Charlize Theron: una carrera en 10 películas

Lo mejor de la sudafricana de oro

Divertida, intensa, sexy o intimidatoria, Charlize Theron se ha convertido en la estrella más rutilante del Hollywood actual. Desde que cautivara al mismísimo diablo con el rostro de Al Pacino, la sudafricana más internacional ha fascinado a crítica y público con fuertes personajes femeninos, niñas grandes y heroínas de acción. Ahora añade a la galería el papel de madre sobrepasada por las circunstancias y la responsabilidad que, para sobrevivir al arduo trabajo que implica el cuidado de su bebé y sus otros dos hijos pequeños, recurrirá a los servicios de Tully ( Mackenzie Davis), una peculiar niñera nocturna con la que, poco a poco, entablara un estrecho y único vínculo.

 

Aprovechando este estreno, en el que Theron vuelve a dar una lección de transformación física y emocional, repasamos en la galería sobre estas líneas 10 títulos que han definido la carrera de la oscarizada actriz.

Pactar con el diablo (1997), de Taylor Hackford

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

Aunque Tom Hanks le dio el primer rol de peso un año antes en The Wonders, sería Taylor Hackford el que presentaría a Charlize Theron como estrella en ciernes en este infravalorado thriller con tintes de terror en el que, además de presenciar una de las últimas grandes interpretaciones de Al Pacino, veíamos una sólida interpretación de Theron, en la que combinaba candidez y sensualidad primero, y desesperación después, como una tradicional chica sureña cuya estancia en la Gran Manzana se convertirá, literalmente, en un infierno cuando su marido ( Keanu Reeves), un abogado al borde del éxito absorbido por su trabajo, la aísle poco a poco en una torre de marfil rodeada de demonios. Repetiría pareja romántica con Reeves en un registro completamente diferente en la también taquillera Noviembre dulce.

Las normas de la casa de la sidra (1999), de Lasse Hallström

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

En Las normas de la casa de la sidra la función se repartía entre un soberbio Michael Caine y un Tobey Maguire que con esta interpretación se ganó las mallas de Spider-Man. Pero entre el conflicto generacional de esta adaptación de la novela de John Irving surgía el encanto de Charlize Theron, que cautivaba al personaje de Maguire y servía a la sudafricana para entrenar sus músculos dramáticos con un secundario que emocionaba en cada segundo que aparecía en pantalla. Fue su primer film de prestigio (7 nominaciones al Oscar y 2 estatuillas, ahí es nada).

The Italian Job (2003), de F. Gary Gray

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

Con la crítica en el bolsillo, a Charlize Theron le faltaba conseguir un éxito de taquilla. Éste llegaría con The Italian Job, remake del clásico protagonizado por Michael Caine, en el que interpretaba a una experta en reventar cajas fuertes que, al volante de su flamante Mini, ayudaría a Mark Wahlberg y compañía a vengarse de Edward Norton. Con carisma y una sonrisa arrebatadora, Theron conseguía dar relieve y frescura a un personaje visto mil veces, y hacer creíbles los motivos que la llevan a unirse a la misión. La experiencia pareció gustarle, y repitió persecuciones, de nuevo a las órdenes de F. Gary Gray, como memorable villana en Fast and Furious 8.

Monster (2003), de Patty Jenkins

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

A día de hoy, sigue siendo su mejor personaje, el que le dio el Oscar y la convirtió de pleno derecho en una de las mejores y más cotizadas actrices de su generación. Charlize Theron se sacudió su estatus de sex symbol y, bajo un maquillaje que la dejaba irreconocible, interpretó en este biopic a Aileen Wuornos, una prostituta y asesina en serie que fue ejecutada tras confesar el asesinato de seis personas, entre ellas un policía. En la cinta de Patty Jenkins la sudafricana conseguía que miraramos a Wuornos a los ojos, entendiéramos su dolor y las circunstancias que la llevaban a cometer los brutales crímenes, mientras ofrecía el lado más humano de esta torturada mujer a través de un romance lésbico con una también formidable Christina Ricci.

En tierra de hombres (2005), de Niki Caro

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

Charlize Theron demostró que está hecha de otra pasta, y consiguió esquivar la maldición del Oscar, esa que después de ganarlo te lleva a proyectos de dudosa categoría, con En tierra de hombres. El drama de marcado espíritu feminista de Niki Caro, que a pesar de un inicio prometedor, no conseguía rematar en su parte final, encontraba su mejor baza en una Theron en estado de gracia, que conseguía transmitir el espíritu de lucha de su personaje, basado en una mujer real, y sus continuos esfuerzos por demostrar su capacidad, defender la igualdad de sus derechos y sobrevivir a las humillaciones de sus compañeros en un entorno laboral, el de la minería, predominantemente masculino. La actriz sudafricana volvía a despojarse de cualquier atisbo de glamour con una interpretación sólida que le valió la segunda candidatura al Oscar, esta vez sin premio.

Aeon Flux (2005), de Karyn Kusama

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

John Frankenheimer la inició en el género de acción en Operación Reno, pero sería Aeon Flux la que explotaría su privilegiado físico atlético para convertirla en toda una máquina de repartir plomo y mamporros. La película, un olvidable videoclip hiperestilizado de 93 minutos en el que la sudafricana interpretaba a una asesina contratada por un grupo de rebeldes para acabar con el gobierno en un futuro distópico, serviría sin embargo para descubrir a la heroína de acción que Charlize Theron llevaba dentro, y que ha explotado en cintas como Hancock y, sobre todo, Atómica.

En el valle de Elah (2007), de Paul Haggis

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

No deja de resultar irónico que Paul Haggis consiguiera más premios por la sobrevaloradísima Crash que por este sólido thriller dramático en el que presenciamos un mano a mano de altos vuelos entre un magnífico Tommy Lee Jones y una Charlize Theron, de nuevo, en un papel que no todas las estrellas de Hollywood aceptarían, el de una detective, madre soltera, que ayuda al personaje de Jones, un padre ex militar que intenta esclarecer las circunstancias de la desaparición de su hijo que acaba de volver de la guerra de Iraq. Por si con la investigación, entorpecida por las instituciones, no fuera suficiente, esta policía deberá lidiar con el acoso al que es sometida en el trabajo.

Young Adult (2011), de Jason Reitman

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

Jason Reitman y la guionista Diablo Cody volvían a reunirse para dar a Charlize Theron un personaje único en su filmografía, un ser aborrecible y egocéntrico con el síndrome de Peter Pan que, en plena crisis vital, se propone volver con su antiguo novio del instituto aunque eso signifique romper el feliz matrimonio que éste tiene. Sin embargo, el don para la comedia de Theron sirve para dar dimensión y un ápice de humanidad a esta insoportable y misantrópica escritora y, de paso, despertar algo de simpatía (tampoco mucha) en el espectador.

Blancanieves y la leyenda del cazador (2012), de Rupert Sanders

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

Vaya por delante que la videoclipera adaptación del cuento de los hermanos Grimm, de interesantes propuestas visuales, pero de argumento inexistente, no será la cinta más recordada de Charlize Theron. Sin embargo, su interpretación de la malvada reina tanto en esta como en su secuela demuestran el estatus alcanzado por Theron en Hollywood, que le permite liderar a golpe de personalidad y profesionalidad superproducciones cuyo único objetivo es el de recaudar en taquilla. Con un perverso sentido del humor, consigue hacer que un insulso guion se convierta en un producto como poco entretenido. Además, se nota que se lo pasa bien siendo mala.

Mad Max: Furia en la carretera (2015), de George Miller

Charlize Theron: una carrera en 10 películas

 

Llevaba un par de años Charlize Theron estancada en papeles intrascendentes que no conseguían aprovechar todo su potencial hasta que George Miller la convirtió en Imperator Furiosa (el nombre, ya de por sí, intimida), una auténtica fuerza de la naturaleza que conseguía robarle el protagonismo al mismísimo Mad Max en su regreso a las áridas llanuras de este universo postapocalíptico. Tremenda interpretación de Theron, con un trabajo físico brutal y una garra que ya la han convertido en uno de los grandes personajes femeninos de lo que va de siglo. De gran profundidad emocional y energía desbordante, Furiosa hacía imposible negarnos a subir en su convoy hacia la redención en una demencial persecución a vida o muerte.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 22/06/2018

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.