10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

¿Crees que una película de 180 minutos es todo un Everest? Estas obras maestras de 3 horas no sólo son entretenidas, sino que además te dejan con ganas de más.

 

Quien más y quién menos ha invertido más de 3 horas de su vida en éxitos de taquilla como la saga de El señor de los anillos, Titanic, Avatar o Vengadores: Endgame y obras maestras del séptimo arte como El Padrino II o Bailando con lobos. Sin embargo, hay que reconocer que, a veces, el hecho de dedicar toda una mañana, tarde o noche a una película que supera los 180 minutos, nos echan para atrás. Aprovechando que estos días vamos sobrados de tiempo, en este reportaje derribamos estereotipos y destacamos 10 formidables largometrajes de considerable duración donde cada uno de sus segundos valen su peso en oro.

JFK: Caso abierto (1991), de Oliver Stone

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Si todavía no sabes qué fué la comisión Warren, la teoría de la bala mágica o la cinta Zapruder, pero te interesa todo lo que rodea al (todavía) misterioso asesinato de John Fitzgerald Kennedy, qué mejor momento para dedicar toda una tarde a uno de los mejores thrillers políticos de la historia del séptimo arte. Oliver Stone firma esta obra maestra, basada en hechos reales y nominada a 8 Oscars (ganó fotografía y montaje), donde Kevin Costner interpreta a Jim Garrison, un abogado de Nueva Orleans que se atrevió a intentar esclarecer las extrañas circunstancias del asesinato de JFK. Largometraje ideal para estos tiempos de paranoia que, a lo largo de 189 minutos repletos de tensión y suspense que pasan en un suspiro, consigue despertar nuestro lado más conspiranoico.

La lista de Schindler (1993), de Steven Spielberg

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Es la mejor película de Steven Spielberg, y eso son palabras mayores. Ganadora de 7 Oscars (aspiraba a 12), La lista de Schindler es una de las obras maestras de la historia del cine, un desgarrador relato, en riguroso blanco y negro, del indescriptible horror que sufrieron las víctimas del Holocausto y la brutalidad, casi inhumana, del Tercer Reich. Además, este film basado en hechos reales muestra la evolución de un inesperado héroe: Oskar Schindler ( Liam Neeson), un empresario alemán con talento para las relaciones públicas y únicamente centrado en su propio beneficio que, a medida que avanza la guerra y la Solución Final, arriesga su fortuna y su propia vida para salvar a cuantos judíos sea posible. A la memorable banda sonora de John Williams se une la presencia de uno de los peores y más sádicos villanos de todos los tiempos: Amon Goeth, implacable comandante nazi inmortalizado por Ralph Fiennes.

El cazador (1978), de Michael Cimino

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Ganadora de 5 Oscars (entre ellos el de Mejor película, Mejor dirección para Michael Cimino y Mejor actor de reparto para un inconmensurable Christopher Walken), El cazador es uno de los relatos más crudos y brutales sobre la Guerra de Vietnam, no sólo en lo que respecta al conflicto bélico en sí, sino a las secuelas físicas y psicológicas provocadas en toda una generación de norteamericanos. Tres amigos y trabajadores de una siderúrgica ( Robert De Niro, John Savage y Walken) se alistan para combatir en el frente, hasta que acaban en un campamento de prisioneros del Vietcong, donde son obligados a jugar a la ruleta rusa como entretenimiento de sus carceleros. Consiguen escapar de allí, pero no de la prisión de su traumatizada mente. Considerada por muchos como una de las mejores películas de la historia, en sus 183 minutos alberga uno de los alegatos antibelicistas más emocionantes, devastadores y perturbadores del séptimo arte, así como un buen puñado de escenas míticas por su tensión, intensidad y la atemporal historia de amistad que mueve a los protagonistas.

El lobo de Wall Street (2013), de Martin Scorsese

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Conocido por la riqueza tanto de sus personajes, como de sus historias, Martin Scorsese se ha convertido en uno de los mejores directores de la historia del cine a base de magníficas (y largas) películas. Hasta El irlandés (que muchos consumieron en Netflix como si de una miniserie se tratara), El lobo de Wall Street era su película de mayor duración. 3 horas de delirio y frenesí que se pasan a velocidad de vértigo de la mano de un desatado Leonardo Di Caprio, convertido en un broker adicto al dinero, el poder, las mujeres y un variado abanico de estupefacientes, para el que la ley es poco menos que un activo a la baja. Que esté basada en hechos reales o que la dirija un señor de más de 70 años son sólo dos de los aspectos más sorprendentes de un film excesivo (en el mejor sentido de la palabra) y tan tremendamente divertido que nos hubiera gustado que durara todavía más.

La milla verde (1999), de Frank Darabont

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

En pleno revival, tanto cinematográfico como televisivo, de adaptaciones de la obra de Stephen King, conviene revisitar, o descubrir, este formidable drama carcelario de Frank Darabont, que ya había adaptado con éxito la obra de King en Cadena perpetua. Sin alcanzar las cotas de genialidad de aquella, La milla verde cumplió en taquilla y consiguió 4 nominaciones al Oscar, para después convertirse en clásico de culto. Sus 3 horas y 9 minutos evidencian que se toma su tiempo para contar la historia de un funcionario de prisiones ( Tom Hanks), encargado de la sección de condenados a muerte, cuya vida cambiará completamente cuando conozca a John Coffey (Michael Clarke Duncan), un gigante negro condenado injustamente por el asesinato de dos niñas que, bajo su ingenuidad, esconde un don sobrenatural. Extraordinaria combinación de emoción y misterio.

Los siete samuráis (1954), de Akira Kurosawa

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Con el fenómeno Parásitos todavía reciente, no está de más recordar a Akira Kurosawa, el pionero que dio a conocer el cine asiático al resto del mundo. De sus muchas obras maestras (Ran, Rashomon, Kagemusha...), nos quedamos con Los siete samuráis, todo un clásico del cine de aventuras que, a lo largo de sus más de 200 minutos, cuenta la historia de una aldea nipona del siglo XVI que, para protegerse de unos bandidos, decide contratar a un grupo de ronin (samuráis sin señor). Bajo su apabullante puesta en escena (estamos en 1954) se esconde una de las mejores y más épicas películas de guerra de la historia del cine. La repercusión de la cinta fue tal que Hollywood reconoció su genialidad no sólo con dos nominaciones a los Oscars, sino con un remake dirigido por John Sturges que también se convirtió en todo un clásico, en este caso del western: Los siete magníficos.

Barry Lyndon (1975), de Stanley Kubrick

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Las películas de Stanley Kubrick siempre exigen al espectador un mínimo de paciencia, que luego es sobradamente recompensada con algunos de los trabajos más minuciosos y estimulantes que jamás se han visto en la gran pantalla. El tiempo quizá haya disuadido a muchos de disfrutar de Barry Lyndon, un monumento cinematográfico de 185 minutos (su segunda película más larga tras Espartaco) que adapta la novela de William Tackeray. Ganadora de 4 Oscars (aspiraba a 7), la cinta sigue los pasos de un ambicioso joven irlandés dispuesto a todo para instalarse en la aristocracia británica del siglo XVIII. En sus diversas aventuras para conseguirlo, el director vuelca sus habituales dosis de virtuosidad y cinismo para mostrar el lado menos amable de la naturaleza humana. Su espectacular fotografía y puesta en escena hacen de cada plano un cuadro digno de un museo.

Ben-Hur (1959), de William Wyler

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

La cuarentena nos obligará a pasar la Semana Santa en casa, ocasión perfecta para redescubrir, o iniciarse, en este clásico del séptimo arte y obra cumbre del peplum que, desde hace 60 años, ostenta el récord de Oscars ganados (11), compartido después con Titanic y El señor de los anillos: El retorno del rey. William Wyler dirigió esta espectacular superproducción de 3 horas y media que cuenta la historia de dos viejos amigos, el noble judío Judá Ben-Hur (Charlton Heston) y el tribuno romano Mesala (Stephen Boyd), convertidos en enemigos irreconciliables por un suceso del pasado. A lo largo del metraje, esta historia de redención y venganza, que se intercala con destacados acontecimientos de la vida de Cristo, se convierte en paradigma del cine del Hollywood dorado, donde lo comercial no iba reñido con el virtuosismo artístico, ni la épica espectacular con el mundo interior de sus personajes. Todavía hoy, pocas escenas son tan tensas y emocionantes como la de la carrera de cuadrigas.

La vida de Adele (2013), de Abdellatif Kechiche

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

La vida de Adele hizo historia en el Festival de Cannes al ser la primera vez que una película conseguía la Palma de Oro a Mejor director (Abdellatif Kechiche) y, ex aequo, a Mejor actriz ( Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux). La cinta contaba el viaje hacia la madurez de una quinceañera (Exarchopoulos) que descubre su sexualidad junto a una estudiante de arte mayor que ella (Seydoux). Con grandes dosis de realismo y sensibilidad (despertó controversia por algunas escenas de sexo explícito), el film habla sin tapujos de amor y placer lésbico, así como del inmenso dolor que provocan los prejuicios y el rechazo de la sociedad en general, y de amigos o familiares en particular. Pasadas sus 3 horas de metraje, nos quedamos con ganas de saber más.

Los odiosos ocho (2015), de Quentin Tarantino

10 peliculones de más de 3 horas que quizá no viste porque no tenías tiempo

 

Sólo Quentin Tarantino sería capaz de que 168 minutos de 7 vaqueros y una peligrosa forajida charlando en una cabaña en medio de una ventisca se pasaran en un suspiro. Los odiosos ocho es la quinta esencia del cine según el director de Pulp Fiction, repleto de diálogos que atrapan al espectador mientras sacan a relucir lo peor de sus carismáticos personajes, reflejo a su vez del lado más oscuro de la naturaleza humana. A Agatha Christie no le habría importado sentarse casi tres horas delante de la pantalla para ver este ejercicio de tensión y suspense que, como cabría esperar en el genio de Tennessee, acaba con un derroche de sangre, humor negro y violencia festiva al son de una (por fin) oscarizada partitura del maestro Ennio Morricone.

Autor: Guía del Ocio Fecha de actualización: 01/04/2020

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.