Buscar
Imprimir

La ruta de Don Quijote, paso a paso

De gigantes y molinos

Se han cumplido 400 años de la publicación de la segunda parte de una de las novelas más conocidas de la historia, 'El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha', además de conmemorarse el IV Centenario de la muerte de su autor, Miguel de Cervantes. Cogemos nuestra lanza y nuestra adarga, nos adentramos en tierras de Castilla, esas llenas de molinos y trigales por las que deambuló el caballero con Sancho Panza, su fiel escudero, y recorremos la ruta del Quijote a través de sus rincones más famosos y pintorescos.
 

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.” ¿Quién no reconoce el inicio de esta novela de caballerías, incluso aunque no haya leído el resto de sus 35 capítulos? 400 años después de la publicación de su segunda parte, la genial obra de Cervantes sigue siendo un bestseller que cuenta con traducciones a diferentes idiomas, antologías, versiones en cómic, adaptaciones para niños, una serie de dibujos animados de finales de los 70, documentales y películas, la más famosa protagonizada por un fantástico Fernando Rey como Alonso Quijano y Alfredo Landa en el papel de Sancho Panza.

En la novela, Don Quijote hace tres salidas por tierras de La Mancha, Aragón y Cataluña lo que ha llevado a crear diferentes rutas que siguen sus pasos. La más famosa es la que recorre 2500 kilómetros de Castilla la Mancha a través de caminos históricos, vías pecuarias y espacios de gran interés ecológico y turístico perfectamente señalizados. Tal es su valor que el Consejo de Europa le otorgó el calificativo de Itinerario Cultural Europeo en 2007. Es importante aclarar que no es un circuito que siga criterios estrictamente literarios, sino que marca los puntos de mayor interés citados en El Quijote y los une a través de los caminos más interesantes a nivel turístico.

Las 10 etapas de la ruta del Quijote

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha elaboró en 2005 interesantes guías y mapas sobre esta ruta con motivo del IV centenario de la publicación de la primera parte de la novela. Aquí puedes descargar uno de esos mapas en pdf.

Su propuesta divide la ruta en 10 etapas diferentes. Ten en cuenta que vas a recorrer muchos kilómetros, por lo que lo mejor es hacerla en coche e ir parando en los puntos más interesantes de cada jornada, algunos de los cuales hablaremos después. Además, al tratarse de un recorrido tan amplia, pasarás por el mismo pueblo o espacio natural en diferentes etapas. Planifica bien las que vas a hacer para aprovechar el tiempo lo mejor posible. No es cuestión de hacer las 10 y acabar cansado sino de acercarnos a los pasos de Don Quijote de una forma interesante.

Etapa 1. De Toledo a San Clemente por El Toboso y Belmonte

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Conocerás una ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como Toledo, los famosos molinos de viento, plazas mayores preciosas, castillos y lagunas. La ruta pasa por La Guardia, Lillo, Longar, Tembleque, Campo de Criptana, Mota del Cuervo, El Toboso, tierra de Dulcinea, Belmonte y San Clemente.

 

Qué ver:

Toledo: La capital de Castilla-La Mancha merece una visita en sí misma. Recorrer el borde de su muralla, contemplando el río Tajo bajo sus puentes, su Alcázar, la Catedral, la plaza del Zocodover y los innumerables recuerdos que El Greco dejó en esta ciudad son un verdadero placer para la vista.

El Toboso: Aldonza Lorenzo es la dama que ocupa el corazón del caballero Don Quijote, que decide llamarla Dulcinea del Toboso, un nombre mucho más tierno y a la altura de su amor. El pueblo tiene una ruta señalizada que parte de la casa de Dulcinea y te lleva por diferentes lugares citados a lo largo de la novela y esta preciosa escultura del hidalgo caballero arrodillado ante su amada.

Etapa 2. De San Clemente a Villanueva de los Infantes

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Las Pedroñeras, Pedro Muñoz, El Provencio, Villarobledo, Ossa de Montiel, y Villanueva de los Infantes son los pueblos que conforman esta etapa, con una parada obligada en una de las mayores lagunas de España, las de Ruidera.

Qué ver:

Ossa de Montiel: Este pueblo de Albacete cuenta con un rincón muy admirado en la literatura cervantina, la cueva de Montesinos, donde Don Quijote relata a Sancho Panza las visiones que contempla dentro de ella y cómo el mago Merlín ha conseguido mantener cautivas y embrujadas a más de 500 personas.

Zonas húmedas: Diversos ríos riegan tierras de Castilla nutriendo sus bosques y campos de cereales, olivos y viñedos. Hacemos tres paradas en entornos únicos. La primera, en Pedro Muñoz, donde el río Guadiana crea un humedal con un gran valor medioambiental y turístico por la cantidad de especies animales y vegetales que allí se pueden encontrar declarado Reserva Natural y zona de especial Protección de Aves. La segunda nos lleva a las Lagunas de Ruidera, un increíble parque natural de 4000 hectáreas, 16 lagunas, cascadas y torrentes que van desde los primeros manantiales que emanan en la laguna Blanca hasta llegar a las lagunas bajas y el Pantano de Peñarroya. Por último, en Las tablas de Daimiel conocerás uno de los ecosistemas más difíciles de ver en nuestro país, el de las tablas fuviales.

Etapa 3. De Villanueva de los Infantes a Almagro y Calatrava la Nueva

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Bordeando los límites de La Mancha, nos adentramos en solitarias sierras como las de Villamanrique, desde donde verás una espectacular panorámica del río Guadalén, Santa Cruz de Mudela, Almuradiel, Valdepeñas, donde podrás probar deliciosos vinos, Almagro y Aldea del Rey, desde donde divisareís a lo lejos los Montes de Toledo.

Qué ver:

Villanueva de los Infantes: Dicen algunos expertos que Villanueva de los Infantes, uno de los pueblos más bellos de Ciudad Real, es ese lugar de La Mancha del que Don Quijote no quería acordarse. En sus calles encontramos vestigios de la Edad de Cobre y Bronce, una calzada romana, el puente de Treviño, también de esta época y una escultura en bronce de Alonso y Sancho Panza con sus jamelgos.

Etapa 4. Del Parque del Valle de Alcudia y Sierra Madrona a Campo de Calatrava

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Aguas termales, zonas volcánicas, grandes bosques y zonas de vid, olivos y cereales nos acompañan en este camino que pasa por Fuencaliente, Brazatortas, Almodóvar del Campo, Puertollano, Granátula de Calatrava, Valenzuela de Calatrava, La Nava y Corral de Calatrava.

Etapa 5. De Albacete a Alcaraz y Bienservida

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Desde Albacete, nos adentamos en las frondosidades de la Sierra de Alcaraz, hasta los límites de Sierra Morena, recorriendo Balazote y su Bicha de Balazote, emblema del arte ibérico, Robledo, Alcaraz y Bienservida.

Etapa 6. De La Roda a los Campos de Montiel

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

El río Júcar ha excavado preciosos cañones fluviales a lo largo de esta ruta que pasa por La Roda, Campos de Montiel, El Bonillo, Lezuza, El Ballestero, La Pinilla, Robledo, Alcaraz, Povedilla y Montiel.

Etapa 7. De Campo de Criptana a Tomelloso, Argamasilla de Alba y La Solana

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Atravesamos una inmensa llanura surcada por aves esteparias como las avutardas, los alcaravanes o los sisones. Haremos parada en Campo de Criptana, Tomelloso, Argamasilla de Alba, donde Cervantes estuvo prisionero y empezó a escribir su obra cumbre y La Solana. Si no paraste en las lagunas de Ruidera en la segunda etapa, puedes hacerlo ahora.

Qué ver:

Argamasilla de Alba: Parada obligatoria en esta ruta quijotesca ya que la leyenda, y los expertos, aseguran que en la Casa de Medrano, situada en este municipio, fue donde Miguel de Cervantes estuvo preso y dio vida y letras a las andanzas de Don Quijote. La Casa ha sido restaurada y puede visitarse.

Campo de Criptana: "En esto descubrieron 30 o 40 molinos de viento que hay en aquel Campo…", cuenta Cervantes en El Quijote. Si por algo el pueblo de Campo de Criptana, en Ciudad Real, además de por haber visto nacer a Sara Montiel, es por sus molinos. La llamada "Sierra del viento" llegó a contar hasta 34 de estas construcciones, de las que quedan sólo 10 pero en perfecto estado de conservación, tal y como Alonso Quijano los vió convertidos en gigantes.

Etapa 8. De Almagro a Toledo, por Ciudad Real y Consuega

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

El río Jabalón nos brinda algo más que escenarios húmedos; innumerables restos de su actividad volcánica con cráteres y cuencos de lagunas. Hoya de Cervera, Ciudad Real, Carrión de Calatrava, Poblete, Consuegra, Herencia, Villarta de San Juan, Puerto Lápice, que cuenta con cuatro productos que no puedes perderte, azafrán, queso, vino y aceite de los Montes de Toledo, y Consuegra jalonan la etapa, que pasa por otro marco incomparable, el de las Tablas de Daimiel, uno de nuestros más importantes humedales.

Qué ver:

Almagro: Situada en el Campo de Calatrava, ha sido declarada Conjunto Histórico-Artístico. Además de visitar su restaurado corral de comedias, no dejes de degustar su plato más famoso, las berenjenas, que son más pequeñas que las habituales y se ofrecen aliñadas o rellenas.

Etapa 9. De Esquivias a Illescas y Carranque

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Al norte de Toledo, conocemos la comarca de La Sagra y la casa donde vivió Cervantes en Esquivias. Recorremos además Illescas, Ugena y Carranque, con un parque arqueológico muy interesante.

Qué ver:

Esquivias: Celtas, romanos, visigodos y hasta pueblos islámicos han poblado sus calles. También Miguel de Cervantes, que habitó una casa típicamente castellana con vigas vistas, herrajes en las puertas, rejas en los vanos, lagar, cuadra, bodega, cueva y patios empedrados que hoy puede visitarse.

Etapa 10. De la Hoz del Río Dulce a Sigüenza y Atienza

La ruta de Don Quijote, paso a paso

 

Comenzamos a los pies del castillo de La Torresaviñán y llegamos hasta el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, donde se rodaron capítulos de El hombre y la tierra por la riqueza y variedad de su fauna. De ahí partimos a Sigüenza, donde visitaremos su catedral y parador nacional y conoceremos a su Doncel. Sienes, Valdelcubo, Palazuelos, Olmeda de Jadraque, Santamera y Atienza son nuestras últimas paradas.

Qué ver:

Sigüenza: Esta ciudad está enclavada sobre la calzada romana del Henares. Ofrece una gran oferta cultural para quienes quieran visitar su catedral y castillo, hoy parador nacional. Parece que Don Quijote pasó por ella en su camino hacia Cataluña.

Autor: Laura Jiménez Fecha de actualización: 31/08/2016