Buscar
Imprimir

¡Feliz Hallo-wine!

Marida el día más terroríficamente divertido del año con vino.

Aunque Halloween tiene una reconocida raigambre nor­teamericana, se trata de una celebración que tiene su origen en la festividad céltica conoci­da como ‘Samhain’, que con­memoraba el final de la tempo­rada de cosechas, entre otras, de la uva. Así que, ¿por qué no darle un toque muy nuestro y maridar el evento con un buen vino?

Además, el 31 de octubre es antesala de nuestro Día de Todos los Santos, de tal mane­ra que las costumbres y las tra­diciones se mezclan, y los mur­ciélagos, las brujas y los seres de ultratumba de esa noche te­rrorífica también pelan casta­ñas y comen huesos de santo, buñuelos de viento y panellets. Especialidades todas muy nuestras que podemos maridar con un buen vino, cautivando y embriagando los sentidos para perder el miedo con un toque muy dulce.

De origen árabe y elaborados con ingredientes como almen­dra, yema de huevo y azúcar, los huesos de santo tienen su base en el tradicional mazapán y ma­ridan muy bien con un espumo­so semiseco o un blanco dul­ce moscatel. Los buñuelos de viento no solo debemos acom­pañarlos con un buen vino dul­ce, sino que además se pueden elaborar añadiendo vino tinto o vino blanco a la propia receta (hirviendo hasta que se disuel­va la mantequilla en 250 ml de vino tinto, o mezclando la hari­na y la levadura tamizadas con vino blanco). Los panellets, tra­dicionales en Cataluña y de ori­gen árabe, servían en tiempos ancestrales para soportar me­jor la larga noche de difuntos gracias a ser rico en calorías. Los mismos van muy bien con vinos dulces blancos sobrema­durados de vendimia tardía, co­mo los Pedro Ximénez, con vi­nos dulces de uva tinta o vinos de crianza en soleras. Por otra parte, la cosecha de la auste­ra pero sabrosa castaña, coin­cide con estas fechas y es tra­dicional su consumo el día de Todos los Santos y claro, en Halloween. Prueba maridarla con un garnacha, un espumoso, un chardonnay o un rosado dul­ce. Si vas a coquetear con las ánimas en la noche más terrorí­fica y divertida del año, marída­la con vino.

Fecha de actualización: 07/05/2018