El periodismo y el cine en 10 películas

Exclusivas, sensacionalismo e investigación en el séptimo arte

Aunque la década de los 70 fueron los mejores años para el cine periodístico, con éxitos de taquilla y reconocimiento de la crítica, los últimos años de los 90 recuperaron el interés de la industria por el trabajo de reporteros e investigadores que, ya en el nuevo milenio, ha provocado un renacer del género. El último exponente es  Los archivos del Pentágono, cinta dirigida por  Steven Spielberg que nos hace partícipes de la dura batalla y el fascinante proceso periodístico de los informadores del Washington Post y el New York Times que sirvió para destapar los secretos y mentiras que 4 presidentes distintos ocultaron sobre la guerra de Vietnam y, de paso, defender a ultranza la libertad de expresión.

 

Con motivo de la llegada de una de las grandes favoritas en la próxima edición de los Oscar, destacamos 10 títulos imprescindibles con aroma a papel y tinta.

Primera plana (1974), de Billy Wilder

El periodismo y el cine en 10 películas

 

El realizador Billy Wilder fue una eminencia en el mundo del cine, llegando a ganar a lo largo de su carrera 6 Oscar. En Primera Plana dirigía una irónica comedia basada en la obra de teatro del mismo nombre en la que se dan dos historias paralelas. Por una parte, Earl Williams (Austin Pendleton) es un hombre condenado a muerte por asesinar a un policía que espera a que llegue su útlimo día en este mundo. Por otra, Hildy Jonhson (Jack Lemmon) es un periodista que está a punto de casarse con una joven pianista ( Susan Sarandon) y la pareja planea mudarse a Filadelfia, situación que no le conviene a Walter Burns (Walter Mathau), director del periódico donde trabaja Hildy. Para impedir que se consume el enlace, propone a su subalterno que haga un reportaje sobre Williams, cuya fuga dará al reportero una oportunidad de conseguir una entrevista en exclusiva a cambio de proponer su ayuda al preso. El film, tercera adaptación de la pieza teatral tras Un gran reportaje (Lewis Milestone, 1931) y Luna nueva (Howard Hawks, 1940) también es una crítica contra el mundo del periodismo, donde pone en entredicho algunas de las maniobras de los reporteros, más interesados por la exclusiva sensacionalista que por la veracidad de los hechos (un tema que ya trató Wilder en la también magistral El gran carnaval).

Compra Primera plana

Network (Un mundo implacable) (1976), de Sidney Lumet

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Estoy más que harto, y no quiero seguir soportándolo. Esta frase es la que le lleva al protagonista de la historia a la fama en Network (Un mundo implacable). Howard Beale (Peter Finch), un presentador de televisión que se encuentra al borde del despido por la baja audiencia, comenta en directo que, en una semana, se suicidará. Por tal comentario casi acaba en la calle, pero la cadena decide darle una oportunidad para disculparse públicamente, ocasión que aprovechará para levantar a todo el mundo con su aclamada frase y sus comentarios sobre la injusticia del putrefacto sistema corporativo americano, y que terminará por animar a todos los televidentes a que se asomen a la ventana y griten a pleno pulmón sus quejas. El realizador Sidney Lumet, que fue nominado a 5 Oscar, fue el encargado de llevar a la gran pantalla esta sátira sobre el poder de la televisión y el sistema resultadista de los medios de comunicación, más atados a las cifras de audiencia que a la información. Consiguió 4 Oscar, uno para Finch como mejor actor principal, otro para Faye Dunaway como mejor actriz principal, Mejor actriz de reparto para Beatrice Straigh y Mejor guión para Paddy Chayesfky.

Compra Network (Un mundo implacable)

Todos los hombres del presidente (1976), de Alan J. Pakula

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Uno de los casos más mediáticos, impactantes y bochornosos en la historia de EE.UU es, sin duda, el famoso Watergate, donde se vio implicado hasta el mismísimo presidente Richard Nixon al tratar de encubrir, entre otras cosas, las escuchas y el robo de unos documentos de la sede del Partido Demócrata. Todos los hombres del presidente se centraba precisamente en Carl Berstein y Bob Woodward, dos periodistas del Washington Post que comienzan a investigar un caso político que aparenta tener poca importancia y que, sin embargo, acaba destapando el famoso escándalo. Además de la índole histórica, el film también tiene un trasfondo sobre la implicación de la prensa y cómo tratan las noticias relevantes cuando éstas atañen directamente al presidente de su propio país. Alan j Pakula, uno de los grandes maestros del thriller con títulos como El informe pelícano (otra insigne de este género) y la que nos ocupa, retrata a la perfección el proceso de investigación periodística y le aplica las dosis de tensión propias de una historia de detectives o espías. Además, cuenta con un reparto de lujo con Dustin Hoffman, Robert Redford,  Hal Holbrook o el fallecido Jason Robards, ganador de uno de los 4 Oscar que consiguió llevarse la cinta.

 Compra Todos los hombres del presidente

Territorio comanche (1997), de Gerardo Herrero

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Fruto de sus más de dos décadas como reportero de guerra, Arturo Pérez Reverte escribió Territorio Comanche como vía de escape para todas sus experiencias en este periodo. Cuando el cine llamó a su puerta, el novelista no dudó en ponerse manos a la obra con el guion, que entregó al director Gerardo Herrero. El realizador de La playa de los ahogados puso imágenes a esta historia sobre tres corresponsales (Cecilia Dopazo, Imanol Arias y Carmelo Gómez) que, mientras cubren la Guerra de Bosnia e interactúan con sus colegas de profesión, reflexionan sobre el sentido de su trabajo. Crítica del sensacionalismo con el que los medios tratan las miserias de la guerra, Territorio comanche nos metía de lleno en las trincheras de Sarajevo en un homenaje a aquellos periodistas que ponen, literalmente, su vida al servicio de la información.

El dilema (1999), de Michael Mann

El periodismo y el cine en 10 películas

 

El artículo de Vanity Fair The man who knew too much, de Marie Brenner, inspiró a Michael Mann y Eric Roth para dar vida a este thriller periodístico en el que Russell Crowe mereció un Oscar por dar vida a Jeffrey Wigand, un químico de una tabacalera que descubre los elementos perjudiciales para la salud que producen la adicción a los cigarrillos. Lowell Bergman ( Al Pacino), un periodista y productor televisivo, buscaría destapar a la opinión pública la revelación de Wigand. Tras Heat, Mann repetía con Pacino y le convertía en un reportero sin escrúpulos y ávido de exclusivas, que presionaría hasta la extenuación al personaje de Crowe, un hombre que se debate en todo momento entre lo que considera correcto y las terribles presiones de la industria del tabaco. Flirteando con el cine de crítica social, el director de El último mohicano nos traía una apasionante película en la que la información se enfrentaba a su enemigo más poderoso: las grandes corporaciones. 7 nominaciones al Oscar la avalan.

 Compra El dilema

Buenas noches, y buena suerte (2005), de George Clooney

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Con la frase Buenas noches, y buena suerte el periodista Edward R. Murrow se despedía al terminar su programa radiofónico. También es el título de la segunda película dirigida por el actor George Clooney, que se centra en la controversia entre Murrow y el senador Joseph McCarthy. Mientras que McCarthy trataba con todas sus fuerzas de eliminar cualquier elemento comunista del país, Murrow y su equipo en la CBS atacaron los medios utilizados por este personaje público, lo que les llevó a ser acusados de comunismo, con el consiguiente estado de miedo entre los trabajadores. Con este film (el mejor que ha dirigido hasta la fecha), Clooney realiza un homenaje a Murrow, cuya encendida defensa del periodismo independiente supuso el principio del fin de la Caza de Brujas. Además de ser guionista y realizador, Clooney también participa en el elenco junto a unos magníficos David Strathairn, Robert Downey Jr o Frank Langella, que le ayudaron a obtener seis nominaciones a los Oscar y cuatro a los Globos de Oro.

Compra Buenas noches, y buena suerte

Historia de un crimen (2006), de Douglas McGrath

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Padre del llamado "nuevo periodismo", Truman Capote y su obra maestra A sangre fría cambiaron las reglas de lo que hasta entonces se hacía en los periódicos. Después de esta novela, surgió una nueva corriente que buscaba salir de las informaciones planas y superfluas de la actualidad. A partir de ese momento, el periodismo buscó la profundidad, los testimonios y la intrahistoria de los acontecimientos, con el objetivo de ofrecer un mayor rigor y seriedad. En Historia de un crimen, Douglas McGrath y un soberbio Toby Jones nos meten de lleno precisamente en el desarrollo y gestación de esta revolucionaria novela en la que Truman Capote (Jones), un escritor y snob neoyorkino, viajaría hasta un pueblo de Arkansas para averiguar la historia detrás del asesinato y la forma en que un hecho tan macabro influye en el día a día de una pequeña población rural. Una pena que se estrenara sólo unos meses después de Capote, el también acertado biopic, gemelo en trama, que dio el Oscar al malogrado Philip Seymour Hoffman, que consiguió cuatro nominaciones más y cuyo visionado también es más que recomendable.

Compra Historia de un crimen

El desafío: Frost contra Nixon (2008), de Ron Howard

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Más allá de Todos los hombres del presidente, el caso Watergate tuvo otro de sus momentos de gloria en el cine de la mano de Ron Howard en El desafío: Frost contra Nixon, que adaptaba la obra teatral de Peter Morgan sobre la entrevista que el periodista David Frost hizo al ex presidente Nixon. Al propio Frost, un presentador de un talk show de la televisión británica, le sorprendió que el antiguo inquilino de la Casa Blanca le escogiera para dar la cara tres años después del escándalo que le desencadenó su dimisión, lo que le llevó a afrontar el mayor desafío profesional de su carrera. Entre el drama y el thriller, Howard nos permitía echar un vistazo al funcionamiento de un equipo de informativos y a la preparación de una de las artes periodísticas por antonomasia: la entrevista. Michael Sheen y un inconmensurable Frank Langella daban vida y nervio a este tira y afloja entre un periodista que busca conseguir el gran titular, y las evasivas de un hombre con una gran habilidad para disfrazar la verdad. Consiguió 5 nominaciones al Oscar.

Compra El desafío: Frost contra Nixon

La sombra del poder (2009), de Kevin Macdonald

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Después de hacerse un hueco en Hollywood con El último rey de Escocia, Kevin Macdonald sorprendió con La sombra del poder, un sólido thriller, adaptación de la miniserie de la BBC, en el que un periodista, Cal McAffrey ( Russell Crowe) intentaba desentrañar el misterioso asesinato de una de las ayudantes de Stephen Collins ( Ben Affleck), un prometedor político que aspira a la presidencia y que, curiosamente, es un viejo amigo suyo. Entre los thrillers periodísticos de Alan J. Pakula y la nueva estética de las cintas de Jason Bourne, Macdonald estructuraba una tensa y enrevesada trama que convencía, entretenía, y sumergía al espectador en el oscuro universo de los tejemanejes políticos en la sombra. A la trama conspiratoria, el guión del irregular Tony Gilroy añadía una capa periodística que trataba, de manera muy superficial, la situación actual de los medios de comunicación, especialmente la prensa escrita, y su necesidad de renovación frente a las nuevas tecnologías, personificada en los distintos métodos de trabajo de McAffrey, periodista de la vieja escuela, y su colaboradora y bloguera Della Frye ( Rachel McAdams).

Compra La sombra del poder

Nightcrawler (2014), de Dan Gilroy

El periodismo y el cine en 10 películas

 

Hasta dónde puede llegar uno para conseguir una noticia y qué límites está dispuesto a traspasar, son algunas de las cuestiones que nos plantea Nightcrawler. El guionista y director Dan Gilroy es el encargado de realizar este thriller nominado a un Oscar donde un joven sin oficio ni beneficio se encuentra, por puro accidente, con unos periodistas freelance. Enseguida se inspira en su labor para ir con una cámara a las escenas de accidentes o crímenes y ser el primero en tener la primicia y los beneficios que ésta proporciona. Un inconmensurable Jake Gyllenhall ( Everest) se pone en la piel y los dobleces morales del protagonista Louis Bloom, en su intento por encajar en un mundo muy competitivo, valiéndose de cualquier recurso para lograr su objetivo. Noir de nuevo cuño, Nightcrawler refleja la sociedad actual, ávida de morbo y de sentarse en primera fila para ver las miserias ajenas, y el ansia de los medios para ser ellos los que vendan la entrada.

Compra Nightcrawler

Autor: Juanjo Velasco y Jorge Castro Fecha de actualización: 16/01/2018