AVISO: pese a la cancelación y el cierre de eventos y salas, en Guía del Ocio vamos a continuar informándote de alternativas para que disfrutes del ocio desde casa.

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

Protagonizaron algunos de los momentos más románticos del cine y la televisión, pero si de sus actores y actrices dependiera, ninguno sobreviviría a unos días de confinamiento.

 

Muchos de los romances más emocionantes del cine y la televisión esconden un lado oscuro, concretamente el de detrás de las cámaras, donde sus intérpretes pasan del amor al odio a la misma velocidad que se enciende y apaga un foco. En algunos casos, la profesionalidad de los intérpretes consigue que la química permanezca en la pantalla a pesar de que, en la vida real, sean incapaces de soportarse. En otros, la aversión mutua forma parte del resultado final. En este reportaje recordamos algunos tomas y dacas o tensiones sexuales no resueltas del cine y la televisión tan conocidos por lo que sucedió en la ficción, como por los enfrentamientos y odios que surgieron durante su rodaje.

Claire Danes y Leonardo DiCaprio en Romeo y Julieta de William Shakespeare (1996)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

Aunque interpretaban a Romeo y Julieta, la pareja de enamorados más famosa de todos los tiempos, la relación entre Leonardo DiCaprio y Claire Danes detrás de las cámaras estaba más cerca del asesinato mutuo que del suicido por amor. A ella, que por aquél entonces tenía 16 años, no le hacía ninguna gracia las continuas bromas y la inmadurez de su ya veinteañero compañero de reparto, que por su parte la consideraba tan seria y constantemente tensa como su futura Carrie Mathison en Homeland. Un año después de esta bizarra y taquillera adaptación del clásico de William Shakespeare a cargo de Baz Luhrmann se le ofreció a ambos repetir en Titanic. DiCaprio aceptó, pero Danes lo rechazó por no considerarse preparada. Quizá de haber sabido lo que ocurría al final de la película en aquella tabla, su decisión habría sido otra.

Ryan Gosling y Rachel McAdams en El diario de Noa (2004)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

Drama romántico de cabecera para infinidad de espectadores, la historia de Ryan Gosling y Rachel McAdams durante y después del rodaje de El diario de Noa daría para una película igual (o más) intensa. El director, Nick Cassavetes, afirmó en una entrevista que, mientras duró la producción del film, ambos actores apenas se soportaban, hasta el punto de que Gosling llegó a pedirle que despidiera a McAdams. Tras unos cuantos gritos y una acalorada discusión, acordaron superar sus diferencias y sacar el proyecto adelante. Tiempo después, se reencontraron y, durante años, fueron también pareja en la vida real.

Gillian Anderson y David Duchovny en Expediente X (1993 - 2018)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

La complicidad entre una de las parejas televisivas más míticas de todos los tiempos, la formada por los detectives del FBI Fox Mulder (David Duchovny) y Dana Scully ( Gillian Anderson), en su cruzada por descubrir la verdad de cualquier caso digno de un programa de Iker Jiménez terminaba cuando se apagaban las cámaras. Desde el principio del rodaje de Expediente X, Duchovny y Anderson apenas se soportaban en la vida real, hasta el punto de no poder compartir habitación e, incluso, mirarse a los ojos. Mientras tanto, crecía la legión de seguidores que clamaba porque, de una vez, la tensión sexual que se desarrollaba entre historias de fantasmas, extraterrestres y conspiraciones maléficas acabara en romance. Como si de un Expediente X se tratara, el final de la serie hizo que surgiera la amistad entre ellos, hasta el punto de motivar su regreso para una nueva película y otras dos temporadas.

Julia Roberts y Nick Nolte en Me gustan los líos (1994)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

En 1994, Nick Nolte y Julia Roberts, por aquel entonces en la cúspide de su fama, interpretaban a dos periodistas rivales a los que se les encargaba descubrir una conspiración tras un accidente ferroviario. Hoy en día pocos recuerdan esta cinta excepto Nolte y Roberts, que no pudieron disimular su odio mutuo en esta combinación de thriller periodístico y comedia romántica carente de toda química. Su título, Me gustan los líos, parecía presagiar los roces tras las cámaras de estas dos estrellas temperamentales que obligaron al director, Charles Shyer, a grabar la mayoría de sus escenas por separado. Mientras ella asegura que Nolte es una persona "repugnante" y proclive a los ataques de ira y el lenguaje malsonante, él ha llegado a declarar que Roberts "es mala persona. No es buena y todo el mundo lo sabe".

Jennifer Grey y Patrick Swayze en Dirty Dancing (1987)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

Tres años antes de protagonizar Dirty Dancing, Jennifer Grey y Patrick Swayze compartieron planos en Amanecer rojo, bélica para adolescentes con mensaje reaccionario donde los EE.UU. son invadidos por la URSS, Cuba y Nicaragua. Para guerra, la que estalló en aquel rodaje entre Swayze y Grey, cuyos ecos duraron hasta bien entrado el film de Emile Ardolino. En su biografía, Swayze (que tuvo que convencerla de hacer la película porque ella no quería volver a coincidir con él) aseguraba que le resultaba muy irritante trabajar con Grey (en la escena de la película en que ella se ríe y él muestra cara de hastío, todo es absolutamente real), que su carácter era impredecible y que había que repetir demasiadas veces las tomas. Sin embargo, terminaron aclarando las cosas y fraguando una duradera amistad.

Stana Katic y Nathan Fillion en Castle (2009 - 2016)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

Si Castle se convirtió en una de las series policíacas más exitosas de los últimos tiempos fue, en gran medida, por la irresistible química entre sus protagonistas, una implacable detective de policía (Stana Katic) y el carismático escritor ( Nathan Fillion) que le ayudaba a resolver los asesinatos más esperpénticos de Nueva York. Los rodajes interminables y un exceso de tiempo compartido terminaron por erosionar una relación fuera de cámara que ya llevaba tiempo afectada por los choques de egos y que había llegado al punto en que ambos intérpretes no se dirigían la palabra en el set. Las últimas temporadas perdieron calidad mientras los guionistas buscaban la forma de que la pareja siguiera junta, pero sin verse. Tras el final de la octava, la cadena decidió apostar por Fillion y no renovar a Katic, pero en vista del desastre de audiencia que se avecinaba, terminaron por cancelar la producción.

Harrison Ford y Sean Young en Blade Runner (1982)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

Antes de convertirse en un clásico de culto, el noir futurista de Ridley Scott tuvo que pasar por un rodaje infernal donde todo lo que podía ir mal, fue. Scott llevó a los actores al límite, lo que fue caldo de cultivo de diversos encontronazos. Especialmente duro fue el que mantuvieron Harrison Ford y Sean Young, protagonistas de un fascinante romance en la ficción entre el cazador de replicantes Rick Deckard y la replicante que cree ser humana Rachael. Ford, que no va sobrado de paciencia, consideraba que Young no se lo estaba tomando lo suficientemente en serio, así que a medida que avanzaba el rodaje y se sucedían las discusiones, terminaron por dejar de dirigirse la palabra. La tensión era tal que, cuando les tocó filmar la escena de amor, el equipo la bautizó como "la escena del odio". A buen seguro, Ford agradeció el CGI en ya saben qué escena de Blade Runner 2049.

Angelina Jolie y Johnny Depp en The Tourist (2010)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

Corrieron ríos de tinta sobre el recelo con el que Vanessa Paradis, por aquel entonces mujer de Johnny Depp, veía que su marido rodara escenas subidas de tono con Angelina Jolie en The Tourist. Por suerte para ella, y por desgracia para el espectador, la infame cinta de suspense y romance dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck evidenciaba la inexistente química entre sus protagonistas fuera de pantalla. De inicio, a Jolie no le gustó nada que su partenaire no se hubiera puesto en forma y cortado el pelo para el film, y el siempre excéntrico Depp vio en las manías de Jolie un exceso de ego. Por ello, el actor aprovechaba cualquier descanso de rodaje para perderla de vista y refugiarse en su caravana hasta nuevo aviso. Lo curioso es que, según los tabloides, años después ambos se ayudaron a superar sus rupturas con Amber Heard y Brad Pitt.

Vince Vaughn y Reese Witherspoon en Como en casa en ningún sitio (2008)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

¿Qué puede llevar a dos actores como Vince Vaughn y toda una ganadora del Oscar como Reese Witherspoon a protagonizar una infame comedia navideña? Aunque nadie sabe a ciencia cierta la respuesta -el dinero-, está claro que no fue por aprecio mutuo. Mientras sus personajes (un matrimonio obligado a pasar las fiestas en cuatro hogares diferentes, pues todos sus padres están divorciados) lidian con todo tipo de conflictos familiares, fuera de las cámaras se producían otro tipo de roces, provocados por la diferente forma de trabajar de cada uno. Mientras Witherspoon, madrugadora e impoluta, quería fijar la escena y recitar el guión, Vaughn, que aparecía tarde y como si hubiera pasado toda la noche de juerga, era más partidario de improvisar y ver a dónde les llevaba. El odio entre ellos llegó hasta el punto de que Witherspoon se negó a rodar una escena de cama con él. Vaughn se tomó la revancha y la dejó sola durante toda la promoción del film.

Jerome Flynn y Lena Headey en Juego de Tronos (2011 - 2019)

10 parejas de cine y televisión que no se soportaban fuera de la pantalla

 

En este caso, el romance entre Jerome Flynn y Lena Headey tuvo lugar fuera de la pantalla, algunos años antes de su participación en Juego de Tronos, y no terminó precisamente bien. Su animadversión mutua desde entonces fue tal que, cuando volvieron a coincidir en el reparto de la serie de David Benioff y D.B. Weiss (uno como Bronn, el leal y pendenciero guardaespaldas de Tyrion Lannister, y la otra como Cersei), obligaron a la producción a hacer filigranas, tanto técnicas como argumentales (algunas veces, con excusas de lo más peregrino), para evitar que coincidieran en el set de rodaje y éste se convirtiera en una boda roja 2.0.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 20/05/2020