en incrementar su audiencia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Eclipse

Lo mejor:
El prometedor prólogo

Lo peor:
Las tonterías que salen por la boca de Cullen/Pattinson

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
102 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Fantástica
  • Fecha de estreno: 30/06/2010
  • Director: David Slade
  • Actores: Kristen Stewart (Bella Swan), Robert Pattinson (Edward Cullen), Taylor Lautner (Jacob Black), Billy Burke (Charlie Swan), Ashley Greene (Alice Cullen), Jackson Rathbone (Jasper Hale), Nikki Reed (Rosalie Hale), Kellan Lutz (Emmett Cullen), Elizabeth Reaser (Esme Cullen), Dakota Fanning (Jane), Bryce Dallas Howard (Victoria), Jodelle Ferland (Bree)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Prometían que lo de fichar a David Slade era un paso adelante, que se trataba de buscarle las cosquillas a la melaza, de ahumar la cursilada y atajar ñoñerías. Eclipse iba a ser una película más oscura, más adulta, más dinámica y más de todo. Mentira, mentira y mentira. A estas alturas no ha lugar buscar adeptos nuevos, la saga Crepúsculoes lo que es, y lo que es tiene nombre, todos lo asumimos y punto pelota. Ya escampará.

Como toda franquicia literaria secuestrada por su autora, ésta es otro inmaculado ejemplo de cinematografía inorgánica, inerte. Stephenie Meyer tiene poder de veto, como Rowling en el mundo Hogwarts; todos se hace a su antojo, para no ofuscarla ni cabrearla y el resultado es abrumadoramente heterogéneo, por más que vendan movimiento y evolución cambiando de director y amagando diversidad. Eclipse es otra película blanca y juvenil con ínfulas de algo más. Todo sigue igual, nada cambia y sigue sin ocurrir gran cosa tres películas después.

Es cine marketing puro y duro; pasa olímpicamente de los no lectores, llevando el arte de la sinopsis audiovisal al límite de sus posibilidades económicas. Si no has leído los dichosos libros te pierdes, te cansas, no encuentras más que agujeros, subtramas florero y elipsis-zanja. Tres películas después ya sabemos donde nos metemos; si no somos adolescentes féminas sub-17 estamos probablemente de más, y si no hemos leído los tochos de Stephanie Meyer también.

Flipamos con las tribulaciones del vampiro con purpurina en el rostro, tan romántico que no quiere conocer bíblicamente aún a su amada por decencia cristiana pacientemente esperando al día del casorio (literalmente, lo juramos). Acabamos empachados de sus ñoñeces; al menos el indio lobuno es humano, quiere cacho y se arrima a la chica queriendo algo más que escuchar poemas de amor en el oído. Ambos rivalizan inexplicablemente derretidos por los huesos de una adolescente insípida, borde, retraida y sin encanto, que además no es guapa ni apasionada ni nada de nada.

Queremos creer que los matices que hacen de esta una saga tan antipática a los profanos se quedaron en las páginas del libro. En el cine todo es blandenguería y romanticismo merengón e inhumano. Pero hay cosas buenas: la fotografía, la banda sonora, el prólogo que parece sacado de una película que no vamos a ver... un discreto sentido del ritmo, Bryce Dallas Howard, Dakota Faning... y otras cosas que seguro escapan a la sensibilidad de los comunes mortales, ignorantes de los secretos del imaginario Meyer. Al fin y al cabo esta película no está hecha para nosotros.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.