Las mejores croquetas de Madrid y dónde comerlas

De jamón, atún, gorgonzola, queso azul... incluso de brownie. Hay opciones para todos los gustos.

Aunque en la Guía del Ocio sabemos de sobra que no hay croquetas sobre la faz de la Tierra que puedan compararse a las que hacen tu madre o tu abuela, en Madrid hemos encontrado algunas dignas competidoras que, ¡ojo!, pueden llegar hasta hacerte dudar de esta convicción instalada en tu mente y tu paladar desde la infancia. 

Para que veas que no te mentimos, te invitamos a recorrer con nosotros esta peculiar ruta de peregrinación para los fieles croqueteros de España y el mundo. Estos son los restaurantes de Madrid en los que se pueden degustar algunas de las mejores croquetas. Y ya lo sabes, son todos los que están, pero no están todos los que son.

Santerra

Dónde: Calle General Pardiñas, 56. Madrid

Comenzamos nuestra especial ruta de la croqueta con uno de los grandes clásicos de la capital. Situado en pleno barrio de Salamanca y fundado en 2017 por Miguel Carretero, oriundo de Pedro Muñoz (Ciudad Real), Santerra ha sabido convertirse en muy poco tiempo en uno de los restaurantes imprescindibles para los amantes croqueteros. No en vano, tan solo un año después de la apertura del local, su fundador fue el ganador del Premio a la Mejor Croqueta del Mundo en Madrid Fusión. La cremosidad de su bechamel, el sabor de su jamón ibérico y su gran tamaño (un bocado no es suficiente para acabar con el manjar de una sola vez) han llevado a su croqueta a niveles de gran delicia culinaria. Se nos hace la boca agua solo con pensar en ella.

Bodega de Los Secretos

Dónde: Calle de San Blas, 4. Madrid 

Bodega de los Secretos puede presumir de contar entre su carta con una de las mejores croquetas de Madrid. En su versión más popular, cremosas, crujientes y de jamón ibérico de bellota. Sabrosas como ellas solas. El local está ubicado en unas bodegas rehabilitadas del s. XVII que termina de poner la guinda a esta experiencia culinaria. En él la cocina es de vanguardia mediterránea y llama la atención su espacio, que hace sentir al comensal en un oasis en pleno centro de la ciudad.

Casa Julio

Dónde: Calle de la Madera, 37. Madrid

Si el mismísimo Bono de U2 cayó rendido ante su sabor, poco más tenemos que añadir nosotros. Anda que no habrá probado croquetas Bono. Casa Julio es una taberna castiza ubicada en Malasaña, fundada en el año 1921 como despacho de vinos. Tras su tradicional fachada roja, típica de las antiguas tabernas de Madrid, se esconde este pequeño local de cocina casera donde las croquetas son la especialidad. Y por si fuera poco, ofrece opciones de rellenos para todos los gustos: atún con huevo, espinacas, pasas y gorgonzola, picadillo, queso azul, setas con puerro o jamón. Tú eliges.

Prístino

Dónde: Paseo de Eduardo Dato, 8. Madrid

Prístino es la siguiente parada de nuestra ruta. Este elegante establecimiento se ha colado en nuestra selección por sus croquetas melosas de jamón que, además de por su espectacular sabor, sorprenden por su forma: ¡son cuadradas!. Prístino basa su cocina y lo que se cuece en sus fogones en esa esencia de los productos, en lo primigenio del hecho de comer, en lo prístino. La oferta gastronómica de este elegante establecimiento consiste en platos clásicos, marcados por sabores de toda la vida, en los que se combinan la tradición madrileña con técnicas de cocina modernas.

Zielou

Dónde: Estación de Chamartín, s/n, Planta Ático. Madrid

Las croquetas caseras de Zielou son un clásico renovado donde prima los productos de la mejor calidad y el sabor. Elaboradas con una cremosa emulsión de leche fresca, el ingrediente protagonista de estas croquetas es la cecina, un auténtico sabor delicatessen de calidad superior y que confiere un gusto inconfundible. Una experiencia sensorial sin límites en la que la combinación de la cremosidad de la bechamel contrasta con la cecina crocante y la cobertura perfecta del exterior, acompañado de un crujiente de parmesano para poner la guinda a un viaje de los sentidos en un pequeño bocado.

La Parrilla de Arganda

Dónde: Av. de Madrid, 47. Arganda del Rey

Fuera de la capital pero dentro de la comunidad encontramos La Parrilla de Arganda, dispuesta a arrasar entre los fans croqueteros con sus croquetas cremosas de carabineros. La excepcionalidad en sus materias primas y la cocina a la brasa hacen de la Parrilla de Arganda el lugar idóneo en el que disfrutar de una gastronomía de calidad, evitando los excesos. Sus pescados, carnes y verduras a las brasas son las propuestas perfectas para los paladares más exigentes.

¡Ay! Gregoria

Dónde: Cualquier lugar de España

Si prefieres disfrutar de este exquisito manjar en la comodidad de tu salón, ¡Ay! Gregoria te lo pone muy fácil. Esta empresa especializada en croquetas 100% artesanales con más de 20 años de experiencia en la elaboración de comidas preparadas se ha reinventado conquistando el mundo del comercio online. Sin conservantes artificiales y listas para freír o congelar, estas croquetas llegan a tu puerta en un plazo de 24 a 48 horas. Las hay de manzana asada y canela, brownie, arroz con leche, jamón, pollo asado o queso azul.

Autor: Miriam Hernández Fecha de actualización: 13/01/2022

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.