Buscar
Imprimir

Los mejores murales callejeros de Madrid

El arte se sube a las cales

Antes prohibidas y hoy promovidas, las expresiones plásticas urbanas enriquecen la oferta cultural de la ciudad.

 

Mucho han cambiado las cosas desde que en los años 60 y 70 los primeros grafitis y pin­tadas se perseguían e intentaban borrar de in­mediato, hasta hoy en que existen instituciones municipales entre cuyas actuaciones figura el impulso a la realización de obras de arte colecti­vas en muros, paredes y vallas que enriquezcan el paisaje urbano. Estos dos últimos conceptos se unen en la denominación del Servicio de Paisaje y Arte Público, área del Ayuntamiento de Madrid que mucho tiene que ver en la proliferación del ar­te urbano en nuestra ciudad que ha transformado el aspecto de los espacios públicos de muchas zonas de la capital. Esa transformación y esas ac­tuaciones quedan cumplidamente ilustradas en la exposición Arte en la calle 2000–2018, que puede verse en el Centro Cultural Conde Duque hasta el 28 de abril, pero aquí lo que proponemos es una colorida ruta por algunas de las más recientes in­tervenciones que han convertido algunos barrios madrileños –principalmente periféricos– en au­ténticos museos de arte urbano.

El paseo del arte... callejero

Los mejores murales callejeros de Madrid

 

Merece la pena comenzar ese recorrido por el norte, concretamente por la calle Marqués de Viana, en la que se suceden hasta cuatro inter­venciones en la fachada del Mercado de Tetuán y en paredes medianeras hoy a la vista ubicadas en los números 4, 24, 52 y 70. Muy próximo, en la ca­lle de las Orquídeas (en la foto), se encuentra el denominado Muro de la Convivencia, diseñado por el colecti­vo Boa Mixtura. En el mismo distrito de Tetuán en­contraremos una serie de muros convertidos en floridos jardines por La Artiga y Elena Vacas en las calle de la Hierbabuena, la del Loto o la de las Magnolias. Y un poco más al sur, en la plaza del Poeta Leopoldo de Luis, veremos como un abiga­rrado grupo de siluetas humanas puebla el mu­ro de un edificio por obra de Suso33. Sin abando­nar la zona, pero desviándonos hacia la Dehesa de la Villa, será un dragón similar a los de los des­files chinos lo que veamos serpentear los mu­ros de una plaza sin nombre próxima a la calle de Antonio Machado.

El centro también existe

Los mejores murales callejeros de Madrid

 

Aunque la mayoría de las actuaciones impulsa­das por el Servicio de Paisaje y Arte Público se concentran en barrios periféricos, también en el Distrito de Centro podemos encontrar algunos contados pero llamativos ejemplos, con la curio­sa coincidencia de su componente internacio­nal. A iniciativa del Institut Français, Eltono dotó de un colorido aspecto a un edificio de la calle Espoz y Mina, 9, al igual que hicieron en la calle del Calvario, 8 el argentino Zosen y la japonesa Mina Hamada. En colaboración con la Embajada de Sudáfrica, el Ayuntamiento encargó a Buntu Filha un mural de homenaje a Nelson Mandela en la pla­za que lleva su nombre, y en colaboración con la de Portugal, otro en honor a José Saramago (en la foto) en la Puerta de Toledo, obra de Vhils.

Los colores de Vallecas

Los mejores murales callejeros de Madrid

 

Los dos distritos vallecanos son de los que más tesoros ofrecen para el buscador callejero de arte. En el de Puente de Vallecas se sucede un rosario de intervenciones, ya sea en muros como los de las escuelas infantiles Luisa Fernanda (Cocherón de la Villa, 29) y El Caserío (María Teresa Robledo, 3), en paredes exteriores (av. de la Albufera, 76; Arroyo del Olivar, 6 (en la foto); Josefa Díaz, 5; y en la plaza de Puerto Rubio) o incluso en elementos como los pilares del puente de la M-30 en la avenida de la Albufera, a cargo de artistas como Imanol, Emilio Cerezo, Hyuro o Sten Lex, entre otros. En el distrito de Villa de Vallecas, Pelucas, Nómada, Nano4814 y otros han repartido obras de variadas temáti­cas pero coincidentes en su llamativo colorido en solares (Manuel Vélez, 4, y Puerto de Alazores, 5), calles (Martín Muñoz de las Posadas, 5, y Pico de Mampodre, 4) o instituciones como la Biblioteca Miguel Delibes (Arroyo Belincoso, 11), el Mercado Municipal (Sierra Vieja, 61) y el Centro Juvenil El sitio de mi recreo (Sierra del Torcal, 12).

Al otro lado del río

Los mejores murales callejeros de Madrid

 

Cruzando el Manzanares, el muro del Parque Salvador Allende (en la foto) de Carabanchel aparenta ser un original tablero del juego de la oca al que Sr. Mu tituló apropiadamente Ocarabanchel. En el ve­cino distrito de Usera Sue975, Laguna, 3TTman y Spok han dejado prueba de su inspiración en edificios de la calle de Juan Español, 112 y 47; Marcelo Usera, 178; y Gabriel Usera junto a Quince de Agosto. Y aún más hacia el sur, en Villaverde, diversas intervenciones a cargo de Liqen, ESCIF, Aryz, e1000ink y Sam3 se distribuyen en el pa­seo de Alberto Palacios 24, 28 y 74; Lenguas, 18; y Astilleros esq. Domingo Párraga, con especial atención para los motivos geométricos que ilumi­nan el muro que limita su plaza Mayor.

Autor: Juan Carrón Fecha de actualización: 13/03/2019