Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

Desde el caníbal refinado al maestro del suspense

Sir Anthony Hopkins asalta la cartelera para detener los macabros planes de un psicópata en Premonición, motivo que nos lleva a repasar sus mejores papeles.

 

A día de hoy, el rostro de Sir Anthony Hopkins es uno de los más reconocibles del cine. A pesar de su afición por las caracterizaciones y el maquillaje inverosímil, la fiera mirada del actor galés es inconfundible. Ahora vuelve a nuestras pantallas con Premonición, en la que se pone en la piel de John Clancy, una especie de médium retirado que vuelve a escena para dar caza a un peligroso asesino en serie con su mismo don ( Colin Farrell). En este tenso thriller también encontramos otros rostros conocidos, como Jeffrey Dean Morgan y Abbie Cornish como la pareja de agentes del FBI que recurrirán a Clancy para esclarecer el caso.

Con motivo de este estreno, hacemos retrospectiva por los papeles más destacados de Sir Anthony, en los que demuestra su habilidad a la hora de interpretar a personajes reales. ¿Cuál es vuestro favorito?

Dr. Hannibal Lecter (1991 – 2002)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Si un personaje marca la carrera de un actor, sin duda el diabólico psiquiatra Hannibal Lecter ha sido el papel clave en la trayectoria de Anthony Hopkins. La primera oportunidad para disfrutar de sus gustos culinarios llegó en 1991 en la adaptación que Jonathan Demme hizo de El silencio de los corderos de Thomas Harris. Este desasosegante thriller consiguió 5 Oscar y le dio a sus protagonistas ( Jodie Foster y el propio Hopkins), la estatuilla. Tal fue la lección de interpretación que dio el galés, que con sólo 16 minutos en pantalla, le arrebató el eunuco dorado al Robert de Niro de El cabo del miedo o al Robin Williams de El Rey Pescador. Desde entonces, Hopkins ha caracterizado a este genial asesino en dos ocasiones más: la precuela El dragón rojo y la secuela Hannibal, en las que ha dado unas cuantas lecciones de alta cocina. Gracias a él sabemos que lo que mejor acompaña a un hígado son las habas y un buen Quianti, o cuál es el punto de cocción de los sesos de político.

Compra El silencio de los corderos

Dr. Abraham Van Helsing (1992)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Qué decir del señor de la noche y terror de Transilvania que no se haya contado ya. Con su estatuilla a Mejor actor aún reciente, Hopkins se unió a Coppola, que acababa de rematar su trilogía de El Padrino, en Drácula de Bram Stoker. Aunque fue Gary Oldman el que acaparó todos los elogios, Anthony Hopkins fue un enemigo de su talla, convertido en el emblemático cazavampiros Abraham Van Helsing. Este médico resabiado supo con tino y no poco estudio hacer frente al terrible vampiro transilvano e intentar salvar, con la ayuda de un joven Keanu Reeves, de sus colmillos (y garras) a una joven y enamoradiza Wynona Ryder.

Compra Drácula de Bram Stoker

James Stevens (1993)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Apenas un año después de ganar el Oscar e intentar clavar una estaca en el pecho de Gary Oldman, Hopkins se puso serio y se marchó a Inglaterra para firmar uno de los mejores dramas de época que se recuerdan. En Lo que queda del día el actor galés encarna a James Stevens, un abnegado mayordomo que ha dedicado los mejores años de su vida en servir a su señor en una lujosa mansión en plena época de entreguerras. Su vida cambiará cuando llegue a la casa un nuevo dueño (Christopher Reeve) y, sobre todo, una nueva ama de llaves ( Emma Thompson), que despertará en él los sentimientos que nunca se ha permitido experimentar. Hopkins firma sin lugar a dudas uno de sus mejores interpretaciones, en la que convierte la contención en emoción y sensibilidad, mostrándonos un personaje impasible, regio y pétreo, pero a la vez atormentado, solo y frustrado. La Academia se lo premiaría con la segunda nominación al Oscar.

Compra Lo que queda del día

Richard Nixon (1995)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Considerado por unos el ejemplo de lo que una democracia nunca debería ser, y por otros como un gran estadista que contribuyó al final de la Guerra Fría, Richard Nixon será siempre recordado por el escándalo Watergate. Oliver Stone, uno de los cineastas que mejor ha llevado las últimas décadas de la historia norteamericana a la gran pantalla, contó, a lo largo de 192 minutos (hay miniseries más cortas) la vida privada y pública de Nixon. El elegido para semejante desafío interpretativo fue Hopkins, que en la cumbre de su carrera firmó otro de sus mejores papeles (le valió una nominación al Oscar), construyendo un personaje lleno de contradicciones, complejos y resentimiento.

Compra Nixon

John Quincy Adams (1997)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Amistad, el relato abolicionista de Steven Spielberg, es posiblemente una de las cintas más vilipendiadas del director. A pesar de su exceso de glucosa y rimbombancia, la espectacular fotografía y los destellos de genio del Rey Midas del cine (casi todos a bordo del barco) salvaban una cinta que, si bien no alcanza la excelencia de sus mejores trabajos, fue injustamente masacrada en su día. Sin duda, uno de los grandes momentos de la cinta fue la participación de Hopkins, que convertido en el presidente John Quincy Adams, realizaba un alegato de más de 10 minutos (casi lo que dura su participación en El silencio de los corderos) que dejó K.O. al tribunal supremo (y puede que a algún espectador). La Academia supo valorarlo, y le dio su cuarta nominación al Oscar, en este caso como Mejor actor de reparto.

Compra Amistad

Don Diego de la Vega | El zorro (1998)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

La leyenda del Zorro viene dando tumbos desde 1919 y tiene a sus espaldas bastantes historias y no menos películas. Sería Martin Campbell el que la recuperara para la época moderna en La máscara del Zorro, en la que Sir Anthony Hopkins se convertía en Diego de la Vega, El Zorro original, un hombre bastante golpeado por la edad, sus años en prisión y por la pérdida de su esposa y de su hija. Hopkins, con su derroche habitual de presencia y carisma, demostraría que los papeles de mentor le van como anillo al dedo, hasta el punto de convertir al bandolero Antonio Banderas en un digno portador de la Z y el látigo.

Compra La máscara del Zorro

Burt Munro (2005)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Acostumbrado a interpretar a personajes reales, Hopkins afrontó su enésimo biopic en Burt Munro. Un sueño, una leyenda, en la que se puso en la piel del piloto neozelandés que, tras pasar años perfeccionando una moto Indian de 1920, consiguió batir el récord de velocidad en tierra. Hopkins destila buen rollo, clava el acento neozelandés y demuestra que se lo pasa bien en su profesión, regalándonos un personaje bonachón, al que sus problemas de corazón y una ligera sordera no le impiden correr detrás de sus sueños. Se cuenta que los propios familiares de Burt Munro se echaron a llorar cuando vieron la interpretación de Hopkins. Para bien, por supuesto.

Compra Burt Munro: Un sueño, una leyenda

Sir John Talbot (2010)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Después de convertirse en el peor enemigo de Drácula, Hopkins repitió en otro monstruo de la Universal: El Hombre Lobo. Con esta cinta, el emblemático estudio puso toda la carne en el asador. Un director solvente como Joe Johnston y un enfrentamiento entre dos bestias (en este caso, literalmente) de la interpretación como Benicio del Toro y Anthony Hopkins. El resultado no fue todo lo bueno que cabía esperar, aunque el conflicto paterno filial llevado al extremo entre del Toro y Hopkins, convertido en un ricachón déspota, tosco y anticuado, conseguía sacar adelante este entretenido film de horror gótico. Destacable también el trabajo de maquillaje, que se llevó el Oscar.

Compra El hombre lobo

Odin (2011 – 2013)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

¡Odin, señor del Valhalla honra mi alma con tu presencia y llévame a comer a tu mesa cuando caiga en batalla! Este grito que solían realizar los nórdicos, sin duda hubiera variado algo si supieran que Anthony Hopkins se puso en la piel y parche de este personaje mitológico en Thor y Thor: El mundo oscuro. Cuando Marvel decidió llevar la historia del Dios del trueno y miembro de los Vengadores a la gran pantalla, Kenneth Branagh se decantó por  por Chris Hemsworth para el papel de Thor, pero necesitaba a alguien con carácter y carisma que diera empaque a la épica shakespeariana de la Casa de las Ideas. Escogió a Hopkins y acertó de pleno. Una de las curiosidades de este film es un momento en que Thor y Odin tienen una discusión sobre su forma de dirigir a los otros habitantes de Valhalla. Según cuenta el propio Hemsworth, durante la escena, vio a Hopkins ponerse tan furioso que le dejó prácticamente sin réplica. Al terminar, el propio Sir Anthony le aplaudió y abrazó.

Compra Thor

Alfred Hitchcock (2012)

Anthony Hopkins: un camaleón en 10 papeles

 

Anthony Hopkins es uno de esos actores camaleónicos que pueden con todo. Su habilidad para convertirse en cualquier personaje, real o ficticio, no deja de sorprender. Lo hizo con Nixon y, ya en el declive de su carrera, se atrevió con el legendario director Alfred Hitchcock. Para su caracterización en Hitchcock, tuvo que ponerse bastante relleno para poder llegar a la envergadura y masa corporal del maestro de suspense. Sin embargo, logró atravesar las múltiples capas de maquillaje y ofrecernos una versión más que notable de Hitchcock que, en un momento de poca inspiración, decide realizar Psicosis. Unas estupendas Helen Mirren y Scarlett Johansson daban la réplica y conformaban un peculiar triángulo amoroso.

Compra Hitchcock

Autor: Juanjo Velasco y Jorge Castro Fecha de actualización: 12/07/2016

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.