James Bond: sus 8 actores a juicio

Quince años y cinco películas alumbran el recorrido de Daniel Craig como James Bond. Aprovechando su último servicio a Su Majestad, le colocamos en su lugar dentro de aquellos, ya míticos actores, que alguna vez se pusieron el esmoquin del agente 007.

 

Sin tiempo para morir será la última ocasión en la que Daniel Craig se suba al Aston Martin, use sorprendentes gadgets y reparta elegantes puñetazos como James Bond. Lo hará en la que (como casi siempre) será su misión más peligrosa, retirado del servicio y obligado a volver a la acción en un MI6 muy distinto al que dejó, con una agente (Lashana Lynch) ostentando su estatus de 007 y un temible villano, con el rostro (en este caso, desfigurado) de Rami Malek, armado con una nueva y potencialmente destructiva tecnología. Aprovechamos este estreno, la despedida de Craig y la incertidumbre ante el nombre de quién será su sucesor (¿o sucesora?) para repasar las virtudes y defectos de aquellos intérpretes que dieron vida al espía más famoso de la historia del cine.

Sean Connery (1962-1971), (1983)

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor: Es considerado por muchos como el agente 007 por antonomasia, este escocés fue el primero en dar vida en la gran pantalla al glamuroso James Bond. Armado con su porte regio, humor irónico y licencia para matar, Connery estuvo en boca de todos a lo largo del tiempo por su larga trayectoria como el espía más conocido de la historia del cine.

En contra: Pocas cosas le son reprochables, ya que marcó un hito en la historia del agente del Servicio Secreto británico. Quizás las caracterizaciones de las primeras películas, en las que el propio actor no conseguía dar con el tono del personaje.

George Lazenby (1969)

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor. Ser James Bond antes de interpretar a James Bond. Playboy y engreído modelo, Lazenby debutó en la interpretación con un personaje icónico y bajo la alargada sombra de Sean Connery, lo que le obligó a poner todo su esfuerzo como actor inexperto que era. Aunque no tiene muchos argumentos a su favor (la mayoría de Bonds le superan en casi todo) siempre le quedará que su única película como 007, Al servicio secreto de su Majestad, es una de las mejores. Y también que es el único Bond que se ha casado en la gran pantalla y enviudado en tiempo récord.

En contra. A sus detractores no les gustaba que fuera australiano (ha sido el único actor que ha interpretado a James Bond en el cine y no ha nacido en las islas británicas), pero si hay algo que echarle en cara es su inexperiencia y su carácter. Se peleó con el director, Peter Hunt, que ni siquiera hablaba con él, y con su co-protagonista, Diana Rigg, que llegó a acusarle de comer ajo en las escenas en que tenían que besarse. Aunque es cierto que sólo tiene una película para defender su trabajo, hay que decir que eso también es culpa suya. Rechazó un contrato de 7 películas porque pensaba que James Bond ya no interesaba a nadie (aunque algunos dicen que era para sacar un salario más suculento).

Roger Moore (1973-1985)

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor: Famoso por la serie El Santo, Moore le devuelve la flema británica al espía y lo caracteriza con su vena satírica. Acorde con los tiempos que corrían, este actor nos dejó un agente Bond rodeado por la música pulp, moda vintage y cierto regusto a la pulcritud que siempre ha caracterizado al ideal del famoso agente doble 0. A día de hoy, ha sido el actor que lo ha representado en más películas.

En contra: Con la idea de crear su propio Bond y alejarse del de Connery, Moore tuvo que enfrentarse en todo momento a las comparaciones de los puristas. Que su debut se produjera justo dos años después del esperado regreso de Connery como el agente 007 en Diamantes para la eternidad, no ayudó a que el público se olvidara de esa dualidad.

Timothy Dalton (1986-1992)

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor: Dalton consigue combinar la esencia del personaje de Bond, no solo aquella que bebía del relato de Ian Flemming, sino también la que dejaron sus antecesores en el papel. En sus producciones deja patente que el espía británico es algo más que un gentleman que se muestra cortés con las mujeres, también es un aguerrido luchador cuando la situación lo requiere.

En contra: Quizás que sólo haya realizado dos películas en la historia del mítico personaje, pues aunque consiguió dejar su huella en el público (incluso entre los más puritanos) no consiguió convencer a aquellos que todavía preferían el primer rostro del agente secreto.

Pierce Brosnan (1995-2002)

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor. Es la clase personificada. El ejemplo perfecto del británico de buena cuna, de traje sin una sola arruga y peinado a prueba de bombas (literalmente, si no echad un vistazo a la escena del helicóptero-motosierra de El mundo nunca es suficiente). Su capacidad para recitar diálogos, de seducir con su fina ironía, le ponen a la altura de los grandes 007. Además de eso, tenía un BMW que se conducía con el móvil antes de que siquiera existieran las apps, ¿alguien puede mejorar eso?

En contra. Su apariencia física le hacía parecer un Bond un poco blandito. Resultaba difícil entender su habilidad para encajar golpes o creernos que una Famke Janssen en plena forma no fuera capaz de partirle en dos. En GoldenEye se salvaba porque su archienemigo, Sean Bean, tiene un don especial para morir en casi todos sus papeles. Tres de sus cuatro películas son de lo peorcito de la saga, aunque en su defensa hay que decir que no era precisamente por su culpa.

Daniel Craig (2006 - Actualidad):

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor: Su capacidad para ser un Bond creíble. A su cara de boxeador se le une una capacidad innata para llevar los trajes con estilo y pronunciar las frases lapidarias con elegancia. En Craig encontramos el equilibrio perfecto entre el encanto que debe tener James Bond y, a la vez, ese aire implacable que hace convincente que sea capaz de partirle la cara a puñetazos a una mole de 120 kilos.

En contra: No vamos a caer en el tópico de que "es rubio". A veces se echa de menos un poco de expresividad en el Bond del siglo XXI, pero se lo perdonamos porque bastante tienen ya sus músculos faciales con los golpes que se lleva.

Los actores fuera del canon: Barry Nelson (1954) y David Niven (1967)

James Bond: sus 8 actores a juicio

 

A favor. Barry Nelson ostenta el preciado título de ser el primer James Bond de carne y hueso (eso sí, en televisión) y ser el único, junto a George Lazenby, que no nació en Gran Bretaña (era estadounidense). Por su parte, David Niven aprovechó que su Casino Royale se salía de la franquicia oficial para poder construir su propio Bond, un jubilado paródico e hilarante, que enseña los secretos del espionaje a un jovencísimo Woody Allen y que tiene como archienemigo al mismísimo Orson Welles.

En contra. Barry Nelson interpretó al agente secreto más famoso de todos los tiempos antes de que fuera un personaje conocido. Por su parte, a David Niven sólo podemos echarle en cara que no fuéramos capaces de tomárnoslo en serio, pero claro, esa era la idea.

Autor: Juanjo Velasco y Jorge Castro Fecha de actualización: 01/10/2021

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.