10 inquietantes niños del cine de terror

Rostros angelicales, intenciones demoníacas

A lo largo de los años, el cine de terror ha encontrado en los niños a la figura perfecta para multiplicar el alcance de sus relatos más escalofriantes. Algunos de los grandes clásicos del horror contaron con jóvenes protagonistas que ponían al espectador al borde del infarto, ya fuera convertidos en inquietantes fantasmas y psicópatas o como testigos de primera mano de todo tipo de fenómenos sobrenaturales que el ojo adulto no alcanzaba a ver. En este último grupo se encuentra Charlie, la hija pequeña del matrimonio formado por Toni Collette y Gabriel Byrne que en Hereditary descubrirá el oscuro secreto de sus ancestros e intentará escapar del siniestro destino que parecen haber heredado.

 

Con motivo de este estreno, recordamos en la galería sobre estas líneas a 10 niños que serían la pesadilla de cualquier niñera.

Danny Torrance en El resplandor (1980), de Stanley Kubrick

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Cuenta Stephen King que la idea para escribir El resplandor se la dio su hijo, que cuando era pequeño conseguía sacarle de quicio con más de una trastada. Kubrick supo captar ese momento de enagenación mental transitoria en una de las películas más perturbadoras de la historia, contada desde el punto de vista del no menos inquietante Danny Torrance, un niño con un don especial y obsesión por los juegos de palabras que presenciaba cómo el aislamiento y la turbia atmósfera sobrenatural de un hotel de montaña convertían a su padre ( Jack Nicholson) en un maníaco homicida. Sin embargo, Danny no era el niño más creepy de la función; esa distinción se la reservamos a las gemelas que se le aparecían en sus paseos en triciclo.

Samara en The Ring (2002), de Gore Verbinski

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Da igual si la llamamos Sadako (como en el film original japonés) o Samara (como en el remake hollywoodiense), esta niña de pelo mojado y gusto por el medio audiovisual se aparecía ante aquellos que previamente habían visto su cinta de vídeo, todo un compendio de imágenes creepy tras los que llegaba una llamada con una cuenta atrás de siete días que, casi siempre, terminaba con la muerte del incauto espectador. Todo indicaba que la malograda muchacha era un alma en pena a la espera de que alguien hiciera justicia con su asesinato, pero resultó ser una criatura con una infinita sed de venganza. Pena por aquel que presencie en su televisor el hiperrealista efecto 3D que protagoniza la terrorífica joven.

Esther en La huérfana (2009), de Jaume Collet-Serra

10 inquietantes niños del cine de terror

 

En La huérfana, Esther, la muchacha que adopta el matrimonio Coleman tras perder su bebé, es toda una caja de sorpresas. Aparentemente simpática y educada, esta criatura es una psicópata de tamaño de bolsillo capaz de dejar a cualquier demente homicida de película de sobremesa a la altura del betún. Primero se introduce en la familia, malmete para enfrentar a sus miembros y luego se lía a martillazos o quema casas para llevarse por delante a niños y adultos hasta conseguir su objetivo final: seducir al padre de familia. Sin duda, una de las "lolitas" mas perversas del cine de terror.

Tomás en El orfanato (2007), de J.A. Bayona

10 inquietantes niños del cine de terror

 

En su ópera prima, J.A. Bayona se apuntó a la renacida moda de poner a los niños en el centro de una terrorífica historia de casa encantada con final sorpresa. El protagonista era Simón, el hijo de una mujer ( Belén Rueda) que se había propuesto restaurar el orfanato en el que creció de niña. Sin embargo, el lugar ya contaba con sus propios huéspedes, que no tardarían en convertir a Simón en su compañero de juegos. Entre ellos destaca Tomás, un muchacho que siempre aparece con su cara cubierta por un saco. El chico sólo quiere jugar, pero a los espectadores nos pone los pelos de punta.

Damien en La profecía (1976), de Richard Donner

10 inquietantes niños del cine de terror

 

El niño diabólico por excelencia, Damien supo hacerse su camino prácticamente desde la incubadora, consiguiendo que el embajador de EE.UU. en Reino Unido se quedara con él como sustituto de su bebé, nacido muerto. A los 5 años ya daba muestras de sus orígenes satánicos al fomentar el multitudinario suicido de su niñera, al que seguirían todo tipo de muertes extrañas que involucraban, curiosamente, a todos aquellos interesados en intentar impedir el cumplimiento de la profecía del Anticristo. Apenas pronunciaba una línea de diálogo, pero sólo con quedarse de pie, mirar fijamente, y enviar a su fiel rottweiler a hacer el trabajo sucio ya conseguía poner los pelos de punta.

Toshio en El grito (2004), de Takashi Shimizu

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Junto con Samara/Sadako, Toshio es el niño estrella del terror japonés. Aunque el origen de su muerte varía en función de si hablamos de las originales niponas o del remake yankee, este muchacho de piel blanquecina y ojos negros es, junto con su madre, el emisario de una maldición que transmite una desmedida furia homicida a todas las personas que se atreven a vivir en su casa. Mientras se aparece, emite ese ruido tan característico que invita a agarrarse con fuerza al brazo más cercano.

Regan en El exorcista (1973), de William Friedkin

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Al principio de este clásico imprescindible del cine de terror la pequeña Regan ya metía el miedo en el cuerpo. Al menos a su madre, que temblaba ante la complicada edad del pavo que se le venía encima. Después la cosa se terminaba por descontrolar, y la hija de esta actriz de Georgetown se convertiría en la niña poseída por excelencia, todo un engendro demoníaco que traería de cabeza a un sacerdote en plena crisis de fe y a un exorcista con más batallas encima de las que su cuerpo podía soportar.

Cole en El sexto sentido (1999), de M. Night Shyamalan

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Aunque tenía un cierto aire inquietante, el pequeño Cole era en realidad un niño de buen corazón, que sin embargo tenía que lidiar con una nutrida representación de espíritus de ultratumba que no paraban de darle la tabarra allá donde fuera. Con semejante legión de seguidores, es normal que el muchacho desarrollara algo de problemas para socializar, pero por suerte ahí estaba su psicólogo ( Bruce Willis) para ayudarle a canalizar su don. En realidad, Cole no es un niño maligno, aunque tampoco es precisamente el sueño de cualquier niñera.

Los niños del pelo platino en El pueblo de los malditos (1995), de John Carpenter

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Por si uno no fuera suficiente, en El pueblo de los malditos nacen hasta 9 niños de aspecto bastante inquietante. Las circunstancias en que fueron concebidos tampoco es que fueran normales, con todos los vecinos de la localidad presa de un desmayo masivo y 9 mujeres que quedan embarazadas por arte de magia. De ahí no podía salir nada bueno, y este grupo de criaturas de ojos claros, pelo plateado y muy mal genio se empeñaron en confirmar las sospechas dando rienda suelta a sus particulares dotes de convicción, que llevaban a varios de los habitantes de la zona a experimentar en sus carnes todas las formas de suicidio imaginables.

Isaac en Los chicos del maíz (1984), de Fritz Kiersch

10 inquietantes niños del cine de terror

 

Primero fueron los muchachos homicidas del clásico de Narciso Ibáñez Serrador ¿Quién puede matar a un niño?, y luego llegó el conocido relato de Stephen King Los chicos del maíz. Esta historia de un culto de jóvenes liderado por un precoz y perverso líder religioso dio el salto a la gran pantalla en el clásico del terror ochentero donde Peter Horton y Linda Hamilton eran dos turistas que terminan en un pueblo donde los niños han asesinado a todos los adultos y los turistas mayores de edad que terminan allí por casualidad son utilizados como sacrificios humanos. Ahí mandaba Isaac, un imberbe predicador cuyos efusivos sermones sobre el infierno, la herejía y la blasfemia ya daban miedito incluso antes de ordenar la crucifixión de personas en los campos de Nebraska.

Autor: Juanjo Velasco Fecha de actualización: 20/06/2018

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.