¡Maldita pandemia! Los momentazos de Eurovisión 2020 que nunca viviremos

La crisis del COVID-19 ha obligado a cancelar el festival y nos ha dejado sin la cita televisiva que tanto nos divierte comentar.

Eurovisión es ese evento multicultural que se creó para que la música uniera a un continente dañado por la II Guerra Mundial, pero también ese evento televisivo que nos hace pasar la noche más entretenida del año con los memes que inundan las redes sociales.

Por primera vez en su historia, el festival no se celebrará y, aunque el especial Eurovision: Europe Shine A Light sirvió de homenaje, la pandemia del coronavirus nos ha dejado sin comentar las puestas en escena, las coreografías o el vestuario.

Conocemos todas las candidaturas que iban a subirse al escenario del Rotterdam Ahoy el 16 de mayo (semifinales mediante), así que tenemos una idea de los momentazos que estaban destinados a ser y nunca serán.

Mira todo lo que te has perdido...

 

Los pijamas verdes de Islandia

Daði Freyr y su grupo ya eran virales incluso antes de ser elegidos como representantes de Islandia. Russell Crowe recomendó su canción Think about things en las redes y sus pijamas verdes hicieron el resto. Esta particular indumentaria, con un simpático avatar personalizado, acompaña una canción pegadiza con toques ochenteros que tiene una coreografía hortera muy estudiada, instrumentos de cartón piedra y una estética de orgullo 'friki' maravillosa. No sabemos si nos iban a sorprender con algo más sobre el escenario, pero estaban entre los favoritos.

 

El alocado baile de Lituania

Si los chicos de The Roop hubieran replicado en Eurovisión la actuación con la que ganaron su preselección en Lituania, nos habríamos encontrado con ojos gigantes detrás de lupas, faldas-pantalón masculinas al más puro estilo Miguel Bosé y un baile carne de cañón para memes durante todo el año. On fire es una muy buena canción, ritmos electrónicos a la vanguardia de Europa que contrastan con una coreografía alocada que quiere chocar y lo consigue. Trending Topic asegurado con la posibilidad de que terminaras tarareándola… ¡y bailándola!

 

 

Los personajes caricaturescos de Rusia

Little Big es uno de los grupos más estrafalarios de Rusia y nos da mucha rabia no haberles visto en directo porque hubieran incendiado las redes sociales con su Uno. ¿Por dónde empezamos? Él es el prototipo del macho alfa, ella es una Barbie de manual, los coristas parecen sacados de un cómic y el bailarín no cumple los cánones. Lógicamente todos son personajes, pero es una fantasía que estén a medio camino entre las orquestas casposas de pueblo, la música de los 90 de Aqua y el 'frikismo' eurovisivo inteligente. Y sí, el estribillo es en español.

 

 

La arriesgada estética de Australia

Australia, el país que muchos siguen preguntando qué hace en Eurovisión, suele darnos momentazos. Al principio nos sorprendía la asiática futurista que comunicaba sus votaciones, el año pasado colgó a su cantante de un palo y en 2020 le tocaba el turno al Don't break me de Montaigne. Escuchando la canción sin el vídeo de su preselección, te gustará y la verás propia de cualquier lista internacional de éxitos, pero si te pones el pack completo tendrás a una chica vestida de mimo ejecutando movimientos extraños que ¿hubiera repetido en Rotterdam?

 

 

La puesta en escena de España

¿Qué vamos a hacer un año entero sin poder criticar la actuación y la puesta en escena de España en Eurovisión? Seamos sinceros, nos encantan los 'eurodramas', de hecho solemos alimentarlos. Blas Cantó repetirá en 2021 con una nueva canción, pero nunca sabremos cómo hubiera sido ese Universo en directo que no recibió muy buenas críticas musicales aunque sí visuales gracias a un espectacular videoclip. ¿Bailarines con purpurina? ¿Hologramas galácticos? ¿Intimismo? ¿Coristas con estética oscura? Parece ser que había un volcán...

 

 

El folclore de Ucrania

Siempre hay países que nos descubren rasgos de su cultura en sus actuaciones y siempre tendemos a sacarle su lado más chistoso. Somos así. Lo hicimos con las animadas abuelitas rusas en 2012, las atrevidas mantequilleras polacas en 2014 y lo hubiéramos hecho igual con Ucrania en este 2020. Go_A fusiona el folclore local con ritmos más modernos en Solovey, una canción interpretada por una chica con gesto perpetuo que, además de tener una voz diferente a todo lo conocido, se mueve solo para hacer un baile más propio de un gif.

 

 

Las chicas del 'fufú' de Letonia

Hay quien lo ha visto como una especie de profecía eurovisiva. Samanta Tīna ganó la preselección de Letonia con un increíble vozarrón que rompe cristales y una canción muy arriesgada y nada lineal (Still breathing) donde hay momentos encadenados de pop, rap y sonidos industriales. Ella, desmadrada sobre el escenario melena al viento, estaba acompañada de tres coristas con cascos a modo de pantallas protectoras y unos 'fufús' donde rociaban un líquido rosa. Antes nos parecía futurista, ahora todos lo asociamos al coronavirus.

 

 

'Las Kardashian' de Serbia

La aparición de las chicas que forman el trío Hurricane de Serbia hubiera subido la temperatura en las casas de media Europa, mientras la otra media se lanzaba a comentarlo en Twitter. Tres mujeres espectaculares (las malas lenguas aseguran que demasiado operadas) que llenan el escenario con su imponente presencia en forma de pelazo, vestuario ajustado y sensuales movimientos. La canción que presentaban se llama Hasta la vista (el español está de moda) y es una esas melodías políticamente incorrectas que se quedan en tu cabeza quieras o no.

 

 

El 'guaperas' de Francia

Nuestros vecinos galos tiraron la casa por la ventana presentando la canción de su representante en lo alto de la Torre Eiffel. Unas imágenes espectaculares que potenciaban los ojazos azules de su representante, Tom Leeb, pero no tanto la calidad musical de Mon Alliée (The Best In Me), un tema lento, algo anticuado y muy Disney con el que Francia no iba nada bien en las apuestas. La cancelación de Eurovisión nos va a dejar sin conocer la puesta en escena ¿con torre incluida? y, sobre todo, sin los primerísimos planos del guapísimo Tom.

 

 

La Cleopatra de Azerbaiyán

Azerbaiyán iba a por todas con su guapa diva Efendi convertida en la Cleopatra que da título al tema. El barroquismo del videoclip de presentación nos da idea de la parafernalia que hubiese podido montar sobre el escenario, ideal para los cazadores de memes. Pero ojo también a una canción que comienza muy Katy Perry, de repente se torna un poco Marilyn Manson y termina recordándonos a Rosalía, todo ello con estrofas orientales cuando menos te lo esperas. Un 'megamix' potente y efectista que no sabemos muy bien cómo nos hubiera dejado el cuerpo.

 

 

Los gritos de Georgia

Tornike Kipiani ganó el concurso Georgian Idol y se convirtió en el representante eurovisivo de Georgia para 2020. No teníamos mucha información de él, solo que arrasó y que en una de sus actuaciones interpretó uno de los éxitos de Jesucristo Superstar sin quitarse la capucha de la sudadera y mirando el móvil. La cosa prometía, por eso cuando salió la canción Take me as I am, estábamos deseando conocer qué sería capaz de hacer en el escenario siendo él como es y teniendo un tema rockero donde sus gritos y su aparente cabreo son los protagonistas.

 
Autor: Guía del Ocio Fecha de actualización: 12/05/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.