Buscar
Imprimir

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

Cuando adulterar el curriculum es sólo una chiquillada

En plena época de convulsión sobre si este o aquel político ha "ciclado" excesivamente su curriculum académico, llega a nuestras pantallas El escándalo Ted Kennedy, una película, entre el thriller y lo histórico, que aborda los intentos desesperados del menor de los hermanos Kennedy ( Jason Clarke) para evitar que su carrera política se fuera a pique tras el escándalo que protagonizó: un accidente de tráfico, con él al volante, que se cobró la vida de su secretaria de campaña ( Kate Mara) y que no reportó a las autoridades hasta 10 horas más tarde. Éste es sólo uno de los últimos casos de corrupción moral en las altas esferas que han pasado por el filtro del celuloide, que desde hace décadas se nutre con el sexo, muertes misteriosas y chanchullos de diversa índole que se cuecen entre los bastidores del poder para dar vida a intensos dramas o trepidantes cintas de suspense con los medios de comunicación como vigilante, o cómplice, implacable.

 

Con motivo de este estreno, repasamos en la galería sobre estas líneas 10 películas en las que un escándalo político, ya sea real o ficticio, es el eje central de la trama.

Primary Colors (1998), de Mike Nichols

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

Corría el año 98 y los tabloides de todo el mundo se hacían eco del escándalo Lewinsky, donde una becaria de la Casa Blanca contaba con todo lujo de detalles sus encuentros sexuales con el Presidente Bill Clinton en el Despacho Oval. Casualidad, o no, ese mismo año Mike Nichols estrenaba Primary Colors, una comedia aguda, inteligente y satírica que adaptaba la novela homónima que hablaba sobre la turbulenta campaña de Clinton para conseguir la presidencia. En el film, donde los personajes reales se esconden tras pseudónimos muy poco sutiles, un joven idealista empezaba a trabajar en el equipo del Gobernador Stanton (un John Travolta genialmente caracterizado) en una batalla electoral donde los escándalos son el arma arrojadiza y los fixers, maestros en esconder los trapos sucios bajo la alfombra, la última línea de defensa.

Todos los hombres del Presidente (1976), de Alan J. Pakula

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

Las películas sobre el infame Presidente Richard Nixon, protagonista de uno de los escándalos más sonados de la historia de EE.UU., podrían considerarse un subgénero cinematográfico propio. "Dick, el Tramposo" ha sido el protagonista de biopics como las fantásticas Frost contra Nixon y el Nixon de Oliver Stone y hasta ha sido personaje recurrente en series de animación. Sin embargo, nos quedamos con esa obra maestra del séptimo arte que es Todos los hombres del Presidente, el clásico de Alan J. Pakula en el que Dustin Hoffman y Robert Redford interpretan a los periodistas del Washington Post que destaparon el escándalo Watergate, una trama de escuchas y abuso de poder orquestada por el gobierno que terminó llevándose por delante al propio Nixon.

La cortina de humo (1997), de Barry Levinson

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

La mala baba del guion de David Mamet (a partir de la novela de Larry Beinhart) se convertía en una ácida y controvertida comedia de la mano del siempre interesante Barry Levinson. Tras protagonizar un mediático escándalo sexual en los días previos a su reelección, el Presidente de EE.UU. se pone en manos de un asesor de la Casa Blanca ( Robert De Niro) que, junto a un productor de Hollywood ( Dustin Hoffman), se inventará una falsa guerra en Albania con el objetivo de desviar la atención sobre los escarceos amorosos del líder del mundo libre. Fantástica y perversamente divertida cinta que, en su poco más de hora y media, da una clase magistral de cómo se manipula a las masas.

Los idus de marzo (2011), de George Clooney

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

George Clooney dirigía, escribía (a partir de una obra de teatro del creador de House of Cards) y protagonizaba, mano a mano con Ryan Gosling, este thriller político en el que interpretaba al candidato demócrata perfecto: un hombre fotogénico, a favor del medio ambiente y la sanidad universal y en contra de las armas y la pena de muerte. Semejante fachada atraería a un joven idealista (Gosling) que, tras ser testigo del depredador sexual en el que se convierte el aclamado político cuando las cámaras y los focos no apuntan, guiará al espectador entre las sucias bambalinas de ese teatro de lo moral llamado política.

Il Divo (2008), de Paolo Sorrentino

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

Paolo Sorrentino hacía un retrato muy poco edulcorado de la vida y obra de Giulio Andreotti, uno de los personajes más controvertidos, incluso temidos, de la Italia del siglo XX. Toni Servillo se ponía en la piel de este personaje de aire mefistofélico en un recorrido desde sus primeros años como colaborador del partido fascista de Mussolini hasta las 7 ocasiones en las que fue jefe de gobierno. A lo largo de ese periplo, la cinta habla, entre lo real y lo surrealista, de cómo fue amasando su poder, los casos de corrupción en los que se vio involucrado, sus vínculos con la mafia o la supuesta implicación en el asesinato de un periodista, hechos por los que siempre salió impune.

Escándalo (1989), de Michael Caton-Jones

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

Michael Caton-Jones, que años más tarde subiría la temperatura de las salas de cine con la secuela de Instinto básico, hizo su debut como director con esta película que llevaba a la gran pantalla uno de los escándalos más sonados en el Reino Unido durante la década de los 60. El protagonista era John Profumo ( Ian McKellen en la cinta), Ministro de la Guerra británico que, en pleno momento álgido de la Guerra Fría, tuvo un affaire con Christine Keeler (Joanne Whalley), una bella bailarina. El hecho, ya de por sí controvertido para la sociedad de la época, pasó a un siguiente nivel cuando se supo que Keeler tenía un romance paralelo con un espía soviético. En la cinta, con John Hurt y Bridget Fonda como excelentes secundarios, Caton-Jones no se cortaba al abordar el lado más morboso del asunto.

Candidata al poder (2000), de Rod Lurie

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

Jeff Bridges y Joan Allen conseguían, gracias a este thriller político, sendas nominaciones al Oscar. El primero, por interpretar al Presidente de los EE.UU. que, tras la muerte de su vicepresidente, escoge a la senadora Laine Hanson (Allen) para que le sustituya. Lo que debía ser un acontecimiento histórico (en el film, sería la primera mujer en ostentar ese cargo), se convertirá en una cacería mediática sin tregua, orquestada por un senador republicano ( Gary Oldman, villano hasta en los despachos), que destaparía una orgía universitaria en la que Hanson participó en sus años de juventud. La candidata se convertiría en heroína al negarse, con uñas y dientes, a confundir su vida privada con la pública e involucrarse en un perverso juego de moralidades y corruptelas políticas donde los medios de comunicación son juez, jurado y verdugo.

Es...jugar con fuego (1985), de Roger Donaldson

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

En los años 70, Ray Blanton era un gobernador de Tennessee al que siempre se le acusó de sobrepasarse con el gasto público. Invitaba a amigos a fiestas a cuenta del Estado, con facturas obscenas de copas, limusinas y llamadas telefónicas. Acostumbrado a otorgar contratos públicos a sus empresas familiares, además, fue protagonista de un escándalo de sobornos a funcionarios por parte de criminales para conseguir el indulto del gobernador. Todo esto salió a la luz gracias a Marie Ragghianti, la responsable de la Comisión de Libertad Condicional que, tras negarse a formar parte de la trama, fue despedida. En este drama de Roger Donaldson, Sissy Spacek lideraba, como Ragghianti, un reparto formado por Jeff Daniels, Morgan Freeman o el gran Fred Dalton Thompson, que debutaba como actor y, años más tarde, llegaría a presentarse a las elecciones a la presidencia de EE.UU.

Poder absoluto (1997), de Clint Eastwood

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

No hay quien pueda con Clint Eastwood, ni tan siquiera el Presidente de los EE.UU. En Poder absoluto, esta leyenda viva del séptimo arte dirigía y protagonizaba un trepidante thriller donde el inquilino de la Casa Blanca (Gene Hackman) se veía más que involucrado en un caso de asesinato. El personaje de Eastwood, un ladrón profesional, se convertiría en el único testigo del crimen que, ni que decir tiene, acabaría con la carrera del político. A partir de ese momento comenzará una persecución sin tregua para enterrar cualquier cabo suelto en la que el protagonista lucha por sobrevivir y que la verdad salga a la luz.

La sombra del poder (2009), de Kevin MacDonald

Sexo y corrupción: 10 escándalos políticos en el cine

 

Ben Affleck es un prometedor congresista cuya carrera hacia la presidencia está a punto de despegar. Russell Crowe es su viejo amigo de la infancia, pero también un aguerrido periodista de la vieja escuela. Cuando estalle el escándalo de la violenta muerte de la ayudante, y amante, del político, comenzará a desarrollarse La sombra del poderthriller de Kevin MacDonald repleto de giros, sorpresas y reflexiones sobre la corrupción del poder y la denostada profesión periodística que bebe directamente de la imprescindible miniserie homónima.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 19/09/2018