Buscar
Imprimir

El Madrid moderno de Antonio Palacios

Un breve recorrido por el legado madrileño que nos dejó el genial arquitecto

¿Cuáles son los edificios que más te gustan de Madrid? Es muy probable que alguno sea de Antonio Palacios. Aunque todavía bastante desconocido para el gran público, por su importancia se podría decir que este arquitecto viene a ser a la capital española lo que Gaudí a Barcelona. Nacido en la localidad pontevedresa de O Porriño en 1874 y fallecido en El Plantío en 1945, Palacios es una de las figuras más destacadas e influyentes de la arquitectura madrileña del siglo XX.

 

Con motivo del centenario de una de sus obras, el Hospital de Jornaleros de la calle Maudes, la Comunidad de Madrid organizó un completo programa de actividades que se desarrolló entre junio y diciembre de 2016. Para disfrutar con su estilo, a continuación te ofrecemos un breve recorrido por algunos de los singulares proyectos con los que contribuyó a transformar la antigua Corte en moderna metrópoli.

Palacio de Comunicaciones

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Tras un concurso público para construir la sede de la Sociedad de Correos y Telégrafos de España, Antonio Palacios proyectó en 1904, con tan sólo 30 años de edad, y junto a Joaquín Otamendi, el Palacio de Comunicaciones. Declarado Bien de Interés Cultural en 1993, este es uno de los primeros ejemplos de arquitectura modernista en el centro de Madrid, convertido hoy en día en icono de la ciudad.

De grandes dimensiones e influencias historicistas, el edificio combina detalles neoplaterescos, barrocos, modernistas e, incluso, déco, dando lugar a un lenguaje estético particular de gran plasticidad y monumentalidad. En su fachada principal de piedra caliza, destacan las torres pentagonales y el cimborrio octogonal, con un reloj, que corona el conjunto, rematado con crestería y pináculos. Su interior, ideado con criterios racionales y funcionales, cuenta con galerías comunicadas con pasarelas de hierro y grandes patios.

En la actualidad, tras algunas remodelaciones, que han mantenido gran parte de su decoración, como los azulejos de la casa Manuel Ramos Rejano o los motivos escultóricos de Ángel García Díaz, alberga las oficinas del Ayuntamiento de Madrid y el espacio cultural  CentroCentro Palacio Cibeles.

Año de edificación: 1904-1919
Dirección: Plaza de Cibeles. Madrid.

Hospital de Jornaleros

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Si pasas por Raimundo Fernández Villaverde, no puede haberte pasado desapercibida esta formidable construcción. El antiguo Hospital de Jornaleros de San Francisco de Paula, más conocido como Hospital de Maudes, fue un encargo de una institución benéfica, fundada por Dolores Romero y Arano, viuda de Francisco Curiel, para dar asistencia gratuita a los jornaleros madrileños.

Siguiendo el modelo panóptico de las cárceles españolas y el esquema tradicional de los hospitales del siglo XVI, Palacios diseña el edificio, junto a Joaquín Otamendi, con cuatro naves dispuestas en aspa situadas alrededor de un patio con una fuente en el centro. Atendiendo a su función, este diseño posibilitaba la iluminación, la ventilación, vistas a los jardines y tenía en cuenta los mínimos recorridos, sin renunciar a la monumentalidad que caracteriza a sus proyectos.

Su aspecto exterior destaca por el uso de la piedra, apenas sin trabajar -ya desde niño, el arquitecto gallego estuvo familiarizado con la geología, pues su familia materna poseía unas canteras de granito-, y por los pináculos y balaustradas de las torres, de reminiscencias platerescas, que alcanzan mayor verticalidad en la iglesia.

En 1979, fue declarado Bien de Interés Cultural. Tras diversas etapas, hoy en día pertenece, excepto la iglesia, a la Comunidad de Madrid y alberga la actual Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras.

Durante 2016, coincidiendo con su centenario, la Comunidad de Madrid ha organizado diversas actividades, como visitas guiadas, itinerarios, conferencias y conciertos, en homenaje a Antonio Palacios. Asimismo, para dar a conocer más detalles sobre esta joya del siglo XX, se ha puesto en marcha la web:  www.palaciodemaudes.es.

Año de edificación: 1909-1916.
Dirección: calle Maudes, 17. Madrid.

Banco Español del Río de la Plata

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Otro de los grandes edificios que llama la atención, en esta ocasión, al recorrer la calle Alcalá, es el Banco Español del Río de la Plata, hoy sede del Instituto Cervantes en Madrid. Esta construcción marca un punto de inflexión en la obra de Antonio Palacios, que abandona las reminiscencias historicistas y eclécticas y se aproxima a la arquitectura comercial norteamericana.

En su estilo destaca un clasicismo monumentalista, con columnas de órdenes gigantes y cuatro cariátides esculpidas en piedra que flanquean la entrada principal. El interior se articulaba alrededor de un patio central, coronado con una cúpula de vidrio que permitía el paso de la luz cenital. Entre 1944 y 1947, cuando la entidad bonaerense se fusiona con el Banco Central, se realizan algunas reformas, como el cierre del patio para ampliar la superficie de la primera planta o la ampliación con el edificio colindante de la calle Barquillo.

Año de edificación: 1911-1918
Dirección: calle Alcalá, 49. Madrid.

Casa Comercial Palazuelo y otras arquitecturas comerciales de Palacios

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Tras la experiencia en la arquitectura comercial con el proyecto del Banco Español del Río de la Plata, Antonio Palacios continuó mostrando en sus siguientes obras su conocimiento de la arquitectura norteamericana, especialmente en el campo estructural y en la incorporación de nuevos materiales.

La Casa Comercial Palazuelo fue uno de los primeros edificios comerciales de Madrid inspirados en la arquitectura de Chicago. Hoy en día, casi un siglo después, continúa utilizándose para las funciones para las que se diseñó. También el edificio Matesanz, en Gran Vía, número 27, se construyó a continuación con un diseño parecido.

El inmueble de Palazuelo, con dos fachadas, una en el número cuatro de la calle Mayor y otra en el tres de Arenal, consta de tres cuerpos horizontales, uno principal de mayor tamaño y dos laterales, más estrechos, lo que aporta una sensación de simetría y esbeltez. La planta baja y el entresuelo se destina a alojar locales comerciales. Por fuera, destacan las columnas corintias entre las que aparecen varios miradores de hierro y cristal. En su interior, llama la atención el patio central, con suelo de mármol y baldosas de vidrio, con una escalera imperial y una amplia vidriera que permite la luz cenital.

Este edificio formaba parte de una propuesta urbanística para la reforma de la Puerta del Sol que no se llegó a completar y que incluía construcciones monumentales inspiradas en modelos clásicos e incorporaba innovadores pasos peatonales elevados y acristalados.

Año de edificación: 1920-1921.
Dirección: calle Mayor, 4 y calle Arenal, 3. Madrid.

Círculo de Bellas Artes, un ejemplo de estilo clasicista de Antonio Palacios

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Inspirado en los grandes rascacielos americanos, el Círculo de Bellas Artes, símbolo de la actividad cultural de Madrid durante el siglo XX, es uno de los edificios más emblemáticos del eje Gran Vía-Alcalá.

Al estar dedicado a las Bellas Artes, el arquitecto optó por un estilo clasicista. Con una sucesión vertical de distintos volúmenes, el edificio reduce su escala a medida que gana en altura. Y su fachada es coronada con un torreón a modo de faro de la cultura.

En esta ocasión, a diferencia de otras obras suyas, su interior no se articula en torno a un patio. A través de una escalera imperial de doble tiro se accede a las distintas plantas, diseñadas en función de sus diversos usos: un vestíbulo, una sala de exposiciones, un mirador, un salón de baile, con grandes columnas corintias y una cúpula central, una biblioteca, una sala de reuniones, una sala para juegos de azar, cocinas, comedores y estudios de Bellas Artes. En la azotea -hoy en día utilizada como espacio de relax y diversión abierto al público y con oferta gastronómica, bajo el nombre Tartan Roof- destaca una gran estatua de Minerva, diosa de las artes, esculpida en bronce por Juan Luis Vassallo en 1964.

En el año 1981 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Año de edificación: 1921-1926.
Dirección: calle Alcalá, 42. Madrid.

Los edificios de viviendas y residencias distinguidas de Antonio Palacios

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Aunque no cuentan con el mismo reconocimiento que sus edificios institucionales o comerciales, los trabajos de arquitectura doméstica realizados por Antonio Palacios también tienen un lugar destacado en el paisaje urbano de Madrid, sobre todo en la zona del Ensanche. Entre estos, hay tanto viviendas funcionales, como residencias para clases acomodadas.

De las primeras, se pueden contemplar las construidas por encargo del doctor Emilio Rey en la calle Viriato, números 20 y 22, o el edificio de viviendas de alquiler de la glorieta de Quevedo, nº6. De estilo sencillo y cercano a las corrientes racionalistas, estas cuentan con espacios destinados a la vida íntima y familiar.

Sin embargo, las residencias que Antonio Palacios realizó para clases acomodadas se distinguen por una mayor monumentalidad formal y por sus amplios espacios interiores dedicados a la vida social.

En Madrid, encontramos numerosos ejemplos, como la casa palacio de los condes de Bugallal, en la plaza de Cánovas del Castillo; el edificio de Demetrio Palazuelo, en la calle Alcalá; el edificio para Tomás Rodríguez, en la calle Villamejor; o las viviendas de Luisa Rodríguez, en el paseo de la Castellana.

Antonio Palacios y el Metro

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Dentro del ámbito de la arquitectura industrial, Antonio Palacios también tiene un importante lugar en Madrid. El arquitecto comenzó a trabajar para la Compañía Metropolitano Alfonso XIII en 1917 y fue responsable del diseño y la decoración de elementos que, en su mayoría, se han perdido tras remodelaciones posteriores, como estaciones, pasillos, andenes y bocas de acceso, incluidos los característicos templetes que había en Sol y Gran Vía.

Algunos de los que todavía podemos contemplar son la decoración original de forja y granito de los accesos en las estaciones de Noviciado, Cuatro Caminos y Tirso de Molina; la estación de Chamberí, cerrada en 1966 y convertida hoy en centro de interpretación; o interesantes edificios auxiliares, como las Subestaciones de Salamanca y Quevedo y de la Estación Eléctrica de Pacífico, la actual Nave de Motores.

También se dice que participó Palacios en el diseño de las cocheras históricas de Metro en Cuatro Caminos, cuyo futuro ha sido muy debatido, por el conflicto entre un posible desarrollo urbanístico y la protección solicitada por iniciativa de la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio y la plataforma Salvemos Cuatro Caminos.

Talleres del ICAI

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

Además de sus trabajos para el Metro, otro ejemplo de arquitectura industrial desarrollado por Antonio Palacios fue el de los talleres del ICAI.  

El edificio neomudéjar, que fue construido entre 1904 y 1908 por el arquitecto Enrique Fort para la formación de peritos e ingenieros que ofrecía el Instituto Católico de Artes e Industrias de la Compañía de Jesús, requirió ampliar sus instalaciones pocos años después. Palacios fue el encargado de llevar a cabo su diseño. Para ello, realizó uno de sus edificios más sencillos, con naves diáfanas y altos ventanales y lucernarios.

Hoy en día, tan solo se conserva parte de las fachadas que dan a las calles Alberto Aguilera y Santa Cruz de Marcenado.

Año de edificación: 1911.
Dirección:   calle Santa Cruz de Marcenado, c/v Alberto Aguilera, 25. Madrid.

 

Panteón Familia Fernández Villota

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

El Panteón de la familia Fernández Villota es uno de los más singulares de la Sacramental de San Isidro y una curiosidad a tener en cuenta entre las diversas obras de Antonio Palacios.

Realizado en 1923 por encargo de Glorialdo Fernández Aguilera  para su mujer Carmen de Villota, Palacios quiso hacer aquí una pequeña capilla de estilo "románico modernizado", con sólidos bloques de granito, que decoró con hierro, vidrieras y cerámica.

Año de edificación: 1923.
Dirección: Paseo de la Ermita del Santo, 78. Madrid.

 

Banco Mercantil e Industrial

El Madrid moderno de Antonio Palacios

 

En la calle Alcalá, número 31, se puede contemplar la que es la última gran obra de Antonio Palacios en la ciudad, considerada como el primer gran edificio de la posguerra madrileña. Las obras del Banco Mercantil e Industrial finalizan en el año de su fallecimiento, en 1945.

En este inmueble se puede apreciar la evolución de su arquitectura comercial, con la incorporación de nuevos materiales, como pavés y acero inoxidable, y un abandono de motivos ornamentales en la fachada.

El edificio cuenta con dos fachadas. La que da a la calle Caballero de Gracia, 32, es muy sencilla. Mientras que la de la calle Alcalá es mucho más monumental, con un gigantesco arco de herradura que alberga un gran mirador.

En la actualidad, se ubica aquí la Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid y el espacio dedicado a exposiciones Sala Alcalá 31.

Año de edificación: 1942-1945.
Dirección: calle Alcalá, 31. Madrid.

Autor: Silvia Álvarez Fecha de actualización: 15/09/2017