¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

Los formatos de telerrealidad dividen a la audiencia española, entre la fascinación y el horror, sin saber que los más polémicos están aún por llegar.

 

Cuando hablamos de reality shows nos vienen a la cabeza programas como Gran Hermano, Supervivientes y, últimamente, el viralizado La Isla de las Tentaciones. Formatos con concursantes anónimos o famosos que levantan tantas pasiones como críticas y que creemos únicos en su género para bien o para mal. Sin embargo, en el mundo han existido y existen otras propuestas mucho más extrañas que escandalizarían al televidente más incondicional. Te enseñamos algunas.

60 days in

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

La idea de encierro que tenemos al pensar en un reality show se lleva al extremo en 60 days in, un formato de éxito donde un grupo de civiles se infiltra en diferentes cárceles para arrojar luz sobre las prácticas corruptas y criminales que hay en su interior. La existencia de este programa encubierto se mantiene en secreto para los reclusos y buena parte del personal, proporcionando un historial delictivo falso a cada uno de los participantes y una hoja de ruta para seguir en sus respectivos módulos.

Sex Box

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

A medio camino entre el reality show, el programa de testimonios y la terapia televisada, Sex Box invitaba a una pareja a practicar sexo en una gran caja ubicada en un plató (eso sí, insonorizada y sin cámaras) para, después, someterse a un panel de expertos con el objetivo de superar sus problemas. ¿Una idea loca? Bueno, hay estudios que dicen que después de mantener relaciones, la química de nuestro cuerpo nos hace ser más sinceros en los temas íntimos... Formato original de Reino Unido.

Born in the wild

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Si el tema de la maternidad ya suele estar rodeado de polémica, imagínate cuando hay un reality show de por medio... En Born in the wild, un grupo de embarazadas y sus parejas tomaban la decisión de dar a luz en plena naturaleza y sin ningún tipo de asistencia médica. Así, los espectadores veían partos naturales en remotos parajes de Alaska, Georgia o Tennessee mientras el programa de la tele de pago Lifetime se convertía en el tema preferido de opinadores y columnistas.

Who's your daddy?

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Una mujer adoptada en su niñez se reúne con 25 hombres para averiguar cuál de ellos es su padre biológico. Si lo consigue, ganará 100.000 dólares. Si fracasa, el elegido que ha logrado engañarla se llevará el premio, aunque ella conocerá la identidad de su progenitor. Este es el planteamiento diabólico de Who's your daddy?, un reality que la cadena norteamericana Fox estrenó en 2005 del que solo pudo emitir un capítulo por su escasa acogida y, sobre todo, por el aluvión de críticas recibidas.

Kid Nation

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Es uno de los realities más controvertidos de la historia, objeto de críticas por parte de diferentes profesionales, periódicos de prestigio y espectadores estupefactos. Kid Nation, de la CBS, se vendió como un experimento sociológico donde 40 niños de entre 8 y 15 años vivían solos en una ciudad fantasma del desierto de Nuevo México con la idea de formar una sociedad sin adultos. Aunque los responsables aseguran que estuvieron supervisados, los padres se quejaron de irregularidades en la grabación.

Let me in

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Los realities de cambios radicales abundan por todo el mundo pero el surcoreano Let me in tiene una particularidad: es aclamado en su país por la normalización que existe de la cirugía estética para alcanzar la felicidad y muy criticado fuera de él precisamente por lo mismo. Dos personas con un mismo complejo físico cuentan los insultos a los que se enfrentan, sus problemas sociales y psicológicos y muchas de sus miserias para lograr la aprobación de los cirujanos, que solo pueden operar a uno de los candidatos.

Marrying millions

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Marrying millions, traducido en Latinoamérica como ¿Por amor o por dinero?, es un docu-reality de la factoría Lifetime que sigue la vida de varias parejas. Uno de los dos tiene un nivel adquisitivo alto y el otro no tanto, así que las familias (y los propios protagonistas) deben ir analizando si lo suyo es un compromiso verdadero o por el interés. Aunque el show se viste de romanticismo y toma con naturalidad algunas situaciones, lo cierto es que hay voces que critican su marcado clasismo.

Dropped

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Dropped iba a ser la adaptación francesa del formato sueco de supervivencia extrema Det största äventyret, pero un fatal accidente de helicóptero en el que murieron diez personas (entre concursantes y equipo) convirtió al programa en leyenda negra de la televisión reciente. La idea inicial de esta aventura era llevar a ciegas a varios deportistas a lugares remotos de Argentina y dejarles a su suerte, sin mapas ni alimentos, para que encontraran la forma de regresar a la civilización.

Terrace House

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Popularizado en todo el mundo gracias a la plataforma Netflix, este reality show japonés es lo más parecido a la vida en directo. No hay supervivencia, no hay encierro propiamente dicho, ni citas para que surjan intereses amorosos. En Terrace House, seis jóvenes (tres hombres y tres mujeres) conviven en una casa sin renunciar a su trabajo, a sus estudios y demás actividades rutinarias. Pueden abandonar el programa cuando lo deseen para que entre otro participante y la dinámica siga evolucionando.

Go back to where you came from

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Aclamado documental para unos, peligroso reality show para otros, Go back to where you came from es un formato de la televisión pública australiana SBS que ha logrado convertirse en lo más comentado del país en sus tres ediciones. Varias personas con diferentes opiniones sobre la acogida de refugiados hacen el camino inverso viajando a focos de conflicto en Siria, Birmania, Bagdad, Afganistán, Somalia… Una forma de ponerse en la piel del otro, pero también de colocarse en primera línea de fuego.

Solitary

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Creado en Estados Unidos por la Fox e importado a otros países, Solitary encerraba por separado a sus concursantes en una habitación hexagonal con la única comunicación de una inteligencia artificial. Pulsando un botón rojo podías acabar con la experiencia, pero si eras el último en irse, ganabas 50.000 dólares. Cada día, diferentes pruebas maquiavélicas ponían a prueba la fortaleza física, pero sobre todo mental, de los habitantes con el agravante de no poder ver cómo iban los otros y cuántos quedaban…

Pirate Master

¿Ya lo has visto todo en la tele? Extraños realities que no se atreven a adaptar en España

 

Creado por la estadounidense CBS en 2007 y emitido también en Canadá, Reino Unido, Australia e, incluso, algunos países de Asia, Pirate Master convierte a unos motivados concursantes en corsarios para encontrar un legendario (pero inventado) tesoro en un entorno paradisíaco. Galeones, vestuario, esqueletos, abordajes, islas… Al programa no le falta detalle, pero esta telerrealidad pirata ha sido muy ridiculizada por el público, que ve este formato como uno de los más absurdos que se recuerdan.

Autor: Katia Ortiz Toral Fecha de actualización: 25/02/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.