Buscar
Imprimir

Ponzano, una calle a saborear

#Ponzaning: aperitivo y tapeo non stop

La calle Ponzano es una establecida realidad gastronómica, como el barrio Ibiza o La Latina. Ya no es tendencia ni moda, aunque los cazadores de las mismas sientan una irrefrenable tendencia a recorrerla. La dinámica, para disfrutarla a pleno, consiste en ir de bar en bar, ya sea de barra en barra o de mesa en mesa, para degustar un aperitivo o para comer y cenar en condiciones. O para tomarse una caña y acompañarla de una tapa elaborada. Un deporte para foodies en formato calle estrecha.

 

A la gastrocalle del momento la confirman sus pinchos, tapas, raciones y platos vanguardistas, innovadores pero también los de toda la vida, los clásicos que no necesitan de modas. En Guía del Ocio te sugerimos 15 bares y restaurantes en los que comer informal no significa renunciar a la calidad.

La Mamona de Chamberí

Ponzano, una calle a saborear

 

La Mamona de Chamberí, perteneciente al Grupo Lalala (La MalcriadaLa Lianta y La Bientirada) se ha convertido en poco tiempo en todo un place to be de la calle Ponzano. Tanto cervecería como restaurante de cocina mediterránea, sorprende con su decoración y su vocación de estimular todos los sentidos. Cuenta con una im­ponente barra ro­deada por mesas altas, un salón acogedor y elegante que se convier­te en verano en una terraza. Por si fuera poco, bajo las es­caleras se esconde un lugar para dar rienda suelta a nues­tro carácter más trasnochador. A partir del miércoles y a últi­ma hora de la tarde el ambiente noctámbulo de la calle Ponzano se alarga hasta el sábado en La Que Faltaba, una discoteca de 300 metros cuadrados con mú­sica en directo y sesiones de dj.

La Contraseña

Ponzano, una calle a saborear

 

Javier Castillo Lamaime comanda los fogones de La Contraseña, un restaurante y bar de tapas que parte de la cocina de mercado para llegar tanto al clasicismo como a la vanguardia a través de platos como ceviche de chicharro amarillo y carabineros, el solomillo de ternera con salsa de piquillos o el tartar de pez mantequilla con aceite de trufa.

Picsa

Ponzano, una calle a saborear

 

El restaurante Picsa, ubicado en el barrio de Chamberí, ofrece, básicamente, pizzas elaboradas según los cánones argentinos pero con la impronta personal de Mariano Gargiulo, chef del vecino restaurante Sudestada . De un horno de leña que se encuentra a la vista del público salen 14 tipos diferentes de pizzas de un tamaño único apto para dos personas.

Sala de Despiece

Ponzano, una calle a saborear

 

El restaurante Sala de Despiece de Madrid es un lugar inverosímil: un espacio blanco e impoluto inspirado en las zonas de corte de las carnicerías o pescaderías, una mesa larga de matadero que recorre la sala desde la puerta hasta a la cocina vista y operarios en bata blanca con clientes a uno y otro lado. Mejor verlo.

La Maquina de Chamberi

Ponzano, una calle a saborear

 

La calle Ponzano acoge también esta sucursal del Grupo La Máquina. Un restaurante y bar de tapas con zona de mesas altas que ofrece una cocina abierta y acristalada de la que salen especialidades propias de una cocina tan tradicional como respetuosa de las propuestas del mercado.

99 Sushi Bar

Ponzano, una calle a saborear

 

La calle Ponzano tiene 99 números y el último da nombre a este restaurante.  99 Sushi Bar se ha convertido en uno de los referentes indiscutidos de la cocina japonesa en la ciudad ofreciendo desde los platos más clásicos de la cocina tradicional nipona hasta los más vanguardistas e innovadores.

Taberna Averías

Ponzano, una calle a saborear

 

Taberna Averías cuenta con una amplia carta, internacional, variopinta y diferente de vinos acompañada de otra elegante, sabrosa y castiza de manjares diseñada por Juanjo López, chef de la  La Tasquita de Enfrente.

El Doble

Ponzano, una calle a saborear

 

Los azulejos blancos y azules que invaden la fachada y su ambiente taurino le dan a El Doble su personal toque castizo. Al no tener cocina aquí se recurre a raciones de mariscos (percebes, ostras, bígaros, gambas, cigalas de Huelva, nécoras y centollos), conservas o embutidos, todos de calidad: jamón, lomo, chorizo, anchoas, boquerones en vinagre...

DeAtún

Ponzano, una calle a saborear

 

En pleno barrio de  Chamberí, DeAtún es un bar exclusivamente dedicado al glorioso pez de almadraba que da nombre al restaurante. Pocos restaurantes hay en Madrid que ofrezcan tantas variedades y tantos tipos de cortes como en este local de origen gaditano.

 

Le Qualité Tasca

Ponzano, una calle a saborear

 

Tras los fogones de Le Qualité Tasca se elaboran platos de cocina tradicional leonesa entre sus platos se puede encontrar la sopa castellana, los rulitos de morcilla con compota de manzana y coulis de mango, pulpo a la gallega…Conviene dejar sitio para el postre como la tarta de queso o el coulant de chocolate con helado.

Alipio Ramos

Ponzano, una calle a saborear

 

Cañas y raciones son consumidas en Apilio Ramos por una variopinta clientela que abarca desde vecinos de toda la vida hasta jóvenes que se acercan a su barra no precisamente en busca de un ambiente ‘cool’. Famosas son sus siete variedades de tortilla de patatas y  su ‘Colesterol’ (huevos, chistorra, pimientos y patatas). Desde 1916.

Smoking Club

Ponzano, una calle a saborear

 

Sorprendente transformación de Muta, el espacio de restauración versátil del chef Javier Bonet. Ahora es Smoking Club un lugar de aire clandestino donde todo gira en torno al tipo de cocción de su horno smoker. El concepto: ‘Slow Love Cooking’. Hasta doce horas tardan en asar y ahumar boletus, tendones, brisket o porchetta con cariño y sencillez.

Fide

Ponzano, una calle a saborear

 

Fide es un bar pequeñito, de los de toda la vida que pasa desapercibido desde la calle, pero que sirve las cañas bien frías con su correspondiente tapa y que ofrece, además, una buena variedad de raciones de marisco, conservas y embutidos.  La decoración del local es la típica de las marisquería. Hay que permanecer de pie o sentado en una barra de mármol blanco gastado por el uso.

El Secreto de Ponzano

Ponzano, una calle a saborear

 

El Secreto de Ponzano es uno de los locales más jóvenes de la calle. Ofrecen una carta larga, interesante y con un punto a su favor, muy económica. En la misma hay pinchos calientes, pinchos fríos y generosas raciones como las setas empanadas con ali-oli, el secreto ibérico con mostaza y miel o los huevos rotos con gulas.

Autor: Daniel Brando Fecha de actualización: 22/04/2019