7. Parque de la Ciutadella

Parques para perderse en la ciudad

 

Durante muchos años, este parque fue el único y el primero que se diseñó en la Ciudad Condal, en la segunda mitad del S. XIX, como parque público. En estos terrenos, Felipe V mandó construir, en 1715, una gran ciudadela militar para controlar la población. Un siglo y medio después, el general Prim la entregó a Barcelona para que se construyera un parque público. Josep Fontseré realizó su trazado en 1872. En su paisaje, sobresale una gran cascada monumental, un lago, una glorieta de música y algunos edificios proyectados para la Exposición Universal de 1888, y hoy convertidos en museos, como el de Zoología y el de Geología. Su vegetación -tilos, magnolias, álamos, plátanos, alatoneros, paulonias y árboles sagrados, entre otros- es en gran parte centenaria. Y los aficionados a la ornitología tienen aquí una de las más importantes colonias de garzas reales de Cataluña. Declarado monumento histórico-artístico en 1951, el parque es considerado también como un museo al aire libre por sus esculturas. Su terreno está compartido con el Zoo de Barcelona.

Otros destacados parques históricos, temáticos o de gusto clásico de la capital catalana son el del Guinardó, el del Laberinto de Horta, el de Cervantes o los Jardines del Palacio de Pedralbes.

Dirección Parque de la Ciutadella: Passeig Picasso, 1. BarcelonaSuperficie: 17,43 ha. Entrada gratuita. Horarios: suele abrir de 10 h hasta atardecer, pero al coordinarse con otros equipamientos, cierra a partir de 22.30 h. Más inf. en la web del Ayto. Barcelona.

 
Autor: Silvia Álvarez Fecha de actualización: 02/03/2016

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.