Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

Secuelas, remakes, cine de animación y mucho superhéroe. Éstas son las grandes triunfadoras de la taquilla veraniega en lo que va de siglo XXI.

 

Además de la playa, el terraceo, la piscina y, de vez en cuando, alguna siesta, el aire acondicionado de la sala del cine siempre ha sido uno de los esenciales del verano. Hasta este atípico 2020, no ha habido año en que los estudios de Hollywood no regaran la cartelera con sus superproducciones. Si bien hace unas semanas nos centrábamos en aquellas que fracasaron estrepitosamente, en esta ocasión echamos la vista atrás, hacia tiempos mejores, y repasamos los grandes blockbusters estrenados entre junio y agosto que lograron marcar hitos de recaudación a lo largo de estas dos décadas de siglo XXI.

Jurassic World (2015), de Colin Trevorrow

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

Quién iba a decir a la saga iniciada por la obra maestra de Steven Spielberg, allá por 2001, cuando Jurassic Park III se arrastraba por la taquilla y se libraba por los pelos de dar pérdidas, que 14 años después llegaría un director semidesconocido (Colin Trevorrow) y firmaría la entrega más taquillera de toda la franquicia. Con menos genio cinematográfico (pero el mismo sentido del showbusiness) que el Rey Midas del cine, Trevorrow acertó al tomar prestada la plantilla del filme original y aplicar sobre ella las últimas tecnologías digitales, nuevos y carismáticos protagonistas ( Chris Pratt y Bryce Dallas Howard) y un villano jurásico, especialmente diseñado para la ocasión, para atraer a una nueva generación de amantes de los dinosaurios. 1.670 millones de dólares en todo el mundo apoyaron la propuesta de Jurassic World, refrendada por los 1.300 de la secuela dirigida por J.A. Bayona.

Los increibles 2 (2018), de Brad Bird

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

Además de una fábrica de sueños, Pixar también se ha convertido en una máquina de ganar dinero. No hay verano sin que alguna de sus producciones se cuele en el pódium de la taquilla. En los últimos años, cintas como Toy Story 3 y 4 o Buscando a Dory consiguieron, por fin, que la compañía del flexo rompiera el ansiado techo de los 1.000 millones de dólares de recaudación mundial. Sin embargo, en 2018 la compañía alcanzó su tope con Los increíbles 2, tardía secuela de nuevo dirigida por Brad Bird donde los cabezas de esta simpática familia de superhéroes cambiaban su roles respecto a su predecesora. Mientras Mr. Increíble se dedicaba a las labores domésticas, Elastigirl salía al mundo a limpiarlo de criminales. Recaudó más de 1.200 millones de dólares, convirtiéndose en la cinta de animación más taquillera de la historia.

El rey león (2019), de Jon Favreau

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

El éxito de Alicia en el País de las Maravillas (más de 1.000 millones de recaudación global) proyectó el símbolo del dólar sobre las pupilas de los ejecutivos de Disney, que vieron una nueva mina de oro en adaptar a imagen real sus clásicos más memorables. El modelo fue sencillo: contratar a directores de prestigio e intérpretes de primera línea para disfrazarlos de sus personajes más emblemáticos, apelar a la nostalgia y el bolsillo de los fans, ya adultos, y de paso atraer a su prole. La maniobra comercial alcanzó su clímax hace apenas un año, cuando El rey león arrasó la taquilla veraniega con un film de CGI hiperrealista (nada de animales reales, por suerte). Este remake, entre el tono shakespeariano de la original y un documental de las sobremesas de la 2, recaudó la friolera de 1.650 millones de dólares en todo el mundo, entrando de lleno en el Top 10 de las películas más taquilleras de la historia.

El caballero oscuro (2008), de Christopher Nolan

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

El buen regusto de Batman Begins pudo con las críticas de un sector del fandom, que consideraban un terrible error la elección de Heath Ledger como el Joker, y el público acudió en masa. Su fe fue recompensada no sólo con una prodigiosa interpretación del malogrado actor, (ganó el Oscar a título póstumo), sino con el que es considerado por muchos como el mejor largometraje de superhéroes de la historia. El caballero oscuro se convirtió en la más taquillera de su año y en la única de 2008 en superar la siempre ansiada cifra de los 1.000 millones de dólares de recaudación mundial. Fue, sin embargo, superada por La leyenda renace, esperadísimo (y algo decepcionante) cierre de la trilogía del Batman ideado por Christopher Nolan.

Shrek 2 (2004), de Andrew Adamson, Kelly Asbury y Conrad Vernon

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

En 2001, Dreamworks consiguió con Shrek algo imposible hasta la fecha: disputarle al binomio Disney/Pixar no sólo los premios (ganó el Oscar de Mejor película de animación a Monstruos S.A.), sino también el interés del público. Los casi 500 millones de dólares recaudados hicieron inevitable que, sólo 3 años después, se estrenara una secuela que dobló las cifras de su predecesora para convertirse en la cinta más vista de su año y, hasta 2010, la más taquillera de la historia de los dibujos animados. Con menos originalidad, pero el mismo encanto y sentido del humor gamberro, Shrek 2 contó el viaje de la pareja de ogros por el reino de Muy Muy Lejano, a la vez que presentaba a otro secundario estrella: El Gato con Botas.

Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto (2006), de Gore Verbinski

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

En 2003, el equipo liderado por Gore Verbinski detrás de las cámaras y Johnny Depp delante consiguió convertir una atracción de Disneyland en el inicio de una de las franquicias de aventuras más rentables de lo que va de siglo. 650 millones y una nominación al Oscar para Depp dieron automáticamente luz verde a dos secuelas más, rodadas simultáneamente, que abordaron sin piedad la taquilla veraniega de 2006 y 2007. Sin embargo, sería la segunda, Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto, la que alcanzaría las cotas más altas de la saga, con la friolera de 1.066 millones de recaudación mundial. Estuvo muy cerca de superarla En mareas misteriosas, posiblemente la peor de todas las entregas protagonizadas por el Capitán Jack Sparrow.

Wonder Woman (2017), de Patty Jenkins

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

No lo tenía fácil Wonder Woman en el verano de 2017, con el universo de Warner/DC al borde de la descomposición tras el fiasco de Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia y en un género, dominado por Marvel, donde apenas había películas protagonizadas por superheroínas en solitario. Sin embargo, como en aquel pantagruélico crossover a cargo de Zack Snyder, la Mujer Maravilla, interpretada por una Gal Gadot que parecía haber nacido para el papel, llegó para salvar los muebles. Con 820 millones de dólares recaudados en todo el mundo, la cinta de Patty Jenkins se convirtió en la película dirigida por una mujer más taquillera de la historia y, de paso, en la punta de lanza del futuro comiquero del estudio. El coronavirus nos ha privado de ver este verano una secuela ( Wonder Woman 1984) que, si la pandemia lo permite, superará los números de su predecesora.

Spider- Man (2002), de Sam Raimi

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

Recién entrados en el nuevo milenio, el género de superhéroes todavía estaba en pañales, si bien cintas como X-Men ya habían mostrado el potencial de las adaptaciones comiqueras. Sin embargo, todo cambió cuando llegó Spider-Man, la primera gran superproducción protagonizada por un encapuchado, que, con 825 millones de recaudación global, se convirtió en la gran triunfadora de la taquilla veraniega (por delante del Episodio II de Star Wars) y sólo fue superada ese año por las secuelas Harry Potter y la cámara secreta y El señor de los anillos: Las dos torres. Sam Raimi sentaría con esta película los fundamentos del blockbuster superheroico, desde entonces gran dominador de la cartelera estival.

Harry Potter y las Reliquias de la muerte: Parte II (2011), de David Yates

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

Pocas inversiones eran tan seguras como el faraónico proyecto de llevar a la gran pantalla las novelas de Harry Potter, posiblemente el mayor fenómeno literario de los últimos 20 años. Como era de esperar, el público respondió a este evento cinematográfico con fidelidad, dejando en las arcas de Warner entorno a los 790 millones de dólares de El prisionero de Azkabán y los 975 de La piedra filosofal. Como también era de esperar, sería la última entrega, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte II, la que lograra la mejor marca de la saga del niño mago, rompiendo por primera vez la barrera de los 1.000 "kilos" (llegó a los 1.340) y alzándose como la película más taquillera de 2011.

Transformers: La era de la extinción (2014), de Michael Bay

Las películas de verano más taquilleras del siglo XXI

 

Fiel a su idilio con la taquilla, que no con la crítica, Michael Bay volvió a llevar a la gente al cine en otro ejercicio pantagruélico de explosiones, coches de lujo y mujeres exhuberantes que, en este caso, estaba basado en la línea de juguetes de Hasbro. Transformers cerró su recorrido por las salas con 708 millones de dólares y, desde ahí, no paró de aumentar sus beneficios con cada entrega hasta alcanzar la cima con El lado oscuro de la luna (1.120 millones). La última entrega de la saga Harry Potter le impidió ser la cinta más taquillera de su año, honor que sí lograría en 2014 con la quinta parte de la saga, La era de la extinción, gracias a los 1.100 kilos de recaudación mundial.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 08/07/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.