Buscar
Imprimir

Parques para perderse en la ciudad

Un recorrido por 10 de los mejores ‘pulmones’ urbanos de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao

Por muy urbanita que se sea, ¿quién no ha disfrutado con un paseo por el parque? Sin salir de la ciudad, de repente, las calles y los edificios dejan lugar a un espacio verde, en ocasiones con lagos y fuentes, donde se reduce el ruido de los motores, bajan las altas temperaturas y mejora el aire que respiramos. 
 
Se pueden apreciar los colores de cada estación y descubrir una amplia diversidad de especies de animales y plantas. Además, son lugares apropiados para reunirnos, hacer deporte, jugar con la familia o, simplemente, volcarnos a la meditación y la contemplación, entre otras actividades de ocio y esparcimiento. En definitiva, estos amplios jardines nos permiten escapar del asfalto y acercarnos un poco a lo rural.
¡Respira y vente a recorrer algunos de los parques urbanos más importantes de nuestras grandes poblaciones!
 

1. El Parque del Retiro

Parques para perderse en la ciudad

 

Con una extensión cerca de las 120 hectáreas, casi como la del londinense Hyde Park (140 ha), este es quizá el parque más conocido de Madrid. Aunque en sus orígenes, entre 1630 y 1640, lo que iba a ser quinta de recreo para los reyes de la Casa de Austria estaba en las afueras de la villa, hoy es una de las zonas verdes más céntricas de la capital.

En su interior, encontramos el árbol más antiguo de la ciudad en uno de sus numerosos jardines; el Estanque Grande, en el que se puede practicar remo y alrededor del cual, los días de fiesta, suelen animar el paseo cantantes, músicos o titiriteros; el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, dedicados actualmente a exposiciones de arte; y esculturas como el monumento a Alfonso XII o la estatua al Ángel Caído.

En sus diversos distritos, el municipio cuenta con otros parques históricos y singulares menos transitados que este, como el de Juan Carlos I, Parque del Oeste, Parque Lineal del Manzanares, Quinta de los Molinos, Juan Pablo II, Quinta Fuente del Berro o El Capricho.

Dirección Parque del Retiro: Plaza de la Independencia, 7. MadridSuperficie: 118 ha. Entrada gratuita. Horario: primavera y verano (de abril a septiembre), de 6 a  24 h; otoño e invierno (de octubre a marzo), de 6 a 22 h. Más información en la web del Ayuntamiento de Madrid.

2. Park Güell

Parques para perderse en la ciudad

 

El que es considerado una de las grandes atracciones turísticas de Barcelona surgió como un encargo del industrial Eusebi GüellAntoni Gaudí, en 1900, para construir una urbanización en la Montaña Pelada. El propio arquitecto vivió en la que ahora es la Casa-Museo Gaudí. Las obras se abandonaron en 1914 y este gran jardín se ofreció al Ayuntamiento convirtiéndose en parque municipal. Reconocido como monumento artístico en 1969 y declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1984, el lugar conjuga la vegetación autóctona y la belleza paisajística con elementos arquitectónicos del modernismo catalán y gaudinianos.

Otro proyecto diseñado por Gaudí en paralelo a este son los Jardines de Can Artigas, en la Pobla de Lillet. Y, si buscas ejemplos modernos de integración entre naturaleza y urbanismo, puedes acudir al Parque de Diagonal Mar, al Parque Central de Nou Barris, el del Clot o la Estació del Nord.

Dirección Park Güell: calle de Olot. BarcelonaSuperficie: 17,18 ha. Precios Zona Monumental: 7 € (online) y 8 € (taquillas y cajeros); de 7 a 12 años, más de 65 años, discapacitados y Tarjeta Rosa reducida, 4,90 € (online) y 5,60 € (taquillas y cajeros); hasta 6 años, gratis. Consultar otros  precios para Casa Museo Gaudí. Además, el Park dispone de otras zonas de acceso gratuito. Horario en 2017: del 1 de enero al 25 de marzo, de 8.30 a 19 h (último acceso a las 18 h); del 29 de octubre al 31 de diciembre, de 8.30 a 18.30 h (último acceso, 17.30 h); del 1 de mayo al 27 de agosto, de 8 a 21.30 h (último acceso, 20.30 h); del 26 de marzo al 30 de abril y del 29 de agosto al 28 de octubre, de 8 a 20.30 h (último acceso, 19.30 h). Más inf. en la web del Ayto. Barcelona y en la web del Park Güell

3. Parque María Luisa

Parques para perderse en la ciudad

 

Declarado Bien de Interés Cultural en 1983, este es el jardín público más famoso de Sevilla. La mitad de los espacios que pertenecían a los jardines privados del Palacio de San Telmo fueron donados por la infanta María Luisa Fernanda de Borbón, duquesa de Montpensier, a la ciudad en 1893. Tras unirse con el antiguo Huerto de Mariana y acometerse diversas obras, encargadas a los arquitectos Aníbal González y J. C. N. Forestier, el parque público se inauguró en 1914, ante la expectativa de la celebración de la Exposición Iberoamericana que finalmente se realizó en 1929.

Además de su variada vegetación, entre la que encontramos numerosas especies avícolas, sus paseos, avenidas, estanques, fuentes y esculturas, en su interior destacan la Plaza de América, donde se encuentran dos importantes museos -el de Artes y Costumbres Populares y el Arqueológico-, y la Plaza de España, en la que se ubica el Museo Histórico Militar.

Otros jardines históricos de la capital hispalense son los de los Reales Alcázares, el de la Casa de Pilatos y los de Murillo y Paseo de Santa Catalina de Ribera.

Dirección Parque María Luisa: Paseo de las Delicias, s/n,  41013. SevillaSuperficie: 34 ha. Entrada gratuita. Horario: en invierno, de 8 a 22 h; en verano, de 8 a 24 h. Consultar otros horarios para los museos. Más información en la web del Ayuntamiento de Sevilla.

4. Jardín del Turia

Parques para perderse en la ciudad

 

Aunque Valencia cuenta con conocidos jardines históricos, como el Botánico, y parques urbanos, como el de Benicalap, entre otros, el Jardín del Turia sobresale por su tamaño y la envergadura del proyecto. El río ha determinado siempre el paisaje de esta ciudad, que se fundó sobre una isla fluvial en la segunda república romana. Con el tiempo, para evitar daños, ha sido necesario encauzarlo y construir un trazado alternativo. Esto dejó libre una gran franja de terreno que cruza el municipio de oeste a este y que se determinó convertir en un parque urbano, ampliado con el denominado Parque de Cabecera.

A lo largo de su recorrido podemos disfrutar de la naturaleza, de espacios para el ocio y el deporte o acercarnos a visitar, entre otras opciones, el Bioparc Valencia, el Museo de Bellas Artes San Pio V, los Jardines del Real, el Monasterio del Temple, y terminar en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.   

Queda pendiente la conexión con el Parque Fluvial del Turia, adentrándose en Mislata, Quart y Ribarroja del Túria, y los tramos del Gran Delta Verde, hasta el mar Mediterráneo.   

Dirección Jardín del Turia: Desde Avenida Manuel de Falla hasta Paseo de la Alameda. ValenciaSuperficie: 110 ha. Entrada gratuita. Horario: ininterrumpido, salvo instalaciones. Más información en la web del Ayuntamiento de Valencia.

5. Parque de Doña Casilda

Parques para perderse en la ciudad

 

La capital de Vizcaya cuenta en su Anillo Verde con una veintena de parques urbanos repartidos entre sus distritos. Por su magnitud, destacan el de Kobetamendi, con 185.000 metros cuadrados, el de Larreagaburu, con 120.000 metros cuadrados, el Parque Miribilla y los Jardines de Gernika, que suman un total de 130.000 metros cuadrados, el de Zorrozgoiti, con 15.000 metros cuadrados, o Gaztelapiko, con 9.300 metros cuadrados. Sin embargo, entre los más céntricos, destaca, por sus casi 100 años de historia, el Parque de Doña Casilda Casilda Iturrizar.

Obra del arquitecto Ricardo Bastida y el ingeniero Juan de Eguiraun, este espacio de estilo romántico ha ido renovándose con los años, conservando el encanto de su majestuoso estanque. Entre las infraestructuras añadidas en los últimos años, vemos un tiovivo de estilo clásico, canchas de baloncesto, una fuente cibernética, un escenario para actuaciones (‘La Pérgola’) y la terraza de la cafetería del Museo de Bellas Artes.

Dirección Parque de Doña Casilda: Parque Casilda Iturrizar, 48011, BilbaoSuperficie: 8,5200 ha. Entrada gratuita. Horario: ininterrumpido. Más información en la web Ayto. Bilbao.

6. Casa de Campo

Parques para perderse en la ciudad

 

En la zona oeste de la capital, la Casa de Campo es el mayor parque público de la ciudad. En total, 1722,60 hectáreas de carácter principalmente forestal, que pertenecieron a la Corona Española. En 1931, fue cedida por el Estado al pueblo de Madrid.

Encinas, fresnos, pinos y matorral constituyen la vegetación principal de sus pequeños cerros y valles, por los que discurren algunos arroyos. El espacio se presta a los deportes y al ocio con opciones como el Lago, con embarcadero y escuela de piragüismo, e instalaciones de gestión independiente para niños y mayores como el Parque de Atracciones, el Zoológico, el Teleférico (que conecta con el Parque del Oeste), recintos feriales, el pabellón multiusos Madrid Arena, el Club de Campo, así como numerosos restaurantes en los que disfrutar de la gastronomía española.

Dirección Casa de Campo: Paseo Puerta del Ángel, 1. MadridSuperficie: 1722,60 ha. Entrada gratuita. Horario: ininterrumpido para peatones y cerrado al tráfico privado. Los accesos del Zoo, Parque de Atracciones, Paseo de Extremadura y zona del Lago se cierran de 1 a 6 h. Más información en la web del  Ayto. de Madrid.

7. Parque de la Ciutadella

Parques para perderse en la ciudad

 

Durante muchos años, este parque fue el único y el primero que se diseñó en la Ciudad Condal, en la segunda mitad del S. XIX, como parque público. En estos terrenos, Felipe V mandó construir, en 1715, una gran ciudadela militar para controlar la población. Un siglo y medio después, el general Prim la entregó a Barcelona para que se construyera un parque público. Josep Fontseré realizó su trazado en 1872. En su paisaje, sobresale una gran cascada monumental, un lago, una glorieta de música y algunos edificios proyectados para la Exposición Universal de 1888, y hoy convertidos en museos, como el de Zoología y el de Geología. Su vegetación -tilos, magnolias, álamos, plátanos, alatoneros, paulonias y árboles sagrados, entre otros- es en gran parte centenaria. Y los aficionados a la ornitología tienen aquí una de las más importantes colonias de garzas reales de Cataluña. Declarado monumento histórico-artístico en 1951, el parque es considerado también como un museo al aire libre por sus esculturas. Su terreno está compartido con el Zoo de Barcelona.

Otros destacados parques históricos, temáticos o de gusto clásico de la capital catalana son el del Guinardó, el del Laberinto de Horta, el de Cervantes o los Jardines del Palacio de Pedralbes.

Dirección Parque de la Ciutadella: Passeig Picasso, 1. BarcelonaSuperficie: 17,43 ha. Entrada gratuita. Horarios: suele abrir de 10 h hasta atardecer, pero al coordinarse con otros equipamientos, cierra a partir de 22.30 h. Más inf. en la web del Ayto. Barcelona.

8. Parque del Alamillo

Parques para perderse en la ciudad

 

Ubicado en la zona norte de la Isla de la Cartuja, entre los municipios de Santiponce y Sevilla, este parque popular es uno de los mejores ejemplos de bosque de clima mediterráneo, en el que destacan árboles como el pino, el olmo, el naranjo, el alcornoque o el álamo. La zona, citada ya por Cervantes en El Rufián Dichoso, pertenece a un área entre los cauces antiguo y nuevo del río Guadalquivir que fue recuperada con motivo de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Además del Lago Mayor y el Lago Menor, en su interior encontramos diversas instalaciones recreativas, lúdicas y deportivas, y tienen lugar numerosas actividades culturales, sobre todo, los domingos y meses de julio y agosto. Inaugurado en 1993, este amplio espacio de la Junta de Andalucía tiene prevista una ampliación que lo convertirá, con 120 hectáreas, en uno de los parques urbanos más grandes de España.

Al norte de la ciudad, otro gran parque es el de Miraflores que, asentado sobre las antiguas fincas de La Albarrana y la Hacienda de Miraflores, cuenta con la única laguna natural urbana de Sevilla.

Dirección Parque del Alamillo: Puente del Alamillo. Isla Cartuja. SevillaSuperficie: 85 ha (120 tras ampliación). Entrada gratuita. Horario: de noviembre a marzo, de 7 a 20 h; en abril, mayo y octubre, de 7 a 22 h; en junio y septiembre, de 7 a 24 h; en julio y agosto, de 7 h a 2 mad. Más información en la web del Parque del Alamillo.

9. Madrid Río

Parques para perderse en la ciudad

 

Desde uno de los laterales de la Casa de Campo, se puede acceder a la gran arteria verde de reciente creación Madrid Río, en la que, siguiendo con un paseo arbolado la ribera del Manzanares a lo largo de más de 6 Km, se encuentran áreas de juegos infantiles, sendas ciclables, pistas de patinaje y skate, fútbol, pádel, tenis, baloncesto, petanca, circuitos biosaludables, una playa urbana, puentes nuevos e históricos, miradores, espacios como la Explanada del Puente del Rey donde, muy cerca del Palacio Real, la selección española de fútbol celebró su victoria en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica en 2010, o accesos a centros culturales, como Matadero Madrid.  

Aunque menos conocidos, Madrid cuenta con otros parques forestales como el de la Dehesa de la Villa, la Cuña Verde de O’Donnell, el de Vicálvaro, el Pinar de Santa Eugenia o el restringido Monte de Tres Cantos.

Dirección Madrid Río: Desde el Puente de los Franceses hasta el Nudo Sur, MadridSuperficie: 121,0881 ha. Entrada gratuita. Horario: ininterrumpido. Más información en la web del Ayto. Madrid.

10. Parque de Montjuïc

Parques para perderse en la ciudad

 

La montaña de Montjuïc es el gran parque urbano de Barcelona, al que se puede subir en Teleférico, entre otros medios, para ver el castillo. En ella conviven espacios forestales, acantilados con especies del hábitat rupícula y jardines que, en gran parte, nacieron con motivo de la Exposición Internacional de 1929, como el Viver Tres Pins, el Mirador del Migdia, los Jardines de Joan Brossa, el Parque de la Font Florida, el del Mirador Poble Sec, el de la Primavera, los Jardines de Laribal, del Teatre Grec, de Mossèn Cinto Verdaguer o de Mossèn Costa i Llobera. También cuenta con zonas de recreo, deportivas y culturales. Aquí encontramos museos como la Fundació Miró, el Museu d'Arqueologia, l'Etnològic y el Museu Nacional d'Art de Catalunya-MNAC, y las exposiciones de CaixaForum, la Fuente Mágica o el Poble Espanyol. Además, se puede visitar el área de la Anilla Olímpica, escenario central de los Juegos Olímpicos de 1992, con el Estadio Lluís Companys, el Palau Sant Jordi y la torre de telecomunicaciones de Calatrava. Y, muy cerca, el Museu Olímpic i de l'Esport Joan Antoni Samaranch o el Jardín Botánico.

El otro gran ‘pulmón’ junto al área metropolitana es el Parque Natural de la Sierra de Collserola, a cuyo pie aparecen algunos parques de aspecto boscoso, como el del Castell de l'Oreneta, el de la Guineueta o el del Turó de la Peira.

Dirección Parque de Montjüic: montaña de MontjuïcSuperficie: 450 ha. Entrada gratuita, salvo instalaciones. Horario: según instalación. Más inf. en web Ayto. Barcelona.

Autor: Silvia Álvarez Fecha de actualización: 02/03/2016