Buscar
Imprimir

Como bebés en el agua

La matronatación, una actividad muy beneficiosa

Tu hijo ha pasado nueve meses en un medio acuático, el que crea la bolsa y el líquido amniótico en que se desarrolla durante unas 40 semanas. Por eso el agua no le es extraña al nacer. Aprovechar esta predisposición en un curso de matronatación es una estupenda idea.

Cada verano lamentamos dar la misma noticia, la del ahogamiento de varios niños en piscinas, ríos o aguas de nuestras costas. Quizá por eso cada vez son más los padres que se preocupan durante todo el año, y sobre todo con la llegada del buen tiempo y la apertura de la temporada de piscinas, de que sus hijos aprendan a nadar y desenvolverse en el medio acuático, una iniciativa que no sólo mejora su seguridad –y la vuestra–, sino también su salud.

Hace años que las sociedades médicas desmintieron el mito de que los niños menores de dos años no pueden bañarse en una piscina –pueden hacerlo siempre que reúna unos requisitos mínimos que te contamos enseguida– y numerosos estudios han probado que la natación beneficia a los bebés a nivel psicomotor, cardiovascular y muscular, entre otros. Si a eso le sumas que lo hará desde tus brazos, que es un actividad asequible para la mayoría de los bolsillos y que puede practicarse durante todo el año no dudarás en correr a apuntarte a un curso de matronatación, una actividad en la que padres y bebés se meten en la piscina para aprender juntos.

Entérate de cómo van a ser las clases y los requisitos que debe cumplir tu curso.

CUÁNDO Y CÓMO INICIARSE EN LA MATRONATACIÓN

Aunque hay escuelas en las que puede matricularse a los niños desde que nacen, la edad establecida como recomendable son los 6 meses, cuando ya ha recibido la primera batería de vacunas importantes y se considera que su sistema inmune es lo suficientemente fuerte. El objetivo de estas clases no es ni mucho menos que el bebé aprenda a nadar, sino que adquiera autonomía en el agua, haga movimientos básicos y se familiarice con nociones sencillas de flotación, desplazamiento y experimente sus primeras inmersiones.

Las clases de matronatación son hoy tan famosas que se imparten en la mayoría de centros deportivos municipales y en centros especializados, pero ¡cuidado! Antes de matricularos en uno aseguraos de que la piscina reúne estos requisitos:

- El agua debe estar a una temperatura de 31-32 ºC para que el bebé se sienta cómodo.
- Hoy se conocen muchos métodos para depurar el agua más allá del cloro. Si tu piscina lo usa asegúrate de que el nivel no supera el 0,5% para que no dañe sus ojos y su piel.
- Las sesiones serán de entre 15 y 20 minutos, no más pues tu hijo podría cansarse. Además, los grupos no deberían tener más de 8 bebés, siempre cada uno acompañado por su padre o madre y un monitor que os vaya explicando los ejercicios.
- La profundidad ideal es de 1,40-1,50 m para que los adultos podáis hacer pie y el bebé empiece a bucear.

TODO BENEFICIOS

Sobrados son los beneficios que la natación reporta a la salud de los adultos: reduce dolores de espalda, refuerza la musculatura del tren superior, fortalece el corazón y los pulmones, aumenta nuestra resistencia... ¿Tienen esos sencillos ejercicios que practicáis juntos el mismo efecto en sus pequeños cuerpecitos? ¡Esos y muchos más!

Para empezar, la matronatación mejora sobremanera su desarrollo psicomotor en un momento muy importante de sus vidas. Cuando el bebé es un ser totalmente dependiente que ni siquiera gatea ni anda, el agua le permite moverse libremente y aprovechar esos manotazos y patadas sin sentido que da en su cuna para desplazarse y avanzar. De hecho, se ha observado que los pequeños que acuden a este tipo de clases empiezan a gatear antes, algo también motivado por la ganancia de tono muscular y fuerza, y que mejoran su psicomotricidad gruesa.

Además, moverse en el agua fortalece su corazón y sus pulmones y las cortas inmersiones que haréis varias veces en cada clase mejorarán la oxigenación de su sangre. A eso súmale que acabará las clases muy relajado, mejorará su apetito por el consumo de energía que experimenta, y conciliará mejor el sueño.

Pero los beneficios no serán sólo para él, también para vosotros, pues las clases fortalecerán el vínculo entre vosotros como lo hace el contacto piel con piel y aprenderéis ejercicios que después practicaréis en la piscina de casa, el mar o incluso en la bañera. Sentir a vuestro pequeño agarrarse fuerte a vosotros cada vez que sienta temor en el agua, acompañarle con suaves palabras y susurros y ver sus progresos serán una gran recompensa para vosotros.

DÓNDE PRACTICAR

La lista de centros que ofrecen este tipo de actividad en cada provincia de España es interminable pero hemos seleccionado algunos que cuentan con años de experiencia y programas tan especializados que los convierten en las estrellas de la matronatación.

En Barcelona

Lenoarmi. La creadora del método Lenoarmi, María Rosa Puigvert, crea en los 80 el método “Bebés al agua”, pionero en nuestro país y que sigue en marcha en su centro. Admite pequeños matriculados desde los 0 meses y clasifica su aprendizaje en 7 niveles progresivos, los tres primeros hasta los 36 meses. lenoarmi.com/es/

Club Natació Barcelona. Ofrecen cursos de matronatación desde octubre a junio y programas intensivos de cara al verano. Organizan a los pequeños en grupos según sus meses de edad. cnb.es/

En Madrid

Baby Swim. Esta escuela de natación tiene más de 30000 alumnos y 20 años de experiencia. Organiza a los más pequeños en dos grupos, de 0 a 5 meses y desde los 5 meses a los 3 años. En su web ofrecen consejos para iniciar los contactos en el agua desde casa. www.natacion-bebes.es/

Natación Delfín. Además de clases de matronatación ofrecen clases de natación para niños acompañados de un monitor en exclusiva, lo que da mayor seguridad a los padres. www.natacion-bebes.es/

Mabuni. Organiza cursos entre semana y los sábados por la mañana para peques hasta 4 años acompañados de un adulto y en solitario a partir de entonces. Enfocan el aprendizaje desde una perspectiva muy lúdica.  www.mabuni.com

Autor: Laura Jiménez Villaverde Fecha de actualización: 04/05/2016