Buscar
Imprimir

10 disparatadas películas de espionaje

Agentes de inteligencia con sentido del humor

En Kingsman: Servicio secreto, Matthew Vaughn conseguía un film tremendamente divertido en el que mezclaba los gadgets y el espíritu desprejuiciado de las aventuras clásicas de James Bond con un humor ácido e irreverente. En su secuela, Kingsman: El círculo de oro, Vaughn promete de nuevo altas dosis de acción trepidante y chistes políticamente incorrectos de la mano de Eggsy Unwin ( Taron Egerton), pandillero reconvertido completamente en elegante espía que, tras ver cómo su cuartel general vuela por los aires, tendrá que colaborar con sus socios yankees, los Statesman, para detener a la peligrosa villana que les ha puesto en jaque ( Julianne Moore).

 

Con motivo de este estreno, recordamos en la galería sobre estas líneas diez títulos que ofrecen una reinterpretación gamberra, disparatada o, cuanto menos, peculiar, del universo cinematográfico de espías y agentes secretos.

1. Ser o no ser (1942)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Ernst Lubitsch tocó el cielo con esta sátira anti-nazi ambientada en la Varsovia ocupada, todo un prodigio de la puesta en escena tan disfrutable hoy como setenta años atrás. Protagonizada por la compañía teatral polaca que encabezan María Tura (Carole Lombard) y Joseph Tura (Jack Benny), se trata —lecturas metanarrativas aparte— de una divertidísima comedia con trasfondo romántico en la que los inusuales héroes intentan detener, aprovechando sus dotes interpretativas, los planes del profesor Siletsky, espía de la Gestapo capaz de poner en jaque a la Resistencia. El director de origen alemán encuentra el perfecto equilibrio entre el desarrollo del triángulo amoroso de turno y un intrincado juego de apariencias y fingimientos.

Compra  Ser o no ser

2. Nuestro hombre en La Habana (1959)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Con perdón del clásico de Stanley Kubrick ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964), esta irónica comedia política de Carol Reed probablemente sea una de las reflexiones más lúcidas —y jocosas— sobre el panorama geopolítico en tiempos de la Guerra Fría. Adaptación fiel de la novela homónima de Graham Greene, Jim Wormald (Alec Guinness) vende aspiradoras en la Cuba de Batista, pero su vida da un giro de 180 grados cuando asume el rol de agente del servicio secreto británico. Bienintencionado e ignorante de las claves de los sistemas de espionaje, se ve obligado a ingeniárselas con todo tipo de argucias para que sus superiores piensen que está realizando adecuadamente su trabajo.

Compra Nuestro hombre en La Habana

3. Casino Royale (1967)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Aunque su fuente original no es otra que la primera de las novelas que dedicara Ian Fleming al ínclito 007, esta parodia de "lo bondiano" no tarda en transitar el sendero del delirio. Una ambiciosa superproducción donde trabajaron, codo con codo, los cineastas John Huston, Kenneth Hughes, Val Guest, Robert Parrish y Joseph McGrath, dando vida a una bufonada episódica en la que James Bond (David Niven) se bate en duelo con el fracasado de su sobrino, Jimmy Bond ( Woody Allen). Agentes dobles, mujeres exuberantes en bikini y estúpidas conspiraciones son los principales ingredientes de un cóctel —mezclado, no agitado— en el que se dan cita actores de la talla de Peter Sellers, Orson Welles, Deborah Kerr, Jean-Paul Belmondo, William Holden, Charles Boyer e incluso la legendaria 'chica Bond' Ursula Andress.

Compra  Casino Royale (1967)

4. Top Secret! (1984)

10 disparatadas películas de espionaje

 

La segunda película de los ZAZ (el trío formado por Jim Abrahams y los hermanos David y Jerry Zucker) tras Aterriza como puedas (1980) parodia, a través de la recurrencia a absurdos gags de trazo grueso, los fundamentos del cine de espionaje. Nick Rivers ( Val Kilmer) es un trasunto de Elvis Presley que viaja a la Alemania Oriental de cara a participar en un célebre evento cultural. Una serie de inesperados acontecimientos lo llevan a enfrentar los pérfidos planes del general Streck (Jeremy Kemp). El aspecto más irreverente de esta producción es la descacharrante falta de rigor con la que aborda su presente histórico: los buenos de turno pertenecen a la Resistencia francesa, que continúa plantándole cara a los nazis, auténticos gobernantes de Alemania Oriental.

Compra  Top Secret!

5. Mentiras arriesgadas (1994)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Remake de la comedia francesa Dos espías en mi cama (1991),  James Cameron superó con creces a la cinta original en esta trepidante y desvergonzada película de acción protagonizada por un  Arnold Schwarzenegger encantado de parodiarse. Harry Tasker es, en apariencia, un grisáceo padre de familia entregado a un negocio rutinario. Pero Helen ( Jamie Lee Curtis) desconoce que, en realidad, su marido es un preparadísimo agente secreto que se dedica al contraespionaje. Mientras lidia con una compleja trama terrorista, Harry hace lo posible por rescatar a su matrimonio de la apatía en la que se halla inmerso. Rodada con pulso de acero y genuinamente creativa en la concepción de sus set-pieces, el filme brinda momentos tan asombrosos como una persecución a caballo en un hotel de cinco estrellas.

Compra   Mentiras arriesgadas

6. Austin Powers: Misterioso agente internacional (1997)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Tan soez como graciosa, esta primera entrega de las aventuras del espía Austin Powers es, a día de hoy, un clásico incontestable del cine popular.  Mike Myers escribía la cinta y encarnaba, a su vez, al héroe y al villano de la misma, el ridículo Doctor Maligno. Gags escatológicos, humor machista y decenas de alusiones sexuales puntean una trama carente de lógica, con viaje en el tiempo incluido, que se desarrolla entre los años 60 y los 90. Las hazañas de este espía hortera y casposo invocan el recuerdo de hitos de la saga Bond como Agente 007 contra el Dr. No (1962) o James Bond contra Goldfinger (1964). Quedan para el recuerdo el histrionismo —por partida doble— de Myers, la escena de su desnudo (casi) integral o las terapias familiares entre el Doctor Maligno y su hastiado retoño.

Compra Austin Powers: Misterioso agente internacional

7. Spy Kids (2001)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Parece que el tiempo ha terminado por poner en su lugar a esta simpatiquísima traslación del espionaje más pulp a los estándares del cine familiar. El enfant terrible Robert Rodríguez se desmelena desde el primer minuto para ofrecernos una vertiginosa aventura colmada de citas cinéfilas e ingeniosos golpes de efecto. Gregorio ( Antonio Banderas) e Ingrid Cortez ( Carla Gugino) son, a ojos de sus hijos Carmen (Alexa Vega) y Juni (Daryl Sabara) un matrimonio normal y corriente. Cuando sus progenitores son secuestrados, los niños descubren que ambos se habían dedicado, durante décadas, al espionaje. Ayudados por su tío Machete ( Danny Trejo), inventor de gadgets, están dispuestos a vencer cualquier obstáculo que se plante en su camino. La película, un taquillazo, dio lugar a tres secuelas de escaso interés.

Compra  Spy Kids 

8. Superagente 86 de película (2008)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Basada en la mítica serie que crearon Mel Brooks y Buck Henry en 1965, esta versión con  Steve Carell y  Anne Hathaway como protagonistas pretendía modernizar el humor del original desde coordenadas estéticas y referenciales actualizadas. El resultado, desgraciadamente, es un trabajo inocuo y de corto alcance que, eso sí, sirvió para volver a poner en órbita la serie, completamente desconocida para muchos espectadores jóvenes. El director Peter Segal pretende otorgarle entidad al producto apoyándose en la elocuencia cómica de Carell, en la espectacularidad de las secuencias de acción, en los trucos de maquillaje y en los efectos especiales. El jefe de C.O.N.T.R.O.L. ( Alan Arkin) le encarga a Maxwell Smart, el Superagente 86, que descubra, junto a su compañera 99, de qué manera ha conseguido la organización terrorista KAOS hacerse con un arsenal nuclear.

Compra Superagente 86 de película

9. Zohan: Licencia para peinar (2008)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Adam Sandler pierde felizmente la compostura como escritor y protagonista de esta gansada que, debemos decirlo, se atreve a esbozar los contornos de un discurso político conciliador pero ciertamente valiente. Zohan, agente israelí del Mossad, finge su muerte con el fin de cumplir su sueño de ser estilista. Radicado en Nueva York, sus enemigos no tardan en encontrarlo, obligándolo a tomar las armas una vez más para enfrentarse al complot terrorista organizado por el Fantasma ( John Turturro) y a un caso de vampirismo corporativo. Capaz de provocar orgasmos con un masaje capilar y de hacer flexiones sin apoyar las manos en el suelo, Zohan nos invita a regocijarnos desprejuiciadamente en una grosería que no teme herir sensibilidades.

Compra   Zohan: Licencia para peinar

10. Kingsman: Servicio Secreto (2015)

10 disparatadas películas de espionaje

 

Matthew Vaughn ( Kick-Ass: Listo para machacar X-Men: Primera generación) recupera las esencias de las cintas británicas de espionaje con el fin de subvertirlas. Como buena parte de los anteriores proyectos del director,  Kingsman: Servicio Secreto está basado en un cómic, cuyos autores son, en esta ocasión, Mark Millar y Dave Gibbons. Elegante y ultraviolento, frenético a la par que reflexivo, el largometraje toma como punto de partida la transformación de un macarra callejero, Gary Unwin (Taron Egerton), en miembro de una organización ultrasecreta. El agente Harry Hart ( Colin Firth) es el responsable de reeducar al muchacho para hacer de él una disciplinada máquina de matar.

Compra  Kingsman: Servicio Secreto

Autor: Ignacio Pablo Rico | Guía del Ocio Fecha de actualización: 19/09/2017