AVISO: pese a la cancelación y el cierre de eventos y salas, en Guía del Ocio vamos a continuar informándote de alternativas para que disfrutes del ocio desde casa.

Crítica: Extravagancia y sonrojo

  • Autor: Diego Salgado
  • Fecha:
Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn)

Lo mejor:
El entusiasmo de Margot Robbie como actriz y productora, aunque la ficción no le haga honor nunca

Lo peor:
Los entusiasmos con la película por razones extracinematográficas, ideológicas, que pasarán factura

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.3
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 07/02/2020
  • Director: Cathy Yan
  • Actores: Margot Robbie (Harley Quinn), Mary Elizabeth Winstead (Helena Bertinelli / Cazadora), Ewan McGregor (Black Mask), Rosie Pérez (Renee Montoya), Jurnee Smollett-Bell (Dinah Lance / Black Canary), Bojana Novakovic (Erika), Chris Messina (Victor Zsasz)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2020
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Nueva encarnación en pantalla de la antiheroína de DC Comics por la actriz Margot Robbie tras Escuadrón suicida (2016), de la que Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn) es secuela: Harley Quinn ha de sobrevivir al desamor del Joker y el ansia de venganza de los criminales de Gotham por su gamberrismo, para lo que cuenta con la ayuda de otras outsiders, como Canario negro o La Cazadora. Se aprecia un esfuerzo por subvertir claves del cine de acción y superhéroes apelando a la autoconciencia infantil(oide) y festiva, en la estela de cómics últimos del personaje. Ahora bien, como en otras producciones DC/Warner similares, Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn) carece de entidad como ficción, y el montaje no lineal y el aluvión de canciones no disimulan una producción errática y un relato plúmbeo. Por añadidura, ni los tartamudeos empoderantes, ni los amagos de virtuosismo audiovisual, ni el humor extravagante y cómplice apuntan horizontes de futuro para el cine popular. Al contrario, la película nos retrotrae a una de las peores épocas para el espectáculo made in Hollywood, los noventa; a títulos tan sonrojantes como Las aventuras de Ford Fairlane (1990) y Batman Forever (1995).

Ir a la película >