4. Estación de Atocha

Huellas de la arquitectura industrial en Madrid

 

La Estación de Atocha, antes llamada del Mediodía, fue un hito fundamental para el desarrollo industrial de la ciudad. La estructura ferroviaria se ubicó en el embarcadero, construido en 1851, de la línea Madrid-Aranjuez, conocida como ‘Camino de Hierro de Aranjuez’, y desde el que la reina Isabel II inauguró la salida del primer ‘tren de la fresa’. Gracias a las inversiones del Marqués de Salamanca y la creación de la compañía MZA (Madrid-Zaragoza-Alicante), en 1858 se abrió la línea Madrid-Alicante. A consecuencia de un incendio en 1864, los andenes tuvieron que cubrirse con una estructura provisional hasta 1892.

El proyecto definitivo de la estación fue realizado en 1888 por el arquitecto Alberto de Palacio Elissague, que se ocupó del diseño y la decoración. Mientras que el ingeniero francés Henri de Saint-James fue el autor de la gran nave de estructura de acero laminado que cubría vías y andenes, para el que utilizó el sistema de Dion. Todavía visible, este es uno de los ejemplos más destacados de la arquitectura ingenieril del hierro derivada de la innovación técnica europea. Con un rico conjunto decorativo en su exterior, con los grifos y el globo terráqueo que corona la marquesina y la mezcla de distintos materiales -hierro, ladrillo, piedra y cerámica-, el conjunto está catalogado como Monumento entre los Bienes de Interés Cultural.

Entre 1988 y 1992, se modificó la infraestructura con la obra de Rafael Moneo, que incluye un intercambiador para trenes de cercanía y largo recorrido, una estación de metro, autobuses y un aparcamiento. Todo ello se sitúa en la parte posterior de la antigua estación, hoy dedicada a centro comercial e invernadero tropical.

Otras grandes estaciones ferroviarias en la ciudad son la de Delicias, la primera monumental de Madrid, levantada en 1879 y en funcionamiento hasta 1969, que se mantiene tal y como fue construida y en la actualidad alberga el Museo del Ferrocarril y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles; y la del Príncipe Pío o Estación del Norte, también catalogada como Monumento, y hoy dedicada a intercambiador de transportes y centro comercial. Respecto al Metro de Madrid, todavía podemos observar parte del pasado en la estación de Chamberí, del reputado Antonio Palacios, la Nave de Motores de Pacífico o las polémicas cocheras de Cuatro Caminos.    

Fecha obra estación monumental: 1888-1892.
Arquitecto: Alberto de Palacio Elissague. Ingeniero: Henri de Saint-James.
Dirección: Plaza Emperador Carlos V, 28045 Madrid.

 
Autor: Silvia Álvarez Fecha de actualización: 09/08/2016

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.